Wednesday, May 09, 2018

Las mentiras cotidianas del gobierno



No cabe duda que desde hace muchos años, los gobiernos se han especializado en un tema: mentirle a los ciudadanos. Empecemos, por ejemplo, con el asunto de la Casa Blanca de Peña. Fue tal el escándalo al respecto que presidencia mandó a la esposa del presidente a decir que ella, con los millones y millones que le había pagado Televisa por sus fantásticas actuaciones, había juntado suficiente dinerito para comprarse semejante mansión. En una de sus peores actuaciones ante las cámaras, la "Gaviota", nerviosa, con dificultad para no explotar, trataba de convencer al respetable y obviamente no lo logró. Entonces presidencia hizo su segundo movimiento: puso a un fiscal especial para que viera si había o no intereses de conflictos entre la casa blanca y el presidente. ¿El resultado? Predecible. ¿Qué se puede esperar de las conclusiones de un funcionario que es puesto directamente por el presidente? Vamos, una charada más de este inútil mandatario. Hay que decir que esto es un primer ejemplo. Antes, en otros gobiernos, los mandatarios en su momento dijeron cosas como "defenderé el peso como un perro"... Y la devaluación llegó. Y así las cosas.

Hoy leo que el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Miguel Messmacher Linartas, indicó que el costo de las gasolinas seguirá dependiendo del precio internacional del petróleo y del tipo de cambio. No, pues vaya novedad. El funcionario salió a decir esto porque la gente está viendo que ya la gasolina está llegando a 20 pesos por litro y no parece haber manera de detener su aumento. Este señor Messmacher puntualizó además, que "depender{a de cómo se vayan moviendo los determinantes internacionales del precio de las gasolinas". Y entonces hizo esta sesuda afirmación: "Podremos observar movimientos al alza, pero también a la baja". Es una mentira disfrazada de supuesta verdad. La realidad es que la gasolina ha ido aumentando considerablemente. Sí, sube 20 centavos el litro un día, baja 2 centavos al día siguiente y esto Hacienda, me imagino, lo ve como una prueba contundente de "ven, sí baja".


Miguel Messmacher Linartas

Pero claramente hay una preocupación porque aunque el gobierno diga que no controla el precio internacional del petróleo, sí le mete un impuesto, el IEPS, que es de más de cinco pesos. Y por eso la gasolina es tan cara, porque por litro hay que pagar de impuestos al gobierno el 25% al menos, por cada litro. Entonces, para dar un hálito de esperanza al ciudadano, dijo este señor de extraño apellido que "existe un margen para contener el aumento de las gasolinas, ya que en el proceso de transición se estableció un mecanismo de flexibilización en la Secretaría de Hacienda, que implica que parte de la fluctuaciones internacionales se reflejarán todavía en movimientos de la tasa de IEPS". Traducción: como la gasolina sigue aumentando, tendremos que recaudar menos con el IEPS antes de que se nos salga de control esto, que es lo que realmente están diciendo.

Pero nada de esto es suficiente en el catálogo de mentiras del gobierno. Por ejemplo, el funcionario destacó que la reciente presión de los precios de las gasolinas se relaciona con el conflicto entre Irán y Estados Unidos, por lo que "aún falta ver si la tendencia al alza de los combustibles es un factor temporal o permanente". Es decir, echémosle la culpa al conflicto entre las partes internacionales que sean, porque eso -quiero creer que creen- les da credibilidad a sus mentiras, pero francamente ni ellos mismos lo creen así.


El asunto es que no entiendo para qué salió el señor subsecretario, ¿para decir que habrá o no aumento? Vamos, en el mejor esquema cantinflesco no dijo ni sí ni no, sino que todo lo contrario. La realidad es que en el fondo el gobierno insiste en su tesis que hay que insultar la inteligencia de los ciudadanos. Pareciera que creen que nos tragamos todas sus mentiras. Yo creo que mejor no hubiese dicho nada, porque para salir a puntualizar nada, ni asegurar nada, ni afirmar ni negar nada, pues mejor nos hubieran dejado con la duda y no hacernos sentir una vez más que son una sarta de cretinos que siguen burlándose de nosotros.

No comments: