Friday, January 15, 2016

De la captura del Chapo Guzmán y de la privacidad


Hace unos días atraparon al fugitivo Joaquín Guzmán Loera, el Chapo. El Gobierno Federal se aplaudió la captura como si ganara la Copa Mundial de Futbol. Hubo aplausos y hasta el Secretario de Gobernación, cuando anunció el "tuit" del Presidente Peña (la captura del criminal), abrazó a propios y extraños en esa reunión y hasta el himno nacional se entonó. Vamos, que se les escapa un tipo de la prisión de mayor seguridad en el país y cuando lo recapturan, se felicitan por ser tan geniales.

Cabe decir que de acuerdo a informes de la Marina, se descubrió el escondite del Chapo por una denuncia anónima. Pero después salió el Gobierno Federal a decir que nada de eso, que fue un trabajo de "inteligencia" de meses y que por ende, se montó un operativo para allanar la casa y capturarlo. Curiosamente el Chapo escapó como una auténtica rata por una coladera, por el drenaje, pero nuestros marinos ya tenían planeada esa posibilidad. (Ajá). Finalmente el Chapo y su cómplice roban un auto, se meten a un hotel y ahí los atrapan.

Pero con esta mentirosa historia sobre la capacidad de los organismos de la inteligencia mexicana, sea lo que signifique la palabra "inteligencia" para el gobierno, apareció primero, un fragmento de una entrevista en video que hizo la revista norteamericana Rolling Stones con el ahora personaje más buscado del planeta. Y entonces nos enteramos que al actriz Kate del Castillo estuvo detrás del mismo. Aparentemente se contactó con el Chapo con la intención de que éste le financiara probablemente una película sobre la vida del maleante. Y como no va a estar feliz el Chapo, si Kate del Castillo ya entiende de los tejes y manejes de los narcotraficantes por haber interpretado a la Reina del Sur, una serie sobre precisamente este narcotema. Kate del Castillo, pobrecita, ya se instaló en el papel de la Reina del Sur. No tiene la más perra idea de lo que significa el mundo real del narcotráfico. No entiende que ahí pueden matar a quien sea por cualquier cosa o bien, torturarlo de las maneras más terribles. Pero no, ella cree que el mundo del narco es como grabar un capítulo idiota de esa serie. Kate del Castillo se parece en eso a María Félix, que le pusieron el mote de "la Doña", después de que hizo la película "Doña Bárbara", de Rómulo Gallegos, en donde la incipiente actriz -después diva del cine mexicano, pero grosera e impertinente, se instaló en ese papel de déspota que la hizo tristemente famosa.

El asunto es que Sean Penn estuvo también involucrado en esta entrevista de video al Chapo. Parece ser que a Kate y a Sean, los recogieron en alguna parte de Sinaloa y el hijo del Chapo los llevó en avioneta a no sé qué lugar. De ahí tomaron un transporte y sin problema alguno pasaron los retenes militares. Pero vaya, independientemente de eso, la entrevista es una apología al crimen y presenta a un sanguinario asesino como si fuese más bueno que el pan. No olvidemos que por culpa de ese señor han muerto muchas personas. No es un angelito del Señor, es un criminal pero claro, ante la muestra de una entrevista en donde el Chapo parece estar contento de poder codearse con la actricita de la TV, toda maldad parece desaparecer.

Yo dudo que sea una buena idea darle voz a un tipo como el Chapo. Creo que no se puede hacer esto. Antes los criminales se escondían, ahora dan entrevistas (alguien me dijo: antes los ladrones robaban, ahora piden votos). Ahora lo que tenga que decir el Chapo Guzmán es importante y lo es más porque Penn y del Castillo, personas de popularidad, estuvieron detrás del asunto.

Cabe decir que es válido que todo el mundo se busque un modus vivendi. Kate del Castillo estaba buscando que el Chapo patrocinara una película sobre él en donde los actores podrían ganar un buen dinero. Y seguro a eso fue Kate, pero para ello, tuvo que platicar vía mensajes de SMS con el famoso criminal. Y curiosamente ahora los medios nacionales transcriben las pláticas entre estos personajes (corrigiendo los errores de escritura de ambos), en donde el Chapo parece estar más que emocionado de poder conocer a la actriz en cuestión. Vamos, parece que quiere enamorarla incluso. No he leído toda la ridícula conversación pero de lo que vi me es claro que la dizque Reina del Sur le daba ciertas alas al Chapo como para tenerlo emocionado. La realidad es que nadie en su sano juicio -creo yo- buscaría tener una relación sentimental con un criminal, con un matón como lo es Guzmán Loera.

Pero nadie se ha preguntado ¿cómo es que el gobierno logró conocer estas comunicaciones? Porque finalmente son pláticas privadas entre los involucrados. ¿Cómo es que se hicieron de estos datos? Seguramente a través de las compañías que dan los servicios de telefonía digital pero... ¿no es ilegal hacer eso? O peor aún, ¿eso quiere decir que todos están propensos a ser vigilados electrónicamente por las autoridades mexicanas? Dicho de otra manera, ¿aquí las leyes de la privacidad no valen? ¿o cómo?

El tema del Chapo Guzmán, su "crush" con la actricita de poca monta, su entrevista de siete horas en video y su posterior arresto hablan de que nadie pretende poner orden en un país como éste, probablemente porque se está yendo a pique. No importa nada: demos voz al que mata, hagámoslo héroe popular. Aplaudamos a la estúpida Kate del Castillo seduciendo a un matón para su beneficio propio. Lindo país es éste. Me cae.

1 comment:

RiCARDO said...


Nadie había comentado nada sobre privacidad de comunicaciones personales antes de que lo hiciera la Morsa. Al parecer todos estamos expuestos a ser espiados por el gobierno.