Saturday, October 27, 2012

Del radicalismo en México


Hace quizás una semana, uno de mis programas favoritos de Canal 22, "La Dichosa Palabra", se preesentó, si no me falla la memoria, en la Feria del Libro que se llevó a cabo en el Zócalo capitalino. Fue un programa que se realizó desde ese recinto, quizás porque el medio ambiente era propicio: ahí coinciden escritores y lectores.

Sin embargo, pasó algo: un grupo de manifestantes decidieron boicotear el programas y armaron una serie de consigans que gritaron cuando el programa se estaba llevando a cabo. No sé los detalles pero aparentemente el objetivo de sus críticas era Nicolás Alvarado, personaje que además de salir en este programa, aparece en el noticiero "Primero Noticias"  de Carlos Loret de Mola, en Televisa, cada mañana.

Parece que a Nicolás le gritaron de todo: Vendido, lambiscón y hasta asesino (¿?). Esto es precisamente por trabajar en Televisa. Creo que el programa se suspendió. Todo esto no lo pude ver, pero me lo contaron.

La cuestión es que aparentemente -después del probable fraude en las elecciones (con todas las irregularidades que esto conlleva)- hay mucha gente descontenta y por ende, buscan expresar esto con actos como el que aconteció al realizar el programa de TV del 22. Televisa -desde luego- es prácticamente la maldad personificada y por ende, cada empleado también lo es. De hecho, hace poco leí que la empresa televisiva pedía a sus empleados que en actos públicos evitaran portar su gafete o mostrar que trabajaban ahí, en un claro mensaje que hay mucho radical suelto que no entiende de argumentos y razones, y que si no está uno con ellos, entonces está en contra.

Mi problema con Nicolás Alvarado es que sale demasiado en televisión, como una especie de icono de la cultura. Es mi percepción evidentemente y aunque me guste o no que aparezca tan seguido a cuadro, es claro que el hombre está haciendo su propia lucha por la subsistencia. Si a Nicolás Alvarado lo contratan en diferentes medios y puede hacerlo, y le interesa esta exposición mediática, ¿por qué decirle que no? A nadie le cae mal tener más ingresos ¿o me equivoco?
 
Nicolás Alvarado trabaja para Televisa, pero no necesariamente tiene que estar con esa empresa y coincidir en todo lo que hacen. Como muchos de nosotros trabajamos en otras instituciones y compañías y no necesariamente estamos de acuerdo con todas las políticas que se tienen en las mismas.

Todo este episodio es muy lamentable. Que haya ocurrido en un evento donde se presta atención a la cultura, a los libros, a las letras, es francamente deplorable y lo único que habrán logrado es que La Dichosa Palabra, como otros programas, decidan no arriegar y mejor hacerlo en sus estudios.

He aquí la respuesta de N. Alvarado en video sobre este hecho:



8 comments:

emiliano said...

Pues lamentablemente, el pais se desmoroma y los problemas se agudizan, el hecho de trabajar en esa televisora -aunque reconozco que uno tiene que ganarse el pan - todo aquel que sea parte de la empresa estara salpicado de la suciedad y manipulacion de la que vive cada dia. Me parece que fue un exceso el hacer eso a la dichosa palabra, y en especial a Alvarado.... pero? tal vez ese sea el camino para arreglar las cosas de una vez?

Morsa said...

Emiliano, no veo que estas protestas sean una manera de arreglar nada. No hay diálogo, no hay forma de armar una discusión. Vamos, decirle "asesino" a Nicolás Alvarado porque simplemente hay gente que no esté de acuerdo con que trabaje en esa empresa me parece una idiotez y un exceso. Así no hay manera de armar diálogo alguno.

Desde luego que la problemática es muy compleja y coincido que este país se está desmoronando. Televisa no piensa perder lo ganado y por ello toda esa campaña para terminar en el resultado electoral que a ellos favorece. Y de la misma forma los políticos hacen lo mismo.

emiliano said...

Pues ese es precisamente el punto Morsa, el discurso oficial de "debe de haber dialogo, se debe discutir se deben de usar las vias legales" bla bla bla, tal vez ya quedaron pequeñitas e inoperantes ante los problemas de corrupcion, abuso y niveles de delincuencia que existen en el pais. Ya viste lo que paso con el movimiento bien intencionado como el "yosoy132, algunos muertos, algunos desaparecidos, porque ellos si querian "dialogo". otro ejemplo el reciente fraude electoral, que debio ser anulado pero el trife, solo desecho y beneficio a los de siempre, DIGO eso fue escandaloso. Por ultimo, gritos de consigna NO SIRVEN para nada, el punto es que tal vez es tiempo para acciones mas dinamicas. El caso de Alvarado, es digamos, solo una pequeña muestra del descontento y frustacion en una buena parte de la poblacion.

Morsa said...

Concedo, Emiliano, pero el punto no es irse contra alguien que su única culpa es trabajar para televisa. Habría que irse contra Azcárraga y toda esa pandilla.

Jorge said...

"...Pues lamentablemente, el pais se desmoroma y los problemas se agudizan..."

De ser así: ¿Porqué me estoy haciendo rico?

(Sarcasmo OFF)

Como siempre un saludo.

Jorge Alberto.

Octavio Agustin said...

La imagen del ouroboros viene a mi mente.

Manuel "el ruso" García said...

Quihubas tocayo:

No vivo en México desde octubre de 2003 e ignoro si ya entonces Alvarado era el petulante de anteojos de arillos blancos (si pretende hacer de eso su marca, como Marta Chapa con sus manzanitas, pobre de él), pero estuve, por cuestiones laborales cinco veces en México entre 2009 y 2011. Vi al Alvarado en el canal 4, y me pareció un excelente ejemplo de alguien leído e ilustrado y a la vez profundamente gris. Quien abre la boca para opinar de todo, incluyendo temas que ignora, debe saber que corre un grave riesgo: decir idioteces. Ahora me entero que Alvarado pretende ser el ajonjolí de todos los moles. No resulta una conducta para ganar simpatías.

Esto fue en lo personal. En lo institucional, pues si trabajas en una institución que posiblemente sea uno de los más grandes lastres nacionales, es de esperarse que seas criticado. Y si la institución de vuelve figura pública, serás criticado en público. Lo de "asesino" por supuesto es desproporcionado, pero se da dentro de la atmósfera cargada que dejaron las elecciones, y en eso los medios electrónicos también llevan su responsabilidad. No están para armar diálogo alguno, sino para avasallar informativamente.

Un saludote

Morsa said...

de acuerdo con todo lo que dices, Ruso. Lo suscribo.
saludos
Manuel