Tuesday, November 11, 2014

De la impunidad cotidiana


Este México nuestro cada vez duele más. Vemos por ejemplo, el caso de Ayotzinapa, con un sinfín de errores, datos falseados, hechos supuestamente confirmados que solamente generan más dudas. Vemos a un Murillo Karam que quiere verse como eficiente pero que cada vez que enfrenta a los medios de comunicación sale con certeras teorías de lo que ha pasado con los 43 normalistas desaparecidos, pero que nadie finalmente cree. Ahora, por ejemplo, parece que la detención de los Abarca en el DF fue un montaje y además, curiosamente, con esta captura -siendo estos personajes los principales sospechosos del ilícito- el caso tendría que haberse resuelto, pero ahora está más confuso. Suena francamente desesperante creer que 43 cuerpos fueron incinerados y que sólo quedaron uno que otro hueso. Como si incinerar cuerpos se hiciese fácil y rápidamente.

Aparte de ello, Enrique Peña Nieto y su linda esposa, la pareja más bonita de latinoamérica a nivel presidencial, ahora está viajando por China, en donde ya se han tomado N fotos, se han vestido con ropas muy de la China y han posado para las cámaras como si estuviesen en un festejo. Lástima que aquí el país está que arde y el presidente mexicano se da vuelo en una visita que francamente ni siquiera es necesaria. Y bueno, ni hablar de la comitiva que lleva el mandatario. Aparte de montones de personas que quién sabe cuál es su labor, la primera dama lleva a us equipo de maquillistas. No importa lo que cueste. La señora es la primera dama y debe verse bonita. ¿Que lo pagan los mexicanos? Que lo paguen. ¿Quién les manda querer una cotizada actriz local como primera dama?

Pero fuera de estas menudencias, sale a la luz pública la casa que supuestamente es de Enrique Peña Nieto y de "la Gaviota". Una mansión de 7 millones de dólares aproximadamente, que a decir de Presidencia, la Sra. Rivera de Peña Nieto, pagó de su propia bolsa porque ella es muy solvente. Resulta que es la primera vez que una actriz de Televisa gana tan bien. Y se los digo con los pelos de la burra en la mano. Mi tía era Marga López y jamás, ni remotamente, pudo hacer en una carrera de más de 60 años, una fortuna como la que Angélica Rivera ha gastado en la casita que se le ha encontrado en las Lomas.

Pero miren, no importa eso, porque el pueblo mexicano es tan tonto que cree que la versión de Presidencia puede ser verdadera. No importa que crean o no, porque en la impunidad todo se vale. Mentir es parte del vivir cotidiano de estos políticos ladrones, porque no tienen otro nombre. Tener ochenta y tantos millones de pesos implica que tienes un estilo de vida que permite mantener semejante mansión. Vamos, que tu cuenta en el banco debe ser mayor a eso, indudablemente. Mantener una casa que cuesta esos millones debe ser harto costoso pero de nuevo, no importa, la Sra. Rivera o bien, su ahora esposo y presidente de este país, con su sueldo de 150 mil pesos por mes, podrá solventar los gastos de esa bonita mansión.

¿Cómo es que Presidencia se atreve a afirmar que la Sra. Rivera se pudo comprar esa casa con su trabajo en la televisora que siempre estuvo, sean los años que haya estado ahí? Misterio... Bueno, ni tanto, porque simplemente esto tiene un nombre "impunidad", que probablemente los personajes mencionados vean como "envidia de otros por lo que tenemos legítimamente." Y claro, eso de legítimamente es un eufemismo, por si no lo habían notado.

Y el tema es ése: la impunidad que puede sobre todas las cosas. Tenemos a Romero Deschamps, que es capaz de presumir relojes costosísimos y regalarle a su hijito un coche de 2 millones de dólares. No hay quien siendo líder de los petroleros pudiese ganar tanto dinero, a menos que robe. Y todos sabemos que es un ladrón, pero qué le vamos a hacer, así es este país.

La que se debe estar muriendo del coraje es la maestra Elba Esther Gordillo, porque por pasarse de lanza la agarraron y la encarcelaron, amén de haberle quitado N propiedades pero peor aún, haberle quitado el acceso al dinero de la educación en México. "Es un ejemplo que pone el Gobierno de este país para demostrar que nadie es impune". Lástima que una golondrina no hace verano, porque aparte de los ya citados, tenemos a "Napo", el líder de los mineros, que parece ser que se robó la friolera de 40 millones de dólares y se ha refugiado en Vancouver Canadá, aunque probablemente pueda ya regresar a México porque si mal no recuerdo, tiene un amparo que lo protege de todo mal.

Y por eso este país se está yendo al caño, porque la impunidad de unos pocos, que hacen alarde excesivo de este mecanismo, sólo demuestran que es tonto el que actúa decentemente, es un idiota que merece ser un pobre diablo. Aquí la impunidad tiene patente de corso en este país y el que no la aplica pues merece todo lo malo que le pasa.

Por eso nada va a pasar con el escándalo de la mansión de la Sra. Rivera, o con el avión de 8 mil millones de pesos para el bonito presidente. Nada le va a pasar a Romero Deschamps o a "Napito". Nada le pasará a Montiel aunque Madrazo, su compañero de banca (otro rufián impune), le haya sacado sus trapitos al Sol para sacarlo de una contienda presidencial en donde quedó en tercer lugar por no decirlo último. Pero a Madrazo qué le importa, si su impunidad llega hasta Berlín para hacer trampa en una competencia como el Maratón, ahorrándose 10 kms que los demás corrieron pero él no. ¿Ven? Por eso estos alemanes no dan una, porque ni utilizan este bonito mecanismo que hace de la impunidad casi un acto religioso.

Así las cosas en este México que de verdad, se está cayendo a pedazos.

No comments: