Wednesday, February 17, 2016

Se fue el Papa Francisco


Después de una visita de seis días, el papa Francisco finalmente abandonó el territorio nacional. Tuvo una agenda apretada. Visitó Ecatepec, Michoacán y Chiapas en el último día de su viaje a México. Y hay muchas cosas que decir al respecto. De entrada, es claro que todos los discursos, todo lo que dijo sobre el dinero, el poder y la riqueza, con todo lo que conlleva, no le hizo mella a nadie, y menos a los políticos que en un acto VIP y otro también, estuvieron recontrapresentes. Había que estar a donde los llamaran. Tenían que salir en las fotos y mostrarse de esa calidad y prestigio que les da el dinero, aunque en el fondo son unos ladrones disfrazados de diputados, senadores, funcionarios varios, etcétera, porque hoy por hoy el PRI nos ha regresado sin lugar a dudas a toda esa parafernalia digna del gran soberano, vamos, del gran dictador, haciendo que toda esta visita se viera como una especie de espectáculo mediático que a muchos no convenció.

Y es que miren, a pesar de que la religión católica pierde adeptos, estar frente al Papa y poderlo saludar es un evento que poca gente podrá disfrutar en su vida. Entonces, como la figura de este dizque Papa progresista (lo cual es tan falso como una moneda de tres pesos), parece muy mediática y sus gracejadas le caen bien a todos (bueno, ¿quién le haría el feo?), pues que venga a nuestro país suena una manera de olvidar a la población de la problemática nacional: un dólar a casi 20 pesos, recortes aquí y allá porque la crisis está llegando aunque el galancete de Peña se vista impecable y tenga como esposa a la ex-actriz de telenovelas.

La visita fue mediáticamente perfecta pero la raza no participó como cuando vino Juan Pablo II. En ese entonces para que el anciano Papa notara la devoción de su "México, siempre fiel", le organizaron en el Estadio Azteca un festín al mejor modo de Televisa. Cantantes aquí y allá aparecieron por horas y el pontífice agradecía todas esas muestras de afecto, aunque seamos francos, más de uno habría estado hasta la madre -literalmente- de aquel espectáculo al mejor estilo teletón, con infinidad de cantantes y bailarines, todos vestidos de blanco, color indispensable para sentirnos limpios, sin mácula alguna. Hoy, sin embargo, se puso al Zócalo capitalino para que se presentara el Papa Francisco y de unos 70 mil lugares, nomás se ocupó la mitad. Tampoco hubo gente desesperada por ver la pontífice y obviamente la información, las redes sociales imposibles de callar, ya hacen mella sobre lo que la gente piensa. Por ello mismo, el Papa argentino no tuvo el arrastre de Juan Pablo II y he ahí una probable razón.

Claro que por ejemplo, la Gaviota se lució con sus vestidos monísimos y novísimos y aunque la mujer es millonaria, seguramente no los pagó ella, sino el propio México. Se dijo que no se podía vestir de blanco, que rompía el protocolo. Déjenme decirles que hablamos de Angélica Rivera, la que finalmente se siente la mujer más divina, más perfecta y la que será la más infeliz por el resto de sus días cuando se acaben los seis años de Peña Nieto.

Pero obviamente este circo mediático tuvo un clímax en Chiapas, donde gobierna el cretino del Sr. Velasco, el cual se casó con la actricita Anahí, la cual estoy seguro, ya se siente la siguiente primera dama. Ella no se vistió de blanco para recibir al Papa, vamos que sabe que no está a la altura de la Gaviota, pero eso no optó para que no se tomaran las fotos del ridículo gobernador de uno de los estados más pobres del país y quisiesen repetir las mismas escenas que días antes se vivieron en el hangar presidencial.

Manuel Velasco -evidentemente, porque es un imbécil sin solución- mostró para qué sirve el poder. Y peor aún, mostró que en la visita del pontífice argentino hay dos clases de ciudadanos: los del poder político y el pueblo. Obviamente el poder político manda y todos los demás son de segunda. La siguiente foto es indignante y habla precisamente de lo que pasa en este país: los políticos, todos encumbrados, todos impunes, siempre se saldrán con la suya y jamás cederán un ápice de terreno porque al mexicano, le das la mano y se toma el pie. Mejor no les dejamos ni pensar.



Pero bueno, el Papa se fue y lo que haya dicho o no dejará las cosas igual que antes. Nada va a cambiar. Ni los malos se harán buenos ni los políticos dejarán de chuparle la sangre a este país tan generoso. Es ahí donde sigue demostrándose el jerarca de la Iglesia Católica como un ser humano y no como el representante de Dios, el vicario del Creador, nomás para que se echen ese trompo a la uña. No puede hacer milagros, no sabe más que invocar a los misterios sagrados (que por extrañas razones no se pueden resolver), a los pasajes de un libro francamente obsoleto como la Biblia, con más de mil años de existencia, y a decir discursos sobre la bondad, sobre la virtud de no caer en la tentación de la riqueza absurda... ejem... ejem... el Papa vive como verdadero rico... y por eso no importa lo que diga, su credibilidad es nula.

Queda pues hacer un balance de esta visita. Los políticos que ya están haciendo futurismo quizás piensan que Manuel Velasco tiene chances de continuar con la tendencia de Peña, casado con una mujer actriz, queriendo ser el modelo de comportamiento para muchos. Pero hay una cola de personajes que quieren entrarle a la carrera presidencial en el PRI, que está ahora tan fuerte: Manlio Fabio Beltrones, el gran capo de este país, Graco Ramírez (déjenme esbozar una sonrisa), amén de la enésima vez que el Peje se lanzará por Morena y ahora Ebrard o Mancera por el PRD ¿quizás?, además de los candidatos independientes como el cretinísmo de Pedro Ferriz de Con o Fernández Noroña, que bueno, siente que "puede ir con todo" para que la gente le apoye y que el Peje se dé cuenta de ello y renuncie a su candidatura para dársela a su seguidor. Ajá... Ah, y se me olvida el candidato del PAN que ni pinta como partido político ya...

Ahí está la caricatura pues del México en el que vivimos. No sé si reír o llorar.

2 comments:

Luis F. Buelvas T. said...

Plenamente de acuerdo. Vivo en Colombia y nuestro gobierno esta haciendo las gestiones para traer al Papa. Como quien dice al pueblo "pan y circo" para ocultar las tragedias sociales y económicas veniendole a la gente la idea que las cosas se las va a solucionar un ser etéreo e inexistente.

Este es otro mecanismo de los gobiernos para someter a los pueblos.

José María Leyva Cajeme said...

El hecho de que en ciertas misas papales acá últimamente como la que celebró el “papa Panchito”, adentro de la basílica de Guadalupe sólo dejen entrar, a la plana mayor del gobierno (incluso de la farándula) y clerical, e afuera quede la racilla recuerda los servicios religiosos del imperio, o los servicios eclesiásticos que en las Américas los visorreyes solían celebrar. En la Colonia la iglesia era oficialmente parte integral de los Estados virreinales, e si ahora todo ello se retomare, es porque quizá sea signo de que en el Estado mexinaco por ejemplo su carácter “laico” atrás lo han querido dejar (además de que hicieron reformas como la del artículo 24, que dicen que al Estado “laico” lo podría minimizar).

La UNAM donde usted trabaja, parte de ese presunto Estado fascista “católico” viene a ser, donde grande y más profunda desigualdad vienen a haber, pues mayormente los blancos hijos de extranjeros o los inmigrantes fuereños mismos apañan hueso, como el rector nuevo de esa universidad seguro hijo de padre español (peninsular o americano) y de madre con apelativo germánico que ¿de origen ioudaeus non podría ser?. Acordate académico que unos de la UNAM por ejemplo, avalaron el dictamen aquel de la explosión de un edificio de PEMEX según recuerdo, a pesar de que vsted mesmo dijo que ningún fuandamento “científico” venía a tener, o sea que de todos modos tienen que plegarse a los dogmas que dicten los políticos de más peso en el momento como en turno los del PRI por agora, y usted aunque se ponga medio criticón no puede ser tan contestatario porque sin trabajo e hasta sin doctorado tal vez se podría ver, ¿diga si no?.