Tuesday, November 18, 2014

Entre la indignación y el coraje



Acabo de escuchar a dos personajes relevantes en el país, al presidente Enrique Peña Nieto, en uno de sus tantos discursos donde está indignado por las imprecisiones que los medios han hecho sobre la casa que su esposa, Angélica Rivera, "la Gaviota", tiene en la Lomas, con un valor de unos 7 millones de dólares. Dice el bonito y galán presidente que le ha pedido  su esposa que haga las precisiones de rigor para que todo quede aclarado y que no haya la mínima sombra sobre el patrimonio que se ha forjado la ahora primera dama de este país, porque todos sabemos, así nos dijo Enriquito, ha trabajado ella muchos años y desde luego, tiene los recursos para hacerse esa construcción por sus propios medios.

Peña Nieto estaba enojado e indignado. Porque miren que armarle este pancho cuando se va a China a trabajar por nosotros, por el país que tanto ama, pues habla de una ingratitud del pueblo para con él que nomás no. Pero en beneficio de la transparencia, su mujercita nos explicaría en poco tiempo, la verdad sobre su casita en las Lomas. De verdad, ¡qué ingratos somos los mexicanos!

Y no pasó mucho tiempo que sale la Sra. Angélica Rivera Hurtado, la gaviota, la dueña de las quincenas de Don Enrique Peña, a hablar públicamente respecto a su casita. Se le nota indignada, con coraje, enojada. Pero eso no quita que hable con firmeza y muestre unos contratos millonarios. No sólo eso, dijo que ha trabajado en Televisa por 25 años y que para el 2010 pagó a Hacienda la friolera de 37 millones de pesos, de unos 120 millones que ganó. ¡Vaya danza de millones!

Déjenme interrumpirla un momento, Sra. Rivera... porque sabe, no le creo una palabra. Porque usted no es la diva de México como para exigir esas cantidades de las que habla por lo que sabe hacer. Usted es una de tantas actricitas de televisa, y no ha sido ni remotamente la gran actriz de este planeta, no nos hagamos tontos. Chance y le creería una fortuna como la que ha mencionado si fuese María Felix, pero no La Gaviota, por favor. ¿Dijo que trabajó 25 años en televisa? Mi tía, Marga López, trabajó toda la vida en esa empresa. Era una de las grandes del cine  mexicano, de la época de oro. Y le digo algo, Sra. Gaviota, jamás, ni remotamente, pudo hacerse de esas cantidades que usted maneja con una soltura envidiable.

Pero sigamos... ah, nos avisa que tiene además un departamento en Miami, que seguramente habrá costado un par de millones de dólares. Claro, producto de su trabajo. Y además, todo por los hijos, ¿verdad? Mde pregunto cuánto dinero gana su ex-marido el güero Castro, porque si usted que es una más de las actricitas bonitas de la televisión gana millones y más millones, pues su ex debe haberse hinchado en dinero. Y claro, eso habla de algo más grave: ser artista parece ser la gran profesión donde se habla de millones cuando todos a duras penas hablamos de cientos de pesos, pero claro Televisa es la fábrica de sueños y de mentiras, porque le vuelvo a decir, Sra. Rivera, no le creo nada.

Vamos a ver la reacción de los medios después de su anuncio televisivo. Vamos a ver si alguien se tragó su absoluta mentira. Vamos a ver quién termina más indignado y con coraje: ustedes, que parecen hablar de millones como si fuesen cacahuates o bien, la mayoría de los mexicanos que en muchos casos no tienen qué comer o en su mayoría, vive al día. Vamos a ver...

No comments: