Tuesday, January 05, 2016

De tarjetas de crédito


Hace unos tres meses pedí una nueva tarjeta de crédito al banco. Me dijeron que ahí mismo me daban el plástico. Pensé que se trataba de la tarjeta que Santander maneja sin anualidad, la cual creo llaman "free". Me dieron un gran sobre y como tenía prisa, lo metí en mi backpack sin siquiera mirar el sobre. Cuando llegué a casa vi que me habían dado una tarjeta American Express, lo cual me pareció mala idea. El asunto es que fui de nuevo al banco y les dije que esa tarjeta no me interesaba, que quería aquella en la que no se paga anualidad. Me dijo el empleado bancario que él sugería que me la quedara, que no pagaba anualidad el primer año. "Podría servirle" -me dijo- "para una emergencia".

Pero curiosamente me llegó unos días antes de que terminara diciembre, un sobre que pensé era mi estado de cuenta de mi tarjeta VISA, pero no, era de esta nueva tarjeta American Express, en donde venía un cargo por anualidad, que en resumidas cuentas ya con IVA era de unos 1276 pesos. Fui de nuevo al banco a cancelarla y la empleada que me atendió me dijo que se hacía por teléfono en la superlínea Santander. Hablé entonces y después del; protocolo conocido del menú interminable el banco, me atendió un empleado. Le dije que no pagaría la anualidad y además, le indiqué que quería también cancelar mi tarjeta VISA. Me preguntó la razón. Le contesté que la anualidad me parecía un robo literalmente. Entonces me dijo: "le puedo hacer un descuento del 90% en sus anualidades". ¿90%? (Cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía). Me pareció que era una buena oferta y le dije que sí. De m tarjeta VISA pagaré 67 pesotes por la anualidad (costo original: 670 pesos) y por la American Express (128 pesos).

Pero mi reflexión va por otro camino: ¿Cómo el banco puede hacer semejante deducción en este pago? ¿Es decir que si no reclamo hubiese simplemente que pagar 90% más de lo pactado finalmente y todos contentos? El banco (bueno, el empleado que me atendió), me dijo que lo hacían para mantener a los clientes, como un servicio extra. ¿Servicio extra? No entiendo. ¿Por qué no aplican ese descuento y listo? ¿Por qué solamente a petición del cliente?

En fin, sugiero que quien no quiera pagar estos cobros abusivos amenace a su respectivo banco con la cancelación de sus tarjetas. Quizás una vez en la vida salgan beneficiados.

No comments: