Thursday, June 07, 2012

Nada nuevo bajo el sol


El ajedrez es un juego único y no sólo por su complejidad. Es probablemente el único juego de mesa que tiene tal cantidad gigantesca de bibliografía y en dodne además, se tienen registrados los encuentros y así se pueden generar referentes de las partidas. Por ello sabemos cuando una jugada nunca antes se había hecho, pues si no está consignada en las bases de aprtidas, en la bibliografía del ajedrez en el mundo, entonces asumimos que es una "novedad teórica", aunque muchas de ellas no resulten tan exitosas. Hoy en día hay tanta información que a veces las novedades teóricas empiezan más allá de la jugada 25. Es francamente notable cuanto se ha jugado el ajedrez y cuanto se ha analizado.

En lo que se refiere al medio juego, es evidente que las combinaciones en ajedrez se repiten. Ya los seres humanos nos hemos dado cuenta precisamente de que hay temas muy claros: clavadas, diversión, doble jaque, jaque al descubierto, jaque doble al descubierto, etcétera. Y tenemos libros de autores que han coleccionado posiciones donde los temas combinativos se repiten (por ejemplo, 1001 Combinaciones y Sacrificios Brillantes, de Fed Reinfeld, Ed. Bruguera), en el cual se ven posiciones desde las más simples hasta las más complejas. Este tipo de libros de ejercicios de táctica es una obligación para cualquier jugador que quiera progresar. No podemos pretender hallar por nosotros mismos todas las posibles combinaciones. Es como pensar que voy a llegar a definir por mí mismo la ley de la gravitaicón de Newton, o las leyes de la termodinámica. Si otros ya han pensado estas cosas, pues saquemos provecho de ellos, además de necesitar menos tiempo para comprender lo que en muchos casos llevo años de sesudos trabajos.

Y esto viene a cuento porque estuve viendo la partida entre Lasker vs Bauer, de 1889, en donde el que fuera Campeón Mundial de Ajedrez hiciese una maniobra que ahora resulta casi elemental de ejecutar -si los elementos en el tablero están planteados. Observémosla:


Lasker, Emanuel - Bauer, Johann Hermann
Amsterdam 1889

1. f4 d5 2. e3 Nf6 3. b3 e6 4. Bb2 Be7 5. Bd3 b6 6. Nf3 Bb7 7. Nc3 Nbd7 8. O-O O-O 9. Ne2 c5 10. Ng3 Qc7 11. Ne5 Nxe5 12. Bxe5 Qc6 13. Qe2 a6 Aquí Lasker juega 14. Nh5 Nxh5 

Lasker - Bauer
Amsterdam 1889
Juegan las blancas

15. Bxh7+! Sacrifica el alfil para romper las defensas del negro en el flanco rey 15. ... Kxh7 16. Qxh5+ Kg8 17. Bxg7! y ahora destruye ya totalmente el enroque enemigo. La combinación se puede dar porque si se observa, el negro tiene sus fuerzas lejos de la defensa del rey y entonces, no llegará a rescatar al monarca del furioso ataque concebido por Lasker 17. ... Kxg7 18. Qg4+ Kh7 19. Rf3 e5 única 20. Rh3+ Qh6 21. Rxh6+ Kxh6 22. Qd7! y las blancas capturarán un alfil. Es claro que esto es parte de la combinación, o mejor dicho, una secuela de las debilidades de la posición negra. Después de esto, Lasker gana con mucha facilidad. 22. ... Bf6 23. Qxb7 Kg7 24. Rf1 Rab8 25. Qd7 Rfd8 26. Qg4+ Kf8 27. fxe5 Bg7 28. e6 Rb7 29. Qg6 f6 30. Rxf6+ Bxf6 31. Qxf6+ Ke8 32. Qh8+ Ke7 33. Qg7+ Kxe6 34. Qxb7 Rd6 35. Qxa6 d4 36. exd4 cxd4 37. h4 d3 38. Qxd3 1-0
Esta combinación, conocida por primera vez gracias a esta partida, ya es un tema común en la táctica ajedrecística, y muchos jugadores probablemente habrán logrado ganar.

Observemos a Judit Polgar, por ejemplo, ejecutar la idea de la partida Lasker-Bauer, frente al excampeón mundial Anatoly Karpov.

Judit Polgar - Anatoli Karpov
7th Essent (Holanda) 2003

1. e4 e5 2. Nf3 Nf6 3. Nxe5 d6 4. Nf3 Nxe4 5. d4 d5 6. Bd3 Be7 7. O-O Nc6 8. c4 Nb4 9. Be2 O-O 10. a3 Nc6 11. cxd5 Qxd5 12. Nc3 Nxc3 13. bxc3 Qd6 14. Rb1 b6 15. Re1 Be6 16. Bd3 Rae8 17. Rb5 Na5 18. Rbe5 Nc6 19. R5e2 Bd7 20. d5 Na5 21. Ne5 Bf6 22. Bf4 Bxe5 23. Bxe5 Qxa3 24. Re3 Qc5 y aquí Judit ve el mismo patrón que Lasker alcanzó a ver en su famosa partida:  

 Polgar, Judit - Karpov, A.
7th Essent (Holanda) 2003
Juegan las blancas

 25. Bxh7+! Kxh7 26. Qh5+ y las negras abandonan sin esperar 27. Bxg7 y mate de inmediato con la torre. 1-0. Hasta Karpov fue víctima de esta simple combinación.


Cabe decir que parte del éxito de la combinación es usar ambos alfiles para romper la defensa de peones del enroque enemigo y después maniobrar rápidamente con la torre para dar el mate en las columnas abiertas.

Una idea similar, aunque no la misma, me ocurrió en 1979, en un torneo en el desaperecido Club Pomona. He aquí la simpática partida:

López, Manuel - Guzmán, Marco
Torneo "Baden Baden" (Club Pomona), 1979

1. d4 Nf6 2. Nf3 d5 3. c4 e6 4. Nc3 c5 5. cxd5 exd5 6. dxc5 Bxc5 7. e3 Nc6 8. Be2 O-O 9. O-O Bf5 10. Qb3 Nb4 11. Nd4 Bxd4 12. Qxb4 Be5 13. Qxb7 Rb8 14. Qxa7 Ng4 15. g3? y aunque la combinación no es idéntica a las dos partidas anteriores, es claro que hay temas en común. 15. ... Nxh2! 16. Kxh2 Qh4+ 17. Kg1 Bxg3 18. fxg3 Qxg3+ 19. Kh1 

López, M - Guzmán, M.
Torneo "Baden Baden" (Club Pomona), 1979
Juegan las negras

19. ... Rb4 20. Rf4?? (única para intentar salvar la partida era 20. e4 Rxe4 21. Bf4 Rxf4 22. Rxf4 Qxf4 23. Rf1 Qh4+ 24. Kg1 d4 25. Rxf5 Qg3+ 26. Kh1 Qh3+ 27. Kg1 dxc3 y las negras tienen ventaja) 20... Bh3 y el mate es imparable. Las blancas abandonaron 0-1.

Así pues, si se estudia la táctica ajedrecística, si se hacen muchos ejercicios sobre las diferentes temáticas combinativas en ajedrez, hallaremos que no hay nada nuevo bajo el sol.

No comments: