Monday, January 10, 2011

Campañas inútiles

Ya antes he hablado aquí de todas esas campañas que se forman en Internet (véase este enlace), en las redes sociales, por ejemplo, para apoyar una causa determinada. Los creadores de las mismas apelan a quienes ven sus páginas que les den "click" y les apoyen de esta manera virtual. La realidad es que -como ya dije antes- esto es equivalente a dar limosna: nos hace sentir mejor, aunque en el fondo no hagamos nada.

Pues bien, en este género de ideas, los moneros, Rius, Hernández y otros, lanzaron una campaña a la que llamaron "No más sangre", cuya imagen creó alguien poniendo la palabra "NO", un símbolo de más (+) y una mancha roja, como si fuese sangre. La idea es protestar por la violencia que hay en el país.

Muy bien, pero seamos francos ¿para qué sirve esto? ¿De verdad la violencia en el país desaparecerá, o al menos, bajará de nivel porque la gente ponga en su avatar de Twitter este letrero, o bien, porque tiene una cartulina pegada en el coche? Yo estimo que no. Los malos, los perversos, los que tienen como modus vivendi esta violencia cada vez más desgarradora, no se vayan a cohibir porque los ciudadanos apyen esta ridícula campaña.

Tampoco parece servir para presionar a las "Autoridades" de este país bananero, que a la fecha no han hecho nada por parar esta violencia que vivimos cotidianamente. Solamente ayer se hallaron 25 ejecutados en Guerrero. Y ya han habido reuniones con el Presidente de la República. Ya se han puesto fechas, ya se dieron 100 días para ver un cambio, ya se han realizado multitudinarias marchas, apelando a los participantes para que marchen pacíficamente vestiudos de blanco (de una cursilería infinita), pero la realidad es que no ha habido tal. Las cosas no solamente estaban como antes, sino peor, mucho peor que antes.

En mi opinión, este país no se puede cambiar con buenas intenciones, poniendo este infame avatar en lugar de que la gente ponga su foto. Eso no hará diferencia alguna. Cualquier encuesta podría corroborarlo. A nadie le gusta vivir como se está viviendo en México. Es claro que todos los ciudadanos de este país (exceptuando el crimen organizado), están hartos de la violencia, de la sangre derramada, de los más de 30,000 muertos en el sexenio a manos de los narcotraficantes y delincuentes. La violencia que vive México no se erradica poniendo cartelitos pidiendo un alto a esta barbarie. ¿A quién se le ocurrió semejante idiotez?

Eso sí, ya los medios hicieron eco de esta "magnífica" propuesta, la cual no le veo ni pies ni cabeza ni manera de que sirva para algo.

9 comments:

Jesús said...

Bueno, uno nunca sabe. A lo mejor aquellos de mis amigos en Facebook que pertenecen a los Zetas se conmueven si yo lo pongo en mi perfil y dejan de delinquir. Creo que el Chapo Guzmán me sigue en Twitter. En mi msn tengo a algunos de la Familia Michoacana. También es probable que los funcionarios públicos que tengo de contactos en Hi5 se pongan las pilas en su trabajo. (Como dicen en Twitter: #ayajáa)

Enrique A. Hidalgo M. said...

En efecto no es evidente la utilidad inmediata de esta iniciativa u otras similares. Sin embargo, quiero observar que cada quien escoge una trinchera en la vida para luchar en ella, y me parece que estos ciudadanos que en otros momentos han reflejado con sus notables habilidades muchos elementos de nuestra realidad, bien hacen con manifestar su posición y la de muchos otros con respecto del hartazgo por tanta violencia que ya usted ha mencionado. Si fueran músicos o escritores seguramente lo harían de otra manera. Por lo demás,y más allá del respeto que le debemos a la libertad de expresión y en aras de no abonar al entorno de violencia e intolerancia que nos rodea, seguramente podría usted encontrar algún otro calificativo diferente al de "idiota" para esta iniciativa.
Con todo respeto.

Morsa said...

Enrique,

Ni es evidente la utilidad ni inmediata, ni a mediano o largo plazo. Esto es como cuando pintaron los taxis de verde, dizque para ser ecológicos. Una medida idiota porque todos sabemos que no sirve. Combatir el narcotráfico no se hace haciendo bonitas pancartas. Yo no sé qué se piensan los que se inventan estas ideas. Esto podrá tener efecto mediático pero efecto real: cero.

Lamento decirle, Enrique, que no encuentro otro calificativo más que el de "idiota" a esta iniciativa. Tan inútil como muchas otras. Y no es intolerancia en un entorno de violencia. La medida no tiene utilidad alguna, no ayuda en nada. No tiene ningún sentido.

saludos
Manuel

:tadeo.X: said...

Hola Manuel,

coincido contigo en cuanto a que estos "movimientos" son una payasada, en twitter debatí con uno de sus promotores [el comentarista Carlos Albert] y nunca respondió cuando le[s] pregunté: ¿y acaso creen que si el Estado cesa sus acciones, no habrá mas derramamiento de sangre?

como si esto fuera solo responsabilidad de las autoridades.

en lo que sí discrepo es en que esto sea una "campaña inutil";
detrás de estas siempre hay beneficiados, en este caso es golpear al adversario y resposicionarse en la opinion pública.

en resumen: no es una crítica desinteresada, es velada y barata propaganda política.

saludos

Manuel "el ruso" García said...

Quihubas:

Me parece, Tadeo, que el llamado al derramamiento de sangre no tiene que interpretarse necesariamente como dejar que el crimen florezca, sino combatirlo de manera eficaz, de manera que las bandas de delincuentes dejen de operar. Si a pesar de la ofensiva gubernamental en su contra la delincuencia se da tiempo, además, de luchar entre sí por las mejores plazas y de expandir su campo de operaciones (en España advierten que los narcos mexicanos están desplazando a los colombianos, ya aperecieron células de diversos cárteles mexicanos en varios países centroamericanos e incluso en africanos), pues entonces esta ofensiva gubernamental como que no es muy eficiente, ¿no te parece? No digo que los muertos sean autoría de las autoridades, pero es su responsabilidad lograr que cese la matazón. Para eso son la autoridad. En pocas palabras, no se le pide al gobierno que no haga, sino que haga bien.

Segundo punto: dices que es "velada y barata propaganda política" y cuyo objetivo es "golpear al adversario y reposicionarse en la opinión pública". Danos más datos, por favor. ¿Propaganda velada y barata en favor de qué o de quién?, ¿quién es el adversario de quién? Y, sobre todo, es muy vago eso de "reposicionarse": ¿quién o quiénes? Además, no usas el verbo "posicionar", sino "reposicionar". ¿Quién o quiénes perdieron qué posición que ahora intentar recuperar, o bien, cambiar por una que juzgan más ventajosa? Me parece que tu postura es de la quien considera qur todo movimiento social de protesta es digno de sospecha porque seguramente hay alguien atrás que, desde lo obscurito, se beneficia.

Francisco said...

Siempre dentro del campo de la especulación, no es difícil imaginar quienes son los que buscarían reposicionarse en la opinión pública. La cadena de conceptos parte de que este cochinero es culpa de la actual administración y termina en que deberíamos votar por un cambio del partido en el poder. El tema de la seguridad será un punto fundamental en las siguientes elecciones federales.

Las verdaderas intenciones de la campaña solamente las sabe Rius y algún círculo pequeño de personas. En efecto, es posible que se trate de una simplona, bien intencionada, inicua e inútil iniciativa, pero la interpretación de Tadeo también es posible. Perdón, pero los años que he pasado en este mundo han hecho mucho por quitarme la inocencia con la que alguna vez lo veía.

Sibilina said...

El cartel de los "moneros" como los llamas es una forma de expresión y se vale.


Pensé ahora en las madres de la Plaza Mayo en Buenos Aires. Llevan 33 años en una lucha pacífica y se reúnen una vez a la semana mínimo en ese lugar para expresar su dolor, ira, rabia ante sus hijos desaparecidos durante la dictadura. ¿Van a cambiar algo ellas? Sus hijos seguro ya están muertos. Sin embargo quizá es un recordatorio para los argentinos para que no pase algo así de nuevo.

Y bueno Sr. Morsa, ahora te voy a cambiar la jugada. Fíjate que escuché en el radio una entrevista que le hicieron a un maestro del CUEC, me parece. Mencionó que iba a hacer un documental sobre la violencia, y el crimen organizado en México. Pero que él estaba interesado en buscar nuevos enfoques y lanzó varias preguntas a manera de reflexión como ¿qué tanto le conviene a la clase política tener atemorizada a la gente que gobierna? Quizá es más manipulable un pueblo así. También mencionó sobre la Iniciativa Mérida; ya que la violencia es un modo de justificarla.

Pienso que la guerra contra el narcotráfico está perdida. Educación, arte, oportunidades, justicia social podrían ayudarnos. Pero a nuestros gobernantes no les conviene tener un pueblo listo. Prefieren ser parte de la clase política, hacer lo que les plazca, aprobar unos sueldos, bonos, aguinaldos y viáticos millonarios y que mientras el pueblo se entretenga viendo las telenovelas y las noticias sobre la violencia, el narcotráfico, sin perderse lo que publican la Gaviota y su marido en el Facebook.

Pero la solución somos todos, si despertamos y ayudamos desde nuestra trinchera a crear gente lista.

Regresando a tu pregunta. Una cosa es un cartel y otra es el fanatismo de ponerlo en twitter y en el coche. Todos estamos hasta el gorro de la violencia y también nos hemos acostumbrado a ella. Siempre y cuando el crimen organizado no mate o secuestre a uno de nuestros seres queridos.

Pero estas campañas son una manera de válvulas de escape. La gente piensa que está haciendo algo. Y quizá con esto se enteren un poco la gente que no lee los diarios, que no escucha noticieros en la radio o que prefiere ver las telenovelas.

Y aquí entre nos, a mí no me interesa enterarme, antes de dormir, a cuántas personas mataron cada día. Prefiero escuchar música, leer o hacer el amor.

Y estoy consciente de la situación de mi país: una clase política corrupta, que lo único que le interesa es enriquecerse (con excepciones, porque las debe de haber;) un pueblo dormido muy interesado en la vida de los artistas de TV Azteca y Televisa; un pésimo sistema educativo en primaria y secundaria (Donde está prohibido reprobar a un niño porque en las estadísticas conviene que el mayor número posible de niños hayan terminado la educación básica); un odio entre clases sociales. Podemos llamarle resentimiento social por lo mal que está repartida la riqueza. Pero muchos ricos también odian a los que llaman nacos. En lugar de unirnos y darnos cuenta que la clase política hace lo que quiere. Cada día nace un partido político nuevo que además recibe muchísimo, pero muchísimo dinero en tiempo de elecciones para que pueda ser parte de la contienda electoral. Esto claro con el dinero que pagamos de impuestos.

Pero no soy de las personas que nada más critican y no hacen nada. Desde mi trinchera pongo mi granito de arena.

Para terminar sólo te digo que muchas cosas en nuestro país son terribles. Pero hay muchas cosas que se hacen bien. Tenemos una Universidad maravillosa que se llama la UNAM con educación de primer mundo, tenemos mucho arte y cultura a precios accesibles y, muchas veces, son hasta gratuitos y hay muchos seres valiosos en este país.

Morsa said...

Querida Sibilina,

Muy interesante el enfoque que planteas. ¿Es que acaso la ideas es tenernos atemorizados como gobernados? No se me había ocurrido esa posibilidad.

Coincido en mucho de lo que dices sobre el tema.

Inn Tee Toon said...

Yo creo que No + Sangre es una campaña indirecta contra los vampiros.

Ya no hay moral.