Thursday, December 09, 2010

Una verdad incómoda

Cuando se habla de medio ambiente, ecología, cambio climático, etc., los medios tienden a echarle la culpa a los seres humanos. "El hombre", dicen o escriben "son los más grandes depredadores y están acabando con el planeta". Y yo no dudo que sea así, pero hay razones que van más allá del depredar por depredar. Me explico mejor.

Resulta que el ser humano, como cualquier otro ser vivo en el planeta, requiere de una serie de insumos para sobrevivir. En el caso de nuestra raza tenemos necesidad de casa, alimento, ropa, educación, salud, etc. Todo eso involucra a una serie de actores de diversas industrias. Cuando se hacen casas, se destruyen habitats naturales. Cuando vamos al supermercado por alimentos, probablemente la mayoría haya sido transportados por camiones, entre muchos otros vehículos, lo cual representa quema de hidrocarburos, con su cuota de gases a la atmósfera. Dicho de otra manera, en las sociedades modernas quien está vivo contamina, lo quiera o no.

Si mañana se decide destruir un área de terreno virgen para construir una serie de casas, o una fábrica, o cualquier cosa, más de uno brincará por el indiscriminado uso que se hace de los recursos de la Tierra, pero ninguno de esos indignados personajes nos dirá qué alternativas se les puede dar a los que van a usar ese terreno en particular.

El ser humano, pienso, no depreda por diversión, sino porque hay necesidades que cubrir y por ello, no queda más remedio que usar los recursos de la Tierra, aunque estos puedan desaparecer a la larga. Un ejemplo lamentable puede ser el uso del agua del subsuelo en el Distrito Federal. Por años, las "Autoridades" del abastecimiento de Agua en la Ciudad de México, decidieron sacar agua del subsuelo. Era barato, mucho más que hacer infraestructura para traer el agua de quién sabe dónde. Ahora sabemos que fue un error, pero pensemos ¿cómo se iba a solucionar la necesidad de agua en esta ciudad? Quizás habría que haber decidido sacar agua del subsuelo Y crear la infraestructura necesaria para no necesitar hacer esto hasta agotar los mantos freáticos. No se hizo. Ahora sabemos que fue un error.

Y que conste, no quiero justificar a nadie, pero me parece evidente que las necesidades humanas obligan a tomar decisiones sobre el medio ambiente y entonces hallamos, al pasar los años, que fueron decisiones equivocadas, pero en el momento de tomarlas, había que solucionar la dificultad que ya la tenían enfrente.

Es decir, la verdad incómoda no es la película de Al Gore. La verdad es que estamos entrampados y no podemos salir de este ciclo que obliga día a día a consumir más, ya sea alimentos, energía o servicios de salud. La cantidad de seres humanos nos obliga a dar servicios y soluciones a los problemas hoy día. El peor problema es la cantidad de seres humanos que habitan el planeta y que finalmente, es el nuevo jinete del Apocalipsis.

Las necesidades del ser humano crecen. Que me expliquen todos estos ecologistas que han ido a la Cumbre en Cancún cómo le van a hacer para reducir estas necesidades. Probablemente la mayoría de los que han ido a esta cumbre regresen a sus casas en automóviles, camiones y aviones. Ahí a todos ellos se les olvidará que contaminan y que no ayudan al medio ambiente. Ahí se los dejo a la reflexión.

9 comments:

David Llada said...

El control demográfico es un tema muy delicado e impopular que ningún gobierno (con la excepción relativa de China) se ha atrevido a afrontar. Pero o se previene ahora, o las propias circunstancias nos harán desembocar en trágicos ajustes por la vía de las hambrunas o las guerras. Si no lo conoces, creo que te resultarían interesantes algunos de los libros de Marvin Harris.

Yo, que últimamente visito mucho Asia, tengo muy claro que la población no puede seguir creciendo. Es más, pretender que todo el munda viva a un nivel de consumo como el de "Occidente", me parece una fantasía. Deberíamos, incluso, decrecer, o bien resignarnos a ser más pobres en lo que a consumo de bienes se refiere

Chochos said...

El ser humano, pienso, no depreda por diversión

Hijole ahora sí te viste muy ingenio, mi estimado Morsa. Se te olvidó pensar en las señoras con abrigos de pieles (ya sean de mink, o de perros y gatos chinos que los venden como de mink), los cazadores que tienen trofeos de colmillos de marfil, tigres y osos disecados en su sala, junto con muebles de maderas finas que vienen de tala ilegal en la selva amazónica... mucha gente sí depreda por diversión.

Pero la mayoría depreda por simple ignorancia. Estamos ya demasiado alejados de los problemas como para entenderlos. Cuánta gente hoy en dia ha matado un animal para comérselo, o cultivado plantas para luego cosecharlas y comerlas? O pasar un día pescando, no como diversión o deporte, sino por supervivencia? La mayoría vamos al supermercado y compramos carne, pollo, pescado, verduras, etc y no pensamos más en el asunto. Y ese es el problema al final; no importa de dónde viene lo que me voy a comer, sólo importa que lo puedo pagar. Si esos animales vivieron una vida corta llena de hormonas y trato cruel, no es mi problema, ni tampoco los problemas de tener tantas vacas o pollos en un lugar, metiéndoles hormonas para crecer, dándoles de comer cosas que no las alimentan sino sólo las engordan, etc etc etc.

Que se junten los mandatarios de varios países junto con líderes de las empresas más grandes (que inevitablemente son las que más contaminan) no soluciona nada, si no se continúa con la concientización para las masas. El cambio solamente puede venir si lo hace una gran cantidad de gente ("si lo hacemos todos" es utópico, pero con que suficientes lo hagan, ya sirve de algo). Si más de la mitad de la gente se vuelve consciente del problema de la contaminación, renovabilidad de los recursos, etc, y hace algo al respecto, el cambio viene por el volumen. Es más útil si todo el mundo hace pequeñas cosas que si unos pocos están tratando de salvar al mundo.

Y las acciones son muchísimas: apoyar los productores locales, incentivarlos a que mejoren sus procesos para volverse sustentables; movimientos como los de los productos orgánicos y el slow food van por el camino correcto aunque hay muchas concepciones erróneas al respecto (hay quienes piensan que es mejor comprar un jitomate orgánico porque sabe más rico o que el slow food es comer despacio). Pero eso es sólo una parte de lo que hay que hacer; en México tenemos tantos problemas que tenemos una gama muy amplia de acciones que podemos hacer (o dejar de hacer) para mejorar la situación. Desde no comprar perros de raza sino adoptar uno de alguna organización que los rescata de la calle (sí, eso tiene que ver con la contaminación ambiental y varias otras cosas) hasta recoger sus desechos cuando los sacas a pasear; deshacerse ya de las TV's de cinescopio y cambiar por una de LCD o LED que gastan bastante menos electricidad; separar la basura en orgánica/inorgánica, y tratar de aprovechar la orgánica de manera interna (que un condominio por ejemplo se encargue de convertir su basura orgánica en composta para sus jardines); cuidad el agua, que es algo que llevamos toda la vida escuchando, pero parece que muchos nomás no entienden porque es más importante tener el coche super bien lavadito siempre o regar las plantas todas las mañanas y luego en las tardes (en vez de al atardecer o en las noches), etc etc etc.

En fin, el tema no deja de ser controversial y es una discusión de nunca acabar, pero pues tampoco podemos simplemente rendirnos. Aunque tal vez una actitud completamente derrotista podría ayudar... si una generación entera llega a deprimirse tanto porque piensa que el mundo que le van a dejar a sus hijos va a ser tan malo que prefieren no reproducirse... pero eso no va a pasar, de nuevo por la ignorancia/inconsciencia; la gente que más consciente está del problema son los que menos se reproducen mientras que la gente que está desesperada por falta de recursos y vive al día sin ningún tipo de plan a largo plazo, son los que más se reproducen...

Chochos said...

El ser humano, pienso, no depreda por diversión

Hijole ahora sí te viste muy ingenio, mi estimado Morsa. Se te olvidó pensar en las señoras con abrigos de pieles (ya sean de mink, o de perros y gatos chinos que los venden como de mink), los cazadores que tienen trofeos de colmillos de marfil, tigres y osos disecados en su sala, junto con muebles de maderas finas que vienen de tala ilegal en la selva amazónica... mucha gente sí depreda por diversión.

Pero la mayoría depreda por simple ignorancia. Estamos ya demasiado alejados de los problemas como para entenderlos. Cuánta gente hoy en dia ha matado un animal para comérselo, o cultivado plantas para luego cosecharlas y comerlas? O pasar un día pescando, no como diversión o deporte, sino por supervivencia? La mayoría vamos al supermercado y compramos carne, pollo, pescado, verduras, etc y no pensamos más en el asunto. Y ese es el problema al final; no importa de dónde viene lo que me voy a comer, sólo importa que lo puedo pagar. Si esos animales vivieron una vida corta llena de hormonas y trato cruel, no es mi problema, ni tampoco los problemas de tener tantas vacas o pollos en un lugar, metiéndoles hormonas para crecer, dándoles de comer cosas que no las alimentan sino sólo las engordan, etc etc etc.

(parto mi comentario en 2 porque está muy largo)

Chochos said...

Que se junten los mandatarios de varios países junto con líderes de las empresas más grandes (que inevitablemente son las que más contaminan) no soluciona nada, si no se continúa con la concientización para las masas. El cambio solamente puede venir si lo hace una gran cantidad de gente ("si lo hacemos todos" es utópico, pero con que suficientes lo hagan, ya sirve de algo). Si más de la mitad de la gente se vuelve consciente del problema de la contaminación, renovabilidad de los recursos, etc, y hace algo al respecto, el cambio viene por el volumen. Es más útil si todo el mundo hace pequeñas cosas que si unos pocos están tratando de salvar al mundo.

Y las acciones son muchísimas: apoyar los productores locales, incentivarlos a que mejoren sus procesos para volverse sustentables; movimientos como los de los productos orgánicos y el slow food van por el camino correcto aunque hay muchas concepciones erróneas al respecto (hay quienes piensan que es mejor comprar un jitomate orgánico porque sabe más rico o que el slow food es comer despacio). Pero eso es sólo una parte de lo que hay que hacer; en México tenemos tantos problemas que tenemos una gama muy amplia de acciones que podemos hacer (o dejar de hacer) para mejorar la situación. Desde no comprar perros de raza sino adoptar uno de alguna organización que los rescata de la calle (sí, eso tiene que ver con la contaminación ambiental y varias otras cosas) hasta recoger sus desechos cuando los sacas a pasear; deshacerse ya de las TV's de cinescopio y cambiar por una de LCD o LED que gastan bastante menos electricidad; separar la basura en orgánica/inorgánica, y tratar de aprovechar la orgánica de manera interna (que un condominio por ejemplo se encargue de convertir su basura orgánica en composta para sus jardines); cuidad el agua, que es algo que llevamos toda la vida escuchando, pero parece que muchos nomás no entienden porque es más importante tener el coche super bien lavadito siempre o regar las plantas todas las mañanas y luego en las tardes (en vez de al atardecer o en las noches), etc etc etc.

En fin, el tema no deja de ser controversial y es una discusión de nunca acabar, pero pues tampoco podemos simplemente rendirnos. Aunque tal vez una actitud completamente derrotista podría ayudar... si una generación entera llega a deprimirse tanto porque piensa que el mundo que le van a dejar a sus hijos va a ser tan malo que prefieren no reproducirse... pero eso no va a pasar, de nuevo por la ignorancia/inconsciencia; la gente que más consciente está del problema son los que menos se reproducen mientras que la gente que está desesperada por falta de recursos y vive al día sin ningún tipo de plan a largo plazo, son los que más se reproducen. A ese paso, el mejor escenario de la humanidad es que llegue a ser como en Idiocracy (una extrapolación burlona de esta situación que mencioné al final), y el peor es simplemente extinción por falta de alimento (pasando por canibalismo pero seguramente alguna enfermedad saldrá en el camino por la cual ya no sea seguro comer gente, etc).

Morsa said...

Chochos,

Yo creo que en general el hombre no depreda por mera diversión. Sï, hay quienes usan pieles o cazadores de marfil, pero esos son los menos. En general el uso del planeta es por necesidad, no por mero afán de distraerse.

Ahora bien, yo creo que todas las acciones que mencionas son loables, pero no habrá un cambio real si no se toman medidas coercitivas. Me explico: el programa no circula en México no puede funcionar voluntariamente. Para que funcione, hay que obligar a los ciudadanos con automóvil a que lo cumplan. No se puede dar la capacidad de elegir, porque en ese caso la gente se irá por el camino que los incomode menos.

Creo que el problema no es si se juntan los gobernantes. La cuestión es si de verdad estamos como raza dispuestos a bajar nuestros niveles de comodidad. Ahí veremos la razón del porqué hay tanta resistencia a hacer algo.

saludos
Manuel

Armando de la Torre said...

Creo que al igual que en la programación , hay dos formas de atacar el problema :

La solción top-down consiste en que el gobierno y las grandes empresas (en Mexico 500 empresas conrolan el 50% del PIB )tomen cartas en el asunto.

El gobierno podría :
Construir plantas solares y eólicas.
Crear plantas de tratamiento de agua ; no tiene sentido traer el agua de tan lejos si se puede tratar y potabilizar ( sale caro , pero es factble ).
Impulsar la investigación y desarrollo de autos de bajo consumo de gasolina ( aqui en Mexico esto es ya una necesidad no ecológica , sino económica , porque se nos están acabando las reservas probada ).

Por otra parte , la solución bottom-up sería que los ciudadanos comenzaramos a contribuir con medidas sencillas :
Comer menos carne ( por prosaico que suene , las vacas son uno del mayores emisores de gases invernadero)
Utilizar focos ahorradores
Utilizar autos de bajo consumo de gasolina ( o no usar auto ).

O medidas mucho mas elaboradas como la que realizó el campesino Jesus Leon Santos :
http://www.goldmanprize.org/2008/northamerica

biani said...

Hola a todos,

hace tiempo escuche que el universo tiende a un estado de máxima entropía, (entropía = energía no utilizable para hacer trabajo, es una medida de la ireversivilidad de los procesos en un sistema cerrado).

Esta teoría dice que la existencia de cualquier proceso vivo o no vivo contribuye al estado de máxima entropía del universo, así pues la vida es un proceso mediante el cual degradamos la energía a un estado menos utilizable. otro ejemplo es el decaimiento de los elementos radiactivos, en ningún caso pasan de un estado mayor de energía.

Tomando en cuenta esta teoría, es notable ver como consumimos los recursos de la tierra, sin embargo ningún recurso es "no renovable" en escalas de tiempo amplias, la tierra es un universo cuasi cerrado donde la materia no escapa sin embargo es alimentado constantemente de energía por el sol y así en pequeña escala en relación con el universo se pueden hacer procesos reversibles tales como el consumo de CO2 por las plantas para utilizar el carbono y producir oxigeno, todo esto con ayuda de la luz solar como fuente de energía.

hay una parte en el blogg de Manuel que me parece muy interesante, siempre he pensado que existe demasiada ignorancia en la clase política pero eso no es lo peor, la mayor parte de la población se cree lo que los políticos dicen.

El agua no es un recurso "no renovable", es el mayor recurso de la tierra, y año con año el sol provee de una cantidad de energía impresionante para evaporar los océanos y hacer el ciclo del agua que todos conocemos, los cambios en las zonas donde se precipita o donde se captan son cambios naturales, de los que debemos ser conscientes, y diseñar estrategias adecuadas y de largo plazo para anticiparnos.

hace mucho había un comercial que decía "ciérrale".

Como bien dice Manuel esa campaña fue una mediada que se tomo frente al conflicto de ese momento. Sin embargo no se han hecho acciones para reparar la red de distribución de agua, es una red que fácilmente tiene 50 años de existencia.

En este año el gobierno del D.F. esperaba una sequía sin precedentes sin embargo resulto un año con precipitaciones inusuales lo cual elevo los niveles de las presas por arriba de su capacidad.

El gobierno se preparo frente a esa posible sequía instalando medidores nuevos en muchos domicilios.

al declarar una sequía necesariamente se incrementarían los costos para abastecer de agua. sin embargo no veo ningún programa para sustituir la red de distribución secundaria que es la que presenta mayores problemas.


Como me gustaría extenderme mas en este comentario pero si lo hago dejaría de serlo, escribiré un poco mas en mi blogg.

Manuel como siempre es un gusto leerte, tocas temas apasionantes en cuanto la tecnología e importantes en cuanto a la sociedad, un saludo afectuoso.

Guillermo said...

Les recomiendo leer un artículo muy interesante que escribió el periodista uruguayo Eduardo Galeano. Se llama "Cuatro frases que hacen crecer la nariz de Pinocho" y lo pueden bajar en PDF en este enlace: http://goo.gl/0a4Ns

Malopezmx said...

Morsa, creo que tu artículo llama la atención sobre un problema verdaderamente importante que, por ignorancia o malicia, los ecolocos siempre omiten: hallar una alternativa realmente viable al "dilapidante y consumista" modelo al que la mayoría de la humanidad aspira. Nadie va a vestir sandalias de corteza de árbol mientras existan los tenis deportivos o las botas de trabajo. Nadie se va a bañar con cubetazos de agua fría mientras existan las duchas. Y ni los tenis, ni las duchas, ni las ciudades, ni los automóviles, ni las carreteras, ni la electricidad, ni la industria, ni la agricultura masiva, ni la ganadería, se van a desinventar. Sin la tecnología que tanto se critica, gran parte de la humanidad no existiría porque simplemente sería imposible mantener a tanto ser humano sin recurrir a ella.
El problema es importante precisamente porque como dices, parece existir un "círculo vicioso": para sobrevivir se necesita la tecnología que explota los recursos naturales, que se agotan limitando las posibilidades de supervivencia... entrecomillo lo de "círculo vicioso" porque quizá no haya tal, y sólo no sabemos verlo. La historia de la humanidad muestra que hasta ahora, siempre el ingenio humano ha sabido sobreponerse a las situaciones de crisis que aparentemente amenazaban la existencia de la especie. Siempre pongo como ejemplo la "crisis de los excrementos de caballo" de finales del siglo XIX: no faltaron entonces los científicos sensatos y bien informados que afirmaban con toda seriedad que de seguir la humanidad el ritmo existente de uso de caballos para el transporte, desaparecerían las ciudades (algunos hasta predijeron que para 1950 si mal no recuerdo) bajo las montañas de excrementos de caballo; que el aumento en las plagas de insectos y roedores producto del incontrolado aumento de los equinos (por culpa del hombre y su inconsciencia/avaricia), crearía plagas que acabarían con la humanidad; que el uso de tierras agrícolas para pastoreo equino subiría tan terriblemente los precios de los alimentos para las personas que la humanidad se vería al borde de la extinción por inanición...
Es cierto que es positivo hacer conciencia en la gente para que el uso de los recursos sea racional. Pero el limitar deliberadamente la libertad o el nivel de vida de las personas, como algunos trasnochados proponen, a mí me suena demasiado sospechosamente a autoritarismo, del cual tengo muy buenas razones para desconfiar, como sabes. Todos los sesudos científicos y ecologistas que discuten en tantas conferencias internacionales, comen, se visten, se transportan y se alojan precisamente con los productos de la tecnología y la depredación del medio ambiente que tanto maldicen. Y finalmente muchos acuden al control demográfico como solución definitiva: malthusianismo puro. Claro que no se proponen a sí mismos como los destinatarios de las políticas de reducción de población... Y el malthusianismo ya se ha demostrado que se basa en premisas totalmente falsas.
A la larga, lo que proponen es limitar el crecimiento económico por razones ecológicas... algo así como el regreso al comunismo primitivo, lo cual es a todas luces imposible. Lo que es peor, se intenta vender este regreso "a las raíces" acompañándolo con propuestas de intervención abierta del gobierno para evitar catástrofes cataclísmicas que hasta ahora, no han ocurrido. Se les olvida lo que con tanta razón dice Paul Romer: "Tanto los gavilanes como la gente gustan de comer pollos, pero mientras más gavilanes significan menos pollos, más gente significa más pollos". En resumen, que la economía no es una ecuación de suma cero, y que a medida que los problemas se agudizan, aparecen soluciones para ellos. Es la característica esencial que ha hecho a la humanidad lo que es... en tantos miles de años han sobrado oportunidades para que la humanidad se acabe.
Hay mucha tela por donde cortar en este tema... pero como alguien dijo, si sigo escribiendo dejaría esto de ser comentario.
Un saludo Morsa!
Malópez.