Monday, February 08, 2016

México, el país de la transa al nivel que se necesite


Leo en Proceso (en línea), el asunto de la boda de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, quienes se casaron como en los mejores cuentos rosas de "Cachirulo", en una fastuosa boda, en donde la pareja ya estaba literalmente destinada a convertirse, él, en el presidente de México y ella, en la primera dama del país. Era parte de una historia mediática perfectamente armada: la pareja hermosa, él un galán en todos los sentidos. Ella, la actriz de telenovelas. Un idilio de película. Pero todo esto parece tan falso como una moneda de tres pesos (porque de dos pesos sí hay monedas).

Aunque no soy católico, entiendo que ninguna mujer puede casarse por la Iglesia dos veces, a menos que haya una causa justificada para anular por ejemplo, su primer matrimonio o me parece que también cuando uno de los cónyuges fallece, entonces el cónyuge sobreviviente puede casarse de nuevo por la Iglesia. Aristegui y Proceso han señalado el contubernio del gobierno y el Cardenal Norberto Rivera, que es un rufián completo, para generar una "grave" trama eclesiástica política que le permitió a la actriz de Televisa y al entonces gobernador mexiquense concretar su enlace con un sinnúmero de “irregularidades” sacramentales.

Y es que para la señora Rivera -ahora de Peña, el casarse por la Iglesia debe ser algo muy importante. Es uno de esos ritos tan únicos en donde la Iglesia ha impuesto una serie de regulaciones para que este acto no se convierta en pachanga, para decirlo coloquialmente. El problema es que "la Gaviota" ya se había casado con el productor "el Güero" Castro, hermano de Verónica Castro, a todo esto. Cuando Angélica Rivera conoció a su ahora esposo, y quedó deslumbrada ante la figura de semejante personaje, no dudó en deshacerse de su anterior marido. Y la verdad es que tiene derecho: si se le acabó el amor, pues se diluye el vínculo matrimonial, cada quien por su lado y tan tan. Pero de ahí a volverse a poder casar por la Iglesia, como que iba a estar difícil.

El caso, para no hacer el cuento más largo, es que después de truculentas maniobras, este gobierno lleva sus tentáculos de impunidad incluso al Vaticano y siendo la figura quasi-presidencial la que andaba queriendo que le anularan el matrimonio anterior, vía una serie de artilugios, irrregularidades y mentiras, hizo que el Vaticano fallara a favor de los contrayentes y de nuevo, la señora Rivera se casaría de blanco, haciendo de esta historia un inicio idílico.

¿Y por qué cuento todo esto? Porque viene el Papa y con ello ha salido a la luz pública la investigación de Aristegui apoyada por Proceso, para desenmascarar todo el cúmulo de irregularidades, las cuales el Vaticano pasó por alto porque seguro la Gaviota quería casarse de nuevo por la Iglesia y además, era lo recomendable para que la historia de amor no se viese empañada por detalles burocráticos de la sede de la Iglesia católica.

Yo quiero creer que el Vaticano ahora está enterado de todo esto que hicieron los entonces contrayentes para lograr sus aviesos fines, porque esta nota ha salido en el periódico el País y en The Guardian, que no es poca cosa. Porque después de este asqueroso engaño a la Institución que es la Iglesia Católica, ¿no debería el Papa suspender su viaje en protesta por las acciones de esta sarta de tramposos y ponerlos en su lugar a todos ellos? ¿No sería lo digno? La Iglesia requiere de credibilidad, que la gente crea en las acciones que ejecuta, que si el Papa Francisco dice que el gran error de la Iglesia a su cargo han sido los casos de pederastía, pues que de verdad se tomen acciones. Pero no, vendrá y será un evento televisado por las cadenas nacionales que dirán todas las estupideces del caso, todos los lugares comunes y cuanta idiotez se les ocurra porque serán transmisiones largas y eventualmente se les acabará el rollo preparado y al improvisar sabremos el nivel de los locutores contratados para esta visita de Estado.

La lección la resumiría en lo siguiente: Para la impunidad mexicana no hay traba jamás. Harán lo que tengan que hacer para lograr sus objetivos. Hay momentos que no termino por entender que este es el México de la corrupción en pleno. Esta es solamente una de tantas pruebas.

2 comments:

Dacrux said...

no es tan sorpresivo tratándose del vaticano una de las entidades más deshonestas de toda la humanidad, o como se dice popularmente, en todos lados se cuecen habas, digo el papa viene con todos los gastos pagados y también sigue protegiendo pederastas que más da una boda arreglada.

Unknown said...

Pero ya dijo la gaviota y tres testigos de la anteror celebración con el wero castro que no sabían que era una boda, ahora resulta que esa gaviota no sabía que estaba casada pero le hicieron 3 chamacas, cuanto cinismo, y ese Perverto Rivera es de lo peor, pederasta asqueroso.