Sunday, July 05, 2015

Efectos de las redes sociales


Las redes sociales son, ya lo he dicho antes, un reflejo de lo que somos, de nuestros miedos, de nuestras capacidades, de lo que somos y de lo que quisiéramos ser. Claro está, en ello nos pintamos de cuerpo entero en la ignorancia pública, la cual podría eliminarse si no fuésemos tan flojos y decidiéramos abrir Google para ver si los datos que se nos presentan en Facebook son reales. Así, vemos que alguien pone un video de un teléfono Samsung, al cual le quita una calcomanía que trae la pila del mismo y embebida en la calcomanía está un chip, y advierte que con ello los gobiernos nos vigilan. Y poca gente se va a investigar a Google en donde aprendería que lo que hay en la pegatina de la batería más bien una antena de proximidad y no un chip que espía nuestras conversaciones.

Cada año, en las redes sociales se promueven un montón de tonterías. Hacen incluso peticiones para que el "piojo" Herrera se presente ante la cámara de Diputados para explicar por qué la selección mexicana de futbol no le gana a ningún equipo, o bien, cientos y cientos de Internautas mandan invitaciones para jugar Candy Crush o cualquier otro juego de moda (parece ser que el juego de la granja ya está perdiendo fuerza). Toda esta tecnología muchas veces se usa de las maneras más banales y que conste, no quiero decir que todo deba de ser solemne, el problema es que nos hemos ido como sociedad al otro extremo, es decir, el de las tonterías, el anti-científico, etcétera.

Pero a pesar de todo, las redes sociales, que las hacemos todos muy bien sentaditos en nuestras sillas frente al monitor de la computadora, de pronto empiezan a permear en ciertas situaciones públicas. Por ejemplo, en los últimos años en Facebook se ha hablado mal de la iniciativa del Teletón, que lleva ya 15 de años de pedirle dinero a la gente cada fin de año sin falta, en donde se recaudan unos 500 millones de pesos. Y hay mucha gente en contra porque por años, Teletón no entregaba recibos por los donativos recibidos. Se ha dicho que Azcárraga y Televisa hacen un pingüe negocio, etcétera. Pero más allá de si es verdad o no todas las cosas que hace mal el Teletón, es claro que el rechazo se debe no a la idea de los centros de rehabilitación, sino a que ya la gente está más que cansada de casas millonarias para el Presidente y su gaviota, o el saber que de nuevo hubo un desfalco a las arcas públicas, etcétera.

Y todo esto permea contínuamente. Por ello, este año pasado teletón tuvo muchos problemas para "alcanzar la meta" propuesta de donativos. Y salieron Carlos Loret de Mola, Eugenio Derbez, entre muchos de los que hablan en el evento Teletón, para pedir dinero y que no liguemos nada de esto con los problemas de los gobernantes porque al fin y al cabo, los que terminan por padecer son los niños con discapacidades. Desde luego que nadie puede creerle a todos los lamebotas de Televisa, digan lo que digan.

Pero ante la dificultad de que la gente done para el sistema teletón, el propio organismo ha lanzado una campaña mediática en espectaculares de la calle que dicen algo así como "Caenos cuando quieras". De pronto, teletón saca una página: teletonabierto.org, con la cual dice, están dispuestos a resolver nuestras dudas e incluso, mostrar sus estados financieros (que una vez pedí y que nunca me quisieron dar). Vamos, el asunto es finalmente que ya a la organización del teletón les pegó lo que en las redes sociales se dice y por ello, se decidieron a hacer algo.

En mi opinión, la idea del teletón puede ser buena, pero choca con lo que el Estado está obligado a hacer, que es dotar de la infraestructura para la salud de sus ciudadanos. Y es una obligación a la cual no se puede renunciar pero que los medios como Televisa, para darse sus baños de pureza, organiza dos días de recolección a modo privado, porque finalmente el Gobierno es inútil para cumplir con sus obligaciones.

Así pues, aunque las redes sociales están llenas de gente pasiva, que no sale ni a la esquina pero que se da el gusto de descalificar a otros por lo que sea, al menos ha tenido influencia para entender que es de vergüenza que televisa y Co. le sigan pidiendo a la gente dinero para sus campañas mediáticas sobre lo bueno que son.

No comments: