Friday, July 24, 2015

Esos revolucionarios de sillón, los nuevos jueces

Las redes sociales, en particular Facebook, se han convertido de pronto en protagonistas de todas las causas justas. Por ejemplo, muchos están en contra de los experimentos con animales, pero si les mordiese un perro del cual no pudiesen saber si tiene rabia, el procedimiento médico sería inyectarle a un ratón parte de la saliva del animal (que se encuentra en la herida que provocó). Si el ratón muere, entonces el galeno procederá a inyectar los antirrábicos al paciente humano. Y ahí no diremos nada.

Si hablamos de zoológicos, pues muchos dirán que es inhumano tener a los animales encerrados y probablemente lo es, pero en muchos casos, los zoológicos son los santuarios y la última esperanza de muchos animales. Y pasa lo mismo con los acuarios, particularmente en donde hay ballenas "asesinas", orcas. Dichos centros de diversión (y de investigación animal), están en la picota de las redes sociales después del documental Black Fish, en donde se denuncia el maltrato a esos animales marinos y las consecuencias que esto ha tenido. No importa y tampoco les interesa a estos jueces de sillón de Facebook si esos centros han estudiado a dichos animales y si se ha aprendido algo de ellos. Simplemente es inadmisible que en pleno siglo 21 existan estos dizque acuarios en donde se explota a los animales.

Buscamos que los seres humanos sean nobles, amables con los demás animales. Es claro que no somos los reyes de la creación y de alguna manera los otros animales merecen vivir. Pero no decimos nada de ello cuando nos zampamos un filete con papas, ¿verdad? Porque pues sí, tenemos que alimentarnos ¿o no? Y no hablamos de cómo se manejan los animales en un rastro porque les aseguro, no quieren ver cómo se tratan a los animales en esos lugares. Ignoramos a propósito lo que nos parece vergonzoso pero que hacemos cotidianamente. Como obviamente cuando vamos al supermercado no vemos cómo han matado al animal, entonces compramos parte del mismo ya empacado y listo para ser cocinado. Y no nos sentimos mal por ello.

Y si vamos a otros ámbitos, resulta que si la Selección Mexicana de futbol gana de manera mañosa frente a un rival de pena ajena como Panamá, entonces hay quien le quiere reclamar a Guardado por no fallar el penal, como esperando que su ética le dé para que arroje la pelota afuera. Y sí, es claro que nadie quiere ganar haciendo trampa, pero un profesional tiene que hacer su trabajo. Cuando el holandés se tiró en la Copa Mundial contra México, y le marcaron penal, nos desgarramos las vestiduras con eso de #NoFuePenal, pero el que cobró el tiro de castigo hizo lo que tenía que hacer. El futbol es muy injusto en esos términos. Muchas decisiones equivocadas de un árbitro pueden cambiar la suerte de un partido y los jugadores profesionales tienen que sacar ventaja de si lo que marca el árbitro los favorece. En ajedrez, si el rival comete un error burdo pierde. Nadie anda perdonándoles los errores a los contrarios. El deporte es así. Asúmase y listo.

Pero no, lo que pasa es que en las redes sociales todos los que escriben sobre el tema que sea se sienten perfectos, sin mancha alguna. Son modelos de rol y todo lo que dicen parece venir de una lógica y ética intachable. Aunque esos mismos personajes en el mundo real no se comporten como quieren hacernos creer cuando escriben en Facebook. En fin, cada vez las redes sociales me parecen más lamentables.

5 comments:

Leopoldo Caballero said...

Al terminar de leer el post, me surge la siguiente pregunta: ¿La Ética es subjetiva? Me viene a la mente, porque parece que el post defiende la postura de que algo puede ser o no ético, dependiendo de si quién defiende dicha postura lleva su vida con Ética o sin ella. Trataré de ponerlo en analogía.

Si soy un fumador de 10 o 20 cigarros al día, y le comento a alguien que fumar es malo. ¿Mi comentario deja de ser verdadero porque yo no lo sigo?

Quede pues estas líneas para seguir generando más contenido al respecto.

Morsa said...

La ética no necesariamente es objetiva, pero claramente contiene una serie de valores que la hacen más deseable en términos de principios para las personas. Eso es lo que pienso.

Si tú fumas (sea 1 o 100 cigarrillos) y le comentas a alguien que fumar es malo, tu comentario no deja de ser verdadero. Lo que parece absurdo es que pienses así y sigas metiéndote humo en los pulmones. Como que no hay coherencia entre las acciones y lo que piensas.

No sé si me explique.

Tot Pendragon. said...

Esto de la ética ya me gustó, el relativismo ético es algo mucho muy interesante e importante, sobre todo en occidente y mucho más en las redes sociales...pero , bueno, personalmente creo que en algún momento se tiene que llegar a un punto donde las cosas ya dejen de ser así de relativas, algo debe ser malo y bueno sin importar los puntos de vista ¿no?...aunque supongo que los principios de cada quien tenga debe ser lo más importante.

¡Espero que este blog siga creciendo!

José María Leyva Cajeme said...

Los de las redes sociales dudo que estén volteando el orden social, eso no le quita el poder a la elite blanca, de la que vsted es parte, por ejemplo a pesar de los supuestos “activistas” en pro de los animales cuando se les hincha a los de la elite matan jaurías de perros cimarrones como lo hizo el Mancera cuando les acusaron a los pobres canes de asesinos de “humanos”.

Y qué tal las evidencias de que la elite hace lo que se le pega la gana y manipula los medios a su antojo, ya que desde que se quiso hacer verbi gratia la discusión para ver si se podía darle autonomía a los pueblos de “indios” dentro de la legislación, en los medios empezaron a denostar los “usos y costumbres” de los naturales diciendo que son machistas por pagar dote por matrimonio, para demostrar que son unos “salvajes” y no pueden autogobernarse y sólo los blancos los pueden mantener en “orden y policía”, pero aunque el presunto pueblo ioudaeus de vuestra merced también pague dote por los casorios naiden dice que los judíos son machistas y venden a sus mujeres. Y en la fabricación de esa leyenda negra del machismo y venta de féminas por la dote de los “indios” (como si la “gente de razón” no fuese machista y no tuviese otras formas de vender mujeres como las sus mafias de tratantes de blancas por ejemplo) participan tanto medios comerciales como los “culturales” públicos, ya que incluso he oído cómo le han dado difusión a esa lenyenda negra adversa a los indianos algunas panelistas invitadas al programa Diálogos del Canal Once donde participa su cuñada Fernanda Tapia de conductora, e ciertamente la autonomía pa’ la pueblos de naturales non se ve llegar, o sea que la elite blanca de “miércoles” siempra termina imponiendo sus criterios, son los reales “superhombres” como diría Nietzsche por su condición aristocrática y definen la moral, ellos deciden quiénes son los “buenos” y quiénes los “malos” (e por cierto si “El gavioto” admira tanto a Hispania y a sus reyezuelos, como se vio agora en su vista a estas tierras, ¿por qué no les imita en lo de dejar comunidades autónomas como verbi gratia las de vascos y catalanes?, y acá según se sabe históricamente la Corona concedió en la otrora Nueva España autonomía para las repúblicas de indios de estas tierras que se terminó con la creación del actual Estado mexinaco en el siglo XIX, o sea que eso de las comunidades autónomas es en la “cultura” hispana una añeja tradición y da vergüenza que los españoles americanos o “criollos” que hoy gobiernan acá sean peor de fascistas que los hispanioles de su “madre patria”).

Y agora sí los mexinacos, a una final de fú’bol pudieron llegar, gracias a penales muy ad hoc: ¿conociendo a los mexinacos no habrán podido la mano del arbitro gringo “untar”?. A ver si la “trolliza” mexinaca, con ese humor “genial”, vuelven a llenar la internet, con “memes” de “no era penal”, que no es el primer partido, que ganan en forma tal. Y aunque los tortolos parezcan “peleados” (los mexinacos y americanos), el arbitro que les puso en la final, es paisano del Donald Trump: están hechos tal para cual. Con razón los mexinacos amargados por la frustración, nomás andan buscando a quién joder, pos saben que aún sus “éxitos” raquíticos, sólo a la mala los pueden obtener.

José María Leyva Cajeme said...

Y agora que finalmente un campeonato “ganaron” los mexinacos, pareceme que fue de un modo que ya antes he advertido: aquel cuando “triunfó” uno de sus presidentes, de quien ciertamente no deben quejarse por decir “haiga sido como haiga sido”, pues tal para cual están hechos, siempre han tenido los soberanos que han merecido.