Saturday, May 08, 2010

Dilema lógico

Un dilema es una situación que requiere una elección entre opciones que son o se ven igualmente desfavorables o mutuamente exclusivas. En lógica, es un argumento que presenta dos alternativas, las cuales tienen la misma consecuencia (del griego "dilema", que significa proposición ambigua. Por ejemplo, "si usaste el arma hiciste mal; si no la usaste, hiciste mal", es decir, no hay una solución adecuada. Ésta es la definición del diccionario y la pongo porque enfrentamos en la casa un dilema: La Pupa está enferma, muy enferma. Tiene insuficiencia renal crónica, cosa que se traduce más o menos en fallo progresivo e incurable de los riñones. Con 13 años encima la Pupa acusa edad y problemas ya sin solución.

Hace quince días la llevamos al veterinario y éste nos dijo: "váyanse despidiendo de la Pupa". Nos sorprendió un poco que nos dijera eso. Estuvo un par de días en el hospital veterinario casi sin comer. La trajimos de regreso y empezó a comer bien, pero ese gusto nos duró un par de días. Regresó la apatía y la inapetencia. En la última semana ha tomado mucha agua y ha comido muy poco. Su orina es casi transparente (lo que indica que el riñón ya no procesa bien el asunto), y ya el caminar se le dificulta extremadamente. Está débil por falta de alimento pero no se puede hacer mucho para que coma.

La solución parece ser estar en dormirla definitivamente. Dejarla descansar porque no hay tratamiento que pueda ponerla como antes. El viernes pasado la llevé al veterinario de nuevo. La encontró mal y me dijo que había ya que pensar en tomar una decisión familiar porque, aunque no sufría, su calidad de vida estaba mermando poco a poco, pero inexorablemente. De regreso la cargué hasta la casa (el veterinario está a dos cuadras de donde vivo y los viernes no tengo coche). Me di cuenta de la dependencia de la perrita para conmigo. Confía en mí al 100% y me parte el alma tener que pensar en una solución definitiva.

La Pupa ha sido muy valiente y ha aguantado, en estos últimos años, todo género de dificultades de salud. Tuvo un problema de vagina que pudo haberla matado (la Pupa I, porque ésta es la II, murió de eso). Esta Pupa la libró. Unos pocos años después, y hace poco de esto, le descubrí una inflamación de las glándulas mamarias. "Son tumores", dijo el veterinario y hubo que intervenirla. Aunque salió bien, se le abrió la herida y estuvo quince días con limpieza y una pomada que finalmente logró la cicatrización. Hubo que ponerle un collar isabelino, un cono que impedía que la Pupa se chupara en la herida. Se curó al 100% y regresó a ser la perrita activa que siempre tuvimos. Ha sido una perrita valiente pero creo que ahora sus fuerzas están minadas.

Ahora de nuevo el panorama empeoró. El asunto del riñón empezó muy rápidamente y ahora mismo ya es insoluble. La decisión no puede esperar mucho. Estoy muy triste realmente. Son 13 años con la Pupa, que no es una mascota, sino un miembro más de la familia... Pero no quiero que sufra. No lo merece.

Y no sé por qué escribo esto. Quizás intentando convencerme que hacerla descansar finalmente es la mejor decisión y que debería estar feliz porque tuvo una buena vida. Por supuesto que me siento terrible porque cuando se tome la decisión es como darle la pena máxima, y aunque suene ridículo, siento que la estoy traicionando. Me siento francamente fatal.

16 comments:

ukok said...

Que dificil situacion... la vez que me toco pasar algo asi no pude tomar la decision de dormir a mi perrita. Y como dices, despues de tanto tiempo se vuelve parte de la familia por lo que para mi es tristisimo tener que hacer eso. Tambien siento que la estoy traicionando... yo lo que hice fue quedarme con ella hasta que murio. Ya solo le di calmantes para que el dolor no fuera tanto. Y me la pase con ella hasta que se fue.

En cambio tengo familia que ha puesto a dormir a sus perritos por que no soportan ver como sufren, predieren que descansen a verlos sufrir asi.

En fin te repito. Que dificil situacion

Antonio L. Z. said...

:(

Un abrazo.

Ernesto said...

Difícil situación cuando eres un niño de 10 años y sigue siendo difícil cuando eres adulto.

Recuerdo la llamada de mi hermana cuando tuvo que acabar con el sufrimiento de nuestro perro Guicho. Se sentía culpable de haber tomado esa decisión. Aunque dejar que la naturaleza siguiera su curso hubiera prolongado el sufrimiento de Guicho.

Un abrazo.

Rafael Menjivar Ochoa said...

Decidas lo que decidas, te mando un abrazo.

Pau said...

apreciado amigo, es una decisión muy dificil. Yo cuando era pequeño a veces dormía con una tía que tenia un perro magnifico (pastor aleman) al que sus sobrinos (entre ellos yo) queríamos mucho. y este estaba enfermo de higado (cancer) y despues de muchos años, mi pobre tia, decidio llevarlo a la perrera para nosotros los niños(sus nietos, sus sobrinos y otros miembros de la familia) no vieramos al pobre echar vomitos desagrables o verlo sufrir. Era un perro magnifico, del que todavía me acuerdo cada vez que veo un pastor aleman y eso que entonces yo tenía 10 años y hoy tengo 37. amigo mio, le deseo lo mejor a tu pupa a tí que lo lleves como mejor puedas a pesar del mal que sufre la perrita. son nuestros seres queridos, nuestros animalitos, porque nos confortan, nos dan alegrías, etc. un abrazo.

Sandro Cohen said...

Ay, Morsa. Hace 15 días tuvimos que sacrfificar a nuestra Matilda, con nosotros desde hacía más de 15 años, madre de mi Propercio. Estaba ciega en un ojo, y el otro se le salió; nadie, ni siquiera los veterinarios, sabe por qué. Tenía, encima, un tumor que le colgaba. Se desorientaba. Un día estaba bien, daba de brinquitos, y al otro, mal. Igual que tu Pupa, Matilda confiaba en nosotros al 100 por ciento. Murió tranquilamente en mis manos mientras yo le decía: "No pasa nada, no pasa nada". No sé si la médica se fijó en que yo no me podia reprimir las lágrimas. Jamás pensé que algo así llegara a afectarme tanto, pero me equivoqué. Más que mascotas --tienes toda la razón-- estos animales son miembros de la familia.

Morsa said...

Pues ya finalmente la Pupa descansa. primero el veterinario le inyectó un relajante y a los dos minutos, la Pupa estaba prácticamente dormida. Acto seguido le inyecto el pentobarbital y a los 15-20 segundos, la Pupa dejó de respirar. No sintió dolor. se fue y ya. Me tiene harto triste esto, pero al menos sé que ya no sufrirá todos estos problemas de las últimas semanas.

Gracias por sus palabras.

Jorge Edgar Ortiz Ramírez said...

Un sincero abrazo, Manuel.

Estas pérdidas son tan sentidas como si fuera un familiar humano.

Ya he pasado por ello, y es muy dificil.

Lectores en México said...

Nunca tuve perros pero tuve gatas"

Es una elección dificil, pero deben de sacrificarla en dado caso de que no encuentren un donador de riñon canino, en México es muy muy dificil encontrar un hospital de donación de organos de animales. Asi que simplemente una anestesia y una inyección letal, y ya... cremarla y guardar una fotografía de ella.

Si sigue asi es seguro que morirá, lu otro es mandarla con otro veterinario a ver si le da otra esperanza u otro medicamente pero en deficiencia renal ya no hay mucho que puedas hacer"...no es de farmacos si no de trasplante...

Te recomiendo el sacrificio... y la sana despedida.

Saludos

Luisillo said...

Uhff, vaya tristeza =(, la verdad es que aun no me recupero de la perdida de mi gallinita Camila, un perrito se metio a corretearla y la mató :( ahora cada que escucho gallos y gallinas me pongo a pensar en ella, sin mencionar cada vez que me como alguno de los ya pocos huevos que tengo de ella, leía no hace mucho un blog donde decía: "no me imagino ya la vida sin mis mascotas" y así fue, muy cierto, no son cosas que lleguemos a olvidar, y me alegro la verdad que nos cuentes estas cosas, que realmente hacen sacar nuestros sinceros sentimientos, y hasta creo que tiene mas lectores y apoyo que cuando escribes cosas de la niña Paulete, bueno, epero que tu blog recupere esa esencia, y te mando un abrazo por la perdida de la Pupa.

Ladrón said...

este tipo de decisiones tan dificiles la hemos de tomar todos los que compartimos nuestra existencia con seres tan nobles como lo son los canes, en nuestra familia siempre hemos compartido con alguno de ellos y llegado el caso hemos tenido que ayudarlos a descansar, tu decision te la agradece seguramente.. desde luego te acompañamos en tu tristeza ..

MiguelRC said...

Amigo recibe un fuerte abrazo, descanse ya Pupa.

Eduardo said...

Morsa, yo tuve que pasar por lo mismo ya 3 veces. Pero en todos los casos ya no tenían remedio y visiblemente estaban sufriendo, mi última perrita era un rottweiller, muy cariñosa y fiel, enfermó de cáncer linfático y rápidamente la consumió la enfermedad, se le aplicó quimioterapia sin resultados y finalmente se tuvo que tomar la decisión de dormirla, eso fue hace pocos años y fue difícil. El veterinario nos indicó que saliéramos un momento mientras la dormía, pues a veces se dificulta que se dejen ir, recuerdo que al salir de la sala movía su cola mientras nos veía salir, tenía 6 años. Sin embargo sé que fue la mejor decisión. Ánimo, el recuerdo que dejan en nuestra memoria permanecerá.

Moy said...

Morza, tiempo tiene que no te leia (desde spin) y hoy que veo tu blog me encuentro con esta noticia. ¿Que se puede decir en estos casos?
Te entiendo, comparto tu dolor, por que en mi caso, mis niños son de la familia y los quiero como si fueran mis hijos.
La decisión que tomaste es dura, durisima, pero también creo que el verla sufrir todos los días es igual de duro.
Un abrazo, y un saludo a Pupa, donde quiera que este.

Krazy Vivaldon said...

Animo amigo...
Pupa estará feliz de tu actuar y de lo alegre que lo pasó con ustedes.
Solo esos bellos recuerdos harán que siempre este ahí..

Saludos y un abrazo.

Dragul said...

Que triste. Lo siento mucho y te entiendo. Pero bien has dicho, ella ya descansa. Bendiciones.