Monday, September 06, 2010

Los gastos ridículos del bicentenario


Para muchos de nosotros, los mexicanos, el bicentenario simplemente no debería festejarse, pues en este país no hay realmente nada que festejar. De hecho, parece evidente que hay un Estado fallido, que la delincuencia gobierna y que la inseguridad es cosa cotidiana. Pero todo esto no parece importarle al Gobierno Federal, que ha decidido gastar más de mil trescientos millones de pesos en esta fiesta conmemorativa.

Si somos estrictos, cumplir 100 años, 200 años, 123 años, no tiene mayor diferencia que el tiempo transcurrido. Pero por alguna razón el sistema decimal impone gustos y cumplir 99 años no es lo mismo que 100, o 201 años, lo mismo que 200. Son como cifras emblemáticas, por decirlo de alguna manera, y por ende, se hace más ruido en estos festejos que en números que no resultan cómodos por sencillos, quiero creer.

Así, hemos ya visto algunos desfiguros: la "Canción del Milenio", de Aleks Syntek y Jaime López, que no parece haber gustado mucho al "respetable", a pesar de lo que le habrá costado al Gobierno pagarles por este tema a estos artistas. Si creen que fue poco, solamente tengo el dato de una amiga, que trabaja en estos asuntos de los festejos del bicentenario, y a mi pregunta de ¿cuánto le pagaron a Syntek y López? sólo contestó: "no te puedo decir, morsa".

Otros gastos que rayan en el desperdicio es el que se está haciendo para que en el Zócalo se presenten unas pantallas gigantes, las cuales mostrarán videos alusivos a estas fiestas. Los costos ascienden a unos 400 millones de pesos.

Y por si esto fuera poco, acabo de recibir en el buzón de la casa una bandera mexicana, regalada por quienes organizan estos festejos. Aparentemente todas las casas de este país recibirán una bandera como la que me llegó a mí. ¿Cuánto costará esta puntada del Gobierno? ¿Nos hará mejor mexicanos el tener una bandera de nuestro maltratado país? ¿Nos volverá mejores como ciudadanos? Pero nada de eso importa. Lo que importa es festejar.

Pero más allá de estas reflexiones me queda alguna más grave: ¿habrá habido licitación pública para la confección de tantas banderas? ¿o se habrá dado a un fabricante de manera discrecional? Lo mismo podría preguntarse sobre la canción de Syntek/López. ¿Se hizo licitación para ver quién escribía semejante canción? ¿o se lo dieron -los jefes de este festejo- a los que se les ocurrió en un momento de inspiración? Y estas preguntas son relevantes, porque si se dio de manera discrecional faltan a la ley. Porque favorecen a unos por encima de otros y entonces entramos en el tema de las influencias, de las "palancas", de la corrupción y de todos estos bonitos temas ya añejos de este colorido país.

Yo lo que me pregunto es por qué nadie de los medios, nadie que tiene acceso y que quizás es líder de opinión, pregunta públicamente quién decide y cómo, lo que se va a gastar en el bicentenario. Porque parece que nadie tiene interés en que se sepa el costo de la linda fiestecita que nos están armando los del Gobierno Federal, quizás con la intención de que se nos olviden todas estas plagas que nos persiguen por la falta de control de un gobierno que simplemente no sabe qué hacer en este país.

1 comment:

Sergiomex said...

Morsa: Además las medidas de la bandera que están distribuyendo no son las que legalmente debe tener ni el escudo está centrado... Dicho de otra manera, están infringiendo la ley. Habrá algún castigo para ello? y a quién se lo aplicarían?, al que las hizo, al que las mandó hacer? al que las autorizo? A QUIÉNNNN? ALGUIEN ME PUEDE CONTESTAR?