Friday, February 17, 2017

Los gasolinazos que no se cumplen


En los primeros días de enero de este 2017 el gobierno empezó con el tema de la liberación de los precios de las gasolinas, que a su entender, estaban subsidiadas y eso simplemente no podía ser. Así, nos aventaron un prime "gasolinazo" de unos 2 pesos (10 cvs. de dólar) por litro, lo cual hizo que la gente se enfureciera.

Los primeros días del gasolinazo hubo saqueos, bloqueos en carreteras y esto se multiplicó en todo el país. Por primera vez quizás, el pueblo le respondía a Peña y su gobierno por la medida. Tardó unos días en salir nuestro carismático presidente a decir que "la medida era dolorosa pero necesaria y además, que él sabía del enojo y frustración de los mexicanos", pero no cambió nada. No bajó la gasolina. Nada pasó. Pero el asunto no quedó ahí. Se siguieron bloqueando gasolinerías y era evidente que nadie, pero nadie, estaba contento. Finalmente, si sube la gasolina, sube todo.

Cabe señalar que el gobierno, en uno de sus actos tan fuera de tiempo, empezó a decir que no se podían quitar los impuestos especiales a la gasolina porque de esos dineros salían los presupuestos para un sinfín de tareas del gobierno. Así, salió el imbécil de Nuno, el de la SEP, a decir que se recortarían programas educativos si se bajaba el precio a la gasolina. El Dr. Narro, quien estuvo en la rectoría de la UNAM por 8 años si mal no recuerdo y que ahora es el de la Secretaría de Salud, dijo que programas de salud sufrirían si se bajaba el precio del petróleo. Es decir, no le sirvió de nada a Narro estar en una institución emblemática y guerrera como la UNAM para terminar siendo el mejor soldadito del PRI. Algo francamente de pena ajena.

Se supone, desde luego, que la reforma energética iba a hacer entrar a las marcas estadounidenses pero por alguna razón eso no ha pasado y entonces el precio de los combustibles, que supuestamente estaría calculado de acuerdo a una fórmula, al aplicarse, esta daría el nuevo precio. En la fórmula en cuestión están los impuestos especiales, el IVA, el costo de la gasolina, el transporte, el valor del peso vs. dólar, etcétera. Pero curiosamente, toda esta fórmula no la sabe aplicar nadie más que el secretario de Hacienda, el cual podría decirnos a todos cómo se hace el cálculo y todos podríamos saber de qué tamaño será el siguiente gasolinazo.

Pero no, el gobierno pone fecha al gasolinazo pero lo inhibe. Y entonces ahora explica que mueve el valor de los impuestos a la gasolina para que el precio se mantenga exactamente igual que antes, aunque antes dijo que eso no se podía hacer porque afectaría a los programas sociales. Y ahora es más gracioso aún, porque salió un inepto funcionario del gobierno a decir que eso de mover los impuestos en los combustibles es "práctica internacional común", ajá. Es claro que ante la respuesta ciudadana en todo el país, no quieren enfrentar más enojo porque podría ser peor. Me queda clarísimo que el gobierno sabe eso, y entonces, por segunda ocasión, ha decidido (aunque se confirma en un par de horas después de haber escrito esto), que no habrá cambios en los combustibles pero ojo, tampoco los van a bajar un centavo siquiera.

El asunto es que este problema del precio de la gasolina es una papa caliente. El gobierno de pronto se dio cuenta que la cosa se puede poner fea si aumentan la gasolina aunque sea un centavo. La gente redoblará su esfuerzo, cerrará gasolinerías, carreteras, habrá más saqueos, etcétera y todo esto se le puede ir de las manos al gobierno más fácilmente de lo que imaginan. Por ello tal vez, deciden simplemente mantener el precio buscando que la gente vea que las cosas no cambian a ver si disminuye la presión ciudadana.

Pero este gobierno no ve más allá de sus narices. Eventualmente tendrá que ponerle un nuevo precio a la gasolina y es claro que no será a la baja. ¿Y entonces? ya veremos lo que pasa, porque es de una obviedad pasmosa que el antecedente de las protestas podrá escalar y el que menos quiere que pase eso es el gobierno.

El gasolinazo es como en ajedrez la frase de Aron Nimzowitsch: "Es más fuerte la amenaza que su ejecución". El escenario actual es interesante porque habla de un gobierno inepto, que decide implementar medidas para liberar el precio de los combustibles (haciendo esto un año antes de lo programado originalmente), y ahora enfrenta un espantoso temor porque nadie esperaba la respuesta de organizaciones, ciudadanos, de la gente en general. Habrá que estar al pendiente de lo que ocurra en las siguientes semanas.

No comments: