Saturday, May 20, 2006

El efecto del bajo costo de la electrónica para el consumidor

Todos sabemos que las cámaras fotográficas digitales están reemplazando a las tradicionales poco a poco. Se dice que la industria fotográfica está sintiendo este efecto y la merma en el negocio del revelado e impresión empieza a verse con preocupante seriedad. La realidad es que la tecnología digital terminará con el engorroso trámite de ir a revelar e imprimir. Para colmo, el costo de cámaras de 5, 6 y hasta 7 megapixeles, está bajando considerablemente. De hecho yo me hice de una cámara de 4 megapixeles como promoción de mi viaje a Canadá, hace un año y la realidad es que el juguetito es de lo más útil y muy eficiente.

Por eso no dejan de ser ingenuamente graciosos los anuncios de televisión y prensa en donde dicen algo así como esto: "una fotografía no impresa no es una foto". Y en la promoción en cuestión hablan de que mantener en discos compactos las imágenes, en lugar de tenerlas impresas incluso es riesgoso por la caducidad de los materiales. Y para hacer más fuerte el argumento dicen cosas como ésta: "una foto impresa dura 100 años... ¿cuánto le durará en un CD?"

Pero por si todo esto fuera poco, prácticamente un artilugio incluido en la mayoría de los teléfonos celulares es la cámara fotográfica (creo que no llegan a ser de más de 2 megapixeles). Así, de pronto, gracias al celular y al bajo costo de la electrónica para el consumidor final, podemos ver imágenes como las que ilustran esta reflexión. Noten la primera imagen. Es una foto que saqué del periódico, en su sección de sociales, en donde todos tienen nombres por demás sofisticados (ojo, que sofisticado viene de sofisma). Obsérvese a detalle. A un grupo de mujeres le están tomando una foto, pero una buena cantidad de ellas está haciendo lo mismo... ¿Sorprendente? No. Quizás un signo más de estos tiempos posmodernos.

No sé si "encirculé" a todas las mujeres con cámaras. ¿Alguien que note alguna que olvidé?

No comments: