Monday, July 13, 2015

¿Cárceles de máxima seguridad?


El escape del narcotraficante denominado popularmente como el "chapo" Guzmán, ha puesto en tela de juicio a todo este gobierno. Para la mayoría de los mexicanos esta fuga es increíble, es francamente imposible de creer. Vamos, hay muchas dudas sobre cómo se puede construir un túnel de 1.5 kms. sin que nadie se dé cuenta, el cual aparentemente, pasa por debajo de la cárcel y que según entiendo, llegaba hasta la propia celda del delincuente. ¿Puede de verdad construirse una obra de eta naturaleza sin que nadie escuche nada en una cárcel de alta seguridad, la máxima que hay en este país?

Pero más allá de todas estas dudas y "sospechosismo" ya cotidiano de los mexicanos, es claro que con la tecnología podría -si se quisiese- controlar a los delincuentes. Hoy en día con cámaras de video, con dispositivos que deberían llevar los delincuentes en sus cuerpos sin podérselos quitar, podrían tener control de todos los movimientos de los internos. Hoy en día, con toda esta electrónica digital, con todos estos sistemas RF, por ejemplo, con los sensores de movimiento, etcétera, un sistema de control de reclusos es más que factible y aún lo es más si se trata de estos personajes que se consideran los más violentos criminales que hay en el país.

La cuestión, queda claro, es que el Chapo supuestamente se fue por un túnel (que habrá que ver si de verdad existe), el cual se construyó poco a poco (¿con cucharitas, o cómo?) y nadie alrededor de la cárcel de máxima seguridad se dio cuenta ni de llegada de camiones que se llevaran la tierra desplazada (al menos unos 300 camiones, según cálculos de algún periodista), ni de movimientos sospechosos y menos de posibles ruidos extraños que bien se habrían generado por trabajadores haciendo el supuesto túnel.

Las preguntas se agolpan y mientras Peña Nieto sigue paseando por Francia y recibiendo condecoraciones ridículas, es evidente que su gobierno es lamentable y se cae a pedazos. No es fácil ya parar el descontento, el cual en las redes sociales es más que evidente, pero que desde luego, tiene que tener nerviosos a los políticos de este país. México está pasando a un grado mayor del surrealismo que ni Kafka habría concebido. La fuga por sí misma es imperdonable (palabras del mismísmo Peña), pero ¿de qué nos extrañamos? En este escape hubo toda clase de complicidades y mucho dinero de por medio. No existe otra explicación a este evento y es claro que este vergonzoso gobierno lo que hará es hacer mutis o decir, "ya me cansé", porque dudo siquiera que den la cara.

1 comment:

José María Leyva Cajeme said...

Según algún documental que vide sobre Pablo Escobar Gaviria, el gobierno colombiano le vino a matar, porque él non quiso pactar con el mesmo gobierno, y éstos apoyaron a otros capos que el lugar de Escobar pudieronse apañar.

Haciendo un análisis comparativo, en estas tierras paralelos se pueden encontrar, desde que apañaron a Rafael Caro Quintero, que munchos años en la cárcel vino a estar, hasta que hace poco fue liberado, y poco después dizque a “El chapo” después que se había fugado sospechosamente vuelven a capturar, sólo para que después de un año más o menos, salen con que se volvió a “escapar”.

Esta nota le invito a mirar:

http://mexico.cnn.com/nacional/2013/10/21/el-cartel-de-tijuana-contemporaneo-al-de-sinaloa

Un fundador del cartel de Guadalajarra, con los del cartel de Tijuana era familiar, que a su vez eran amigos de Juan Jesús Posadas Ocampo, de entre quienes parece que a algunos incluso solíales confesar:

http://mexico.cnn.com/nacional/2011/05/25/el-cardenal-posadas-queria-denunciar-al-crimen-organizado

El obispo según andaba denunciando, que los gangster con el gobierno del Salinas se iban aliando, pero su denuncia tal vez sólo quería buscar, el quitar a los que estaban haciéndose con el poder quizá ligados a “El chapo”, para que los viejos narcos ligados a la familia de los Arellano Felix en Jalisco y a Rafael Caro Quintero sus actividades pudiesen continuar.

La primera “fuga” de “El chapo” ocurrió en tiempos de un gobierno panista, y la última fue con uno priísta, o sea que ambos partidos (que se dice están aliados y detrás está Carlos “El pelón” Salinas) nexos con “El chapo” parecen evidenciar. E otras evidencias de relación del gobierno con grupos de narcos, se vio en su actuación contra las autodefensas de Mechuacán, y eso no lo invento yo pues lo digo en base a testimonios de compas como aquel Hipolito Mora y el doctor Mireles que decían que el gobierno no hizo nada realmente pa’ a los narcos aplacar.

Este corrido le invito a escuchar:

https://www.youtube.com/watch?v=GBN9NN6iFPQ

(Este queda ad hoc por la nueva “fuga” de “El chapo Guzmán”, de quien que si alguna duda se podía entrever, de que tiene algún trato con los del gobierno, agora con esa huida inverosímil más evidencias de ese acuerdo para mi podrían haber. ¿Por ventura el record de “El capitán fantasma” ya Guzmán lo ha superado?, y quizá como dice el corrido que sobre dicho “capitán” le he citado: ¿si llega al infierno “El chapo” un escape a la gloria podría hacer?.

Pero resultó que “El capitán fantasma”, según un filme 7 veces se fugó, y “El chapo” todavía non lleva todas esas, o sea que el record del “capitán” aún non rompió. Creo que el único record, que ha roto, es el de Chucho “El roto” que sólo una fuga exitosa en San Juan de Ulúa logró hacer).