Wednesday, September 15, 2010

Aumentos a los energéticos


En este país, experto en simulacros, los energéticos suben cada mes. La gasolina, por ejemplo, sube 8 centavos por litro cada primer sábado de mes y Hacienda ha dicho que esta medida es para eliminar el subsidio al combustible y para poner a la gasolina en competencia con los precios internacionales, por ejemplo, Estados Unidos.

Acabo de leer que ya en México la gasolina "magna" es ya más cara que en Estados Unidos. Hacienda a dicho que seguirán los aumentos y yo me pregunto: ¿Hasta cuándo? Porque es claro que mucho muy por encima del precio internacional el combustible no podrá subir, ¿o si?

Pero en este México en donde todo se simula, en donde el gobierno esconde una y otra vez con palabras mentirosas todos sus fallos, nos dicen que los precios de los combustibles tienen que homologarse con los del extranjero. Y a mí me parece muy bien, pero con ese mismo rasero, ¿por qué no homologan los valores de los salarios mínimos para hacerlos igual al de los Estados Unidos? Ahí no dicen nada. Ahí no hay nada que homologar. Cabe recordar que el salario mínimo de los norteamericanos es unas 8 veces el salario mínimo en México. Pero ¿homologar salarios mínimos? ¿A quién se le puede ocurrir semejante burrada?

Así pues, siendo México un país petrolero, hallamos que a pesar de esto, la gasolina no nos sale más barata. Claro, hay que considerar que el país dejó de refinar el petróleo y por ende, estamos hasta importando gasolina al país. Ridículo. Calderón, el presidente de este país, por otra parte, intentó una reforma energética y después de todos los vaivenes políticos, se logró que se echara a andar la construcción de una refinería. Para cuando ésta empiece su construcción quizás no haya ya petróleo que refinar en el mundo.

Pero nada de esto importa: Hoy empiezan los festejos del bicentenario y que nos suban cada mes -hasta que se cansen- los energéticos, que el país viva este clima de matanzas, de narcos, de inseguridad, que finalmente nos mientan con los argumentos más absurdos sobre el uso de los recursos que el Gobierno ha puesto en su petición de ingresos como son, por ejemplo, los programas de combate a la pobreza, bandera que se ha ondeado una y otra vez, asumo que con la intención de llamar a nuestra compasión y así entonces, nos conformemos con los impuestos que nos han obligado y que desde luego, jamás piensan quitar.

Así pues, con todo esto atrás, no entiendo eso de gritar ¡Viva México!

No comments: