Wednesday, September 07, 2016

Los absurdos de Change.org



Dice Wikipedia: “Change.org Inc. es una organización o corporación constituida legalmente como persona jurídica cuyo negocio incluye la venta y prestación de servicios mediante envíos masivos, listas de correo electrónico y servicios derivados. Change.org además actúa como blog y lugar de acogida libre y pública de peticiones por internet de carácter cívico, reformista, social y en general reivindicativo del cumplimiento de los derechos humanos aunque en él tienen cabida todo tipo de peticiones”.

Change.org es, en principio, una plataforma para hacer cualquier petición.


Y el mecanismo funciona así: Cualquier entra a la página de Change.org y escribe una petición, que puede ser tan banal como “Pongan más basureros en el Parque México” o bien “Lucha contra la homofobia desplegada contra el personaje X”. Y entonces la gente entra y firma de forma electrónica la petición a la que se hace eco.

Se deben juntar un número de firmas y asumo que esto entonces se manda a los interesados, para que sepan que hay una petición al respecto. El volumen de firmas haría suponer que podría dar más peso a que una petición sea analizada y aceptada.

Cuando una petición tiene éxito, Change.org en su página le llama “victoria” e incluso, pone las llamadas “victorias destacadas”, como pueden ser: “Los michoacanos dijeron NO al reemplacamiento vehicular”o “¡Autorizaron el uso de cannabis medicinal para Alina!”.

Pues bien, una petición que empezó a tener firmantes fue la de pedir que sacaran a Nicolás Alvarado de TV UNAM. No había mucho movimiento en la cantidad de firmantes de esto pero cuando el personaje en cuestión escribió un artículo en contra de la música del cantante recién fallecido Juan Gabriel, inmediatamente empezó a crecer el número de firmas. No sé si llegaron a la meta buscada, pero Nicolás Alvarado no soportó la presión y presentó su renuncia a TV UNAM, que fue aceptada por el Rector.

Y éste es el punto crítico: ¿Puede una petición como la publicada contra Nicolás Alvarado, que era más producto de que a mucha gente este señor le cae mal, le es antipático, con o sin razón, debería siquiera ser publicada en Change.org? ¿No está entre los lineamientos de Change.org el publicar peticiones por internet que sean de carácter cívico, reformista, social y en general reivindicativo del cumplimiento de los derechos humanos? ¿El aceptar la petición contra Alvarado no va contra el derecho de cada ser humano a expresar su opinión sin cortapisas? ¿Qué le da derecho a Change.org a apoyar semejante petición?

Y entonces, he estado esperando que salga alguien de Change.org a decirme qué pasa. Quisiera saber cuándo van a anunciar en su página web esta “victoria” porque lograron “correr” de su chamba al periodista mencionado.

Y que conste que por Twitter he esperado el anuncio. Les he escrito todos los días esperando ver cuándo se van a expresar los de Change.org sobre el tema. Supongo que deberían decir que ha sido una “victoria notable”, quizá. En mi opinión, la petición de quitar a Nicolás Alvarado solamente colaboró con el descontento que se tenía del este señor, que se amplificó cuando escribió su lamentable artículo acerca de Juan Gabriel.

Pienso que Change.org no debe usarse para denostar a nadie y el hecho de que hayan dado paso a la petición habla del absurdo de semejante organización. Por eso creo que no son capaces de contestarme porque bien saben que el siquiera haber permitido que la petición apareciese en su portal es una afrenta a la libertad de expresión. Por eso no dicen nada. Simplemente esconden la cabeza como avestruces, a ver si así se nos olvida.

Vamos a ver si tienen la cortesía de responderme.

No comments: