Friday, September 28, 2012

Una batalla más contra Hiarcs para Palm

Hoy regresé a jugar contra el programa más fuerte de la Palm, el Hiarcs (*), que presumiblemente oscila entre los 2400 y 2500 puntos Elo (en la Palm Tungsten). En las dos partidas anteriores contra este software había logrado un difícil empate y una derrota francamente espantosa, en donde Hiarcs me sacrificó la dama para darme un terriuble mate en el centro. Noté que ChessTiger y ChessGenius ya son más dominables, valga la expresión. He aprendido a calcular con más cuidado y sin apresurarme demasiado.

He aquí la tercera partida contra Hiarcs:

Manuel López - Hiarcs 9.6 (Palm)
Defensa Petroff, ataque Boden-Kieseritzy, 7/13/2007

1. e4 e5 2. Cf3 Cf6 3. Ac4 Cxe4 4. Cc3 Cd6?? curiosamente ChessTiger juega igual. Como anoté en su momento, esta jugada parece muy deficiente porque encierra voluntariamente a las piezas negras. El alfil de c8 no sale, el de f8 sólo puede jugar a e7, pero si así lo hace, ¿a dónde irá la dama? 5. Ab3 Cc6 mucho mejor que 5. ... f6, como me jugó ChessTiger. 6. O-O Ae7 7. Te1 e4! Muy bien, nótese que regresa el peón, pero además, cambia el caballo de d6 e iguala la partida. Aquí se nota la diferencia de fuerza entre Hiarcs y ChessTiger, por ejemplo. 8. Cxe4 Cxe4 9. Txe4 d5 10. Te1 (tal vez 10. Te2 sería interesante) 10. ... O-O 11. d4 Af5 12. Af4 Dd7 13. Dd2 Ae4?! No parece la mejor. Aquí las negras empiezan a meterse en algunas dificultades. 14. Ce5 Cxe5 15. dxe5!? mejor que tomar con alfil. Con mi jugada el peón de d negro queda desprotegido. 15. ... Dg4?! muy dudosa. 16. Ag3!


Juegan las negras

y aquí Hiarcs tiene serias dificultades. Tendrá que entregar un peón sin compensaciones. 16. ... Dg6 17. f3 Af5 18. Dxd5 b6 jugada hecha sin pestañear siquiera. La máquina la jugó prácticamente de inmediato. 19. Dd2 Tal vez 19. Db7 sea mejor. Aquí decidí jugar pasivo, pero con peón de más, buscando cambiar las piezas para llegar a un final ganador. 19. ... Tad8 20. De2 Ac5+ 21. Af2 Dc6 22. Tad1 aquí me sentía mucho mejor. Las negras no tienen contrajuego realmente y tienen un importante peón menos. 22. ... a5 y en este momento decidí que era el momento de cambiar piezas y ganar el final con el peón de ventaja... y después de meditar por mis buenos cinco minutos, cometo un absurdo error que simplemente regresa el peón.


Juegan las blancas

23. e6?? Axe6 cuando me tomó con alfil me di cuenta que no iba a poder cambiar todo y llegar a la posición deseada. Yo había visto 24. Axe6 fxe6 25. Txd8 Txd8 26. Dxe6 Dxe6 27. Txe6 pero me doy cuenta que seguiría 27. ... Td1+ ganando. Quise simplificar porque me sentí muy superior y lo único que logré fue regresar el peón de ventaja, nomás porque sí. Era mejor 23. Rf1 y entonces sí la amenaza de e6 está latente. 24. Axe6 fxe6 25. Rf1 Txd1 26. Txd1 Axf2 27. Rxf2 e5! 28. Td3 e4 29.Tc3 Dd5 30. Dc4 Dxc4 31. Txc4 exf3 32. Txc7 fxg2+ 33. Rxg2 y aquí acordé el empate, ya que analizando con Rybka, la ventaja del blanco oscila entre 0.08 a 0.14.

___
(*) La foto muestra al creador de Hiarcs, Mark Uniacke.

No comments: