Tuesday, July 08, 2014

Ayúdate para que Dios te ayude


La foto que ilustra este artículo presenta el momento cuando la selección de Holanda anota el último penalty y se convierte en semifinalista al pasar sobre la aguerrida escuadra de Costa Rica. Quizás Holanda debió haber ganado en los tiempos reglamentados, pues empujó prácticamente todo el segundo tiempo y los dos tiempos extras. Tiros en el poste y un poco de suerte salvaron a los costarricenses. Sin embargo, el director técnico holandés hizo un cambio de último minuto: metió a su portero estrella, especialista en detener penales. Un grandulón que le detuvo dos tiros a los de Costa Rica.

Pero más allá de eso, la imagen mencionada es la que me llama la atención. ¿Por qué los costarricenses están de rodillas? ¿Por qué habrán pensado que podrían ganar si se arrodillan y le imploran a la divinidad por el triunfo que no pudieron obtener en la cancha? ¿Por qué tenemos que acudir a estos recursos sobrehumanos -si es que existen- porque con lo que tenemos nomás no podemos? ¿Y los holandeses? No, esos nunca se arrodillaron.

Es interesante ver que en los cuartos de final ganaron todos los favoritos. De nuevo se demuestra la fuerza de los mejores equipos y sí, hubo buenas intervenciones, como la de Colombia o la de Costa Rica mismo, pero no es suficiente. Para ganar una Copa del Mundo se requiere más. Y de nuevo se notó que estamos lejos los países chicos de lograr hacernos de una Copa Mundial.


En nuestros países latinos muchas veces pensamos -equivocadamente- que "ya nos toca", como si el ganar una Copa Mundial, o una medalla de oro en una Olimpiada, dependiese de una extraña justicia divina qu,e por alguna razón, no se hace presente en muchas ocasiones. Y curiosamente, cuando a algún deportista le sonríe la suerte, o su propio esfuerzo, y se hace de un premio, no le damos a la divinidad un ápice de crédito en la consecución de la meta.

Lo voy a decir de otra manera: en ajedrez hay un adagio que dice "ayúda a tus piezas para que ellas te ayuden". Y esto probablemente viene de algún adagio más popular aún: "ayudate para que Dios te ayude". Dicho de otra manera, me parece lamentable, de pena ajena, esta demostración de Costa Rica en la fase de finales.

13 comments:

J.S. Ortiz said...

Hay libertad de culto afortunadamente. Cada quién puede creer y decir cuanto le venga en gana siempre y cuando no afecte a nadie.

Yo también creo que no depende de una autoridad divina, no sé dónde leí que en su mayoría los holandeses son ateos o que no tienen religión, pero no creo tampoco que dé "pena ajena". Más respeto.

J.S. Ortiz said...

Hay libertad de culto afortunadamente. Cada quién puede creer y decir cuanto le venga en gana siempre y cuando no afecte a nadie.

Yo también creo que no depende de una autoridad divina, no sé dónde leí que en su mayoría los holandeses son ateos o que no tienen religión, pero no creo tampoco que dé "pena ajena". Más respeto para todos por igual.

Morsa said...

Como hay libertad, J.S. Ortiz, yo digo lo que pienso, con todo respeto.

Si los costarricenses quieren creer que hincándose van a ganar el partido, pues allá ellos.

Yo solamente muestro algo que nos caracteriza en muchos casos y que de verdad, no ayuda en nada para hacer las cosas mejor.

PAGE said...

los holandeses nunca han ganado una copa del mundo... ¿será por falta de arrodillarse?

Shalim said...

Con los mexicanos estuvo peor.

En los partidos a veces se persignaban.

Y en el penal de la muerte se veía que los de la banca rezaban religiosamente.

Es triste que tales supersticiones se vean a estas alturas del siglo XXI.
Pero reflejan mucho al pueblo, que a último momento depende de supersticiones (ave maría dame puntería dicen en los exámenes), antes que depender de un esfuerzo previo y consciente.

Morsa said...

PAGE,

Hay en lógica algo llamada la navaja de Occam. Funciona así: cuando hay más de una explicación a un hecho, la más simple suele ser la correcta.

Aplicándolo en este caso: en lugar de pensar que no hay justicia divina (digo, tres veces luchando una final por parte de Holanda), ¿qué tal pensar que el rival fue mejor, estuvo mejor preparado? Por ejemplo.

PAGE said...

Por cierto, que la derrota de los ticos se debio a que el otro equipo estaba mejor preparado, tenia mejores jugadores, etc no es una explicacion mas simple? Hacerla de "psicoanalista" brujo que "adivina" el pensamiento (motivaciones, oraciones, etc) de los costarricenses (y de muchos otros que ni conoce pero "nos caracteriza") por una sola imagen parece mucho mas compleja... sobre todo porque yo no vi que los ticos se dedicaran solo a hincarse en sus CINCO partidos. Especialmente esos en los que le ganaron a campeones del mundo.

¿que tiene que ver que perdieran con que crean en una divinidad y se hinquen?

Una explicación simple de su entrada es que le molesta que la gente exprese sus convicciones religiosas. Quiza ha de pensar que solo los perdedores hacen eso. Quiza hasta le moleste que haya gente con convicciones religiosas ¿será?

aca hay otros que se hincan mucho... y como ganan tambien. Otros que no se hincan tanto (o nada) tambien los hay.

Morsa said...

Page,

A ver, los ticos no sé si se hincaron en otro partido. Lo que sé es que para los penales hicieron eso. Yo no le hago al psicoanalista y sólo pinto lo que veo desde mi perspectiva, la cual no es única ni inamovible. Me parece evidente que se hincaron porque a falta de jugar mejor que el rival, ahora perdían que la divinidad les ayudara. Si tú crees otra cosa, pues muy respetable.

En mi opinión sí tiene que ver, respondiendo a tu pregunta, porque demuestran que ante la impotencia de ganar por ser mejor equipo, buscaban el milagro, que la divinidad les ayudara, etcétera.

En México pasan muchas veces este tipo de cosas. De ahí que tengamos esa expresión de la esperada justicia divina, la cual no aparece. No se gana porque "ya nos toca". Se gana por estar mejor preparados, por jugar mejor, por muchas razones. No se gana por invocar a la deidad. Me parece un recurso lastimoso en cualquier caso.

Morsa said...

Y me olvidé: yo no car4acterizop a TODOS los ticos. Solamente a lo que vi. Si te quedó el saco, Page, pues muy tu problema.

Juan Llaca said...

Coincido con las voces que consideran que es mejor una buena preparación que las cien mil aves marías. Igualmente cierto es el hecho de que los latinos (españoles e italianos inclusive) dan en elevar plegarias ante situaciones donde la presión parece rebasarles. Es un tema cultural. En el fondo quizá le piden a sus deidades mas bien que el contrario cometa un error.

PAGE said...

Se lo explico de otra forma...

El estudiante que no estudia y responde al "ave maria dame punteria" o el borracho pendenciero que juega a la loteria esperando que "la justicia divina le sonria" sin hacer nada son comparables y demuestran actitudes (que no me gustan) lastimosas.

Nadie daba nada por los ticos y aun asi le plantaron cara a cinco selecciones mejores que ellos ESFORZANDOSE y (me atrevo a decir) que ejecutaron una estrategia perfecta para llegar hasta los penales contra Holanda, que era donde tenian más chance de ganar. Pero al final fallaron. HICIERON todo lo que sus capacidades le permitieron.

Su comparación/analogia/conclusión es simplista, superficial y prejuiciosa. Porque como bien dice "no vio los otros partidos" y seguro ni entiende de fútbol. Pero le bastó ver una foto o unos segundos de los penales cuando se hincaban y sesudamente concluyó "ayudate para que Dios te ayude", "estan esperando que Dios meta los goles por ellos..." o el tipico "con esa mentalidad en estos tiempos no se gana".

Estoy de acuerdo en que hay que preparse para ganar. No se gana por invocar a la deidad como tampoco se pierde por invocarla (pero usted misteriosamente ciegamente cree lo contrario).

Lo unico que a usted parece molestarale es que otros expresen sus afectos religiosos.

Por cierto, vio ayer como en los penales ganaban los argentinos que se persignaban mientras los que "nunca se arrodillan" fallaban los penales...? supongo, que esa mentalidad en algo les ayudó.

Aveces, es de valientes expresar opiniones propias en primera persona del singular en vez de refugiarse en "la bola" del plural. A quien le quede el saco.

Por cierto, me agrada su blog. Saludos!

Morsa said...

Si los ticos hicieron la chica, si jugaron como nunca y llegaron a finales, el arrodillarse para mí tiene las connotaciones que puse. Si no lo crees, muy respetable tu opinión. Y no dije que esperaba que Dios metiese los goles que los ticos no metieron. Lo que me parece extraño, curioso y además, lamentable, es arrodillarse, porque es una petición implícita de ayuda a la deidad. Lo que ellos no pudieron hacer en la cancha no lo va a hacer nadie más. Y la justicia divina no existe, porque si fuese así, Holanda debería ya ser el campeón.

En mi opinión ni se gana ni se pierde por invocar a la deidad. Ese no es el punto. El punto es invocarla para que te ayude en el trance. Eso es lo que me parece lamentable.

Por cierto, que los holandeses no se arrodillen y fallen sólo demuestra que la deidad -si existe- no le interesa el futbol o ayudar a quienes la invocan. Vamos, que es como una superstición. ¿o no?

Jorge Sanchez said...

Me parece que desafortunadamente por tradición el futbol y las creencias de religiosas están muy ligadas, evidentemente lo que crean no afectara en absoluto el resultado, solo los ayudará a unirse como grupo yo mi equipo y dios estamos juntos en esto. de esto es el menor de los males el futbol esta tan incorrecto como lo corrupto que es México y otros paises "en desarrollo"