Friday, January 28, 2011

Sobre los derechos de autor


Es claro que los derechos de autor es un protocolo, por decirlo de alguna manera, que protege las obras de quienes las crean. La idea es que por una cantidad finita de años, quien registra una idea la hace suya de manera que si otros quieren usarla, tienen que pagar por ello. Suena bien en el papel, pero este tipo de leyes cada vez son más obsoletas y todo debido a la velocidad con la que la información puede compartirse.

De hecho, pienso que los derechos de autor como ley, están más que sobrepasados y que incluso, de alguna manera, están actuando contra nosotros mismos, contra los seres humanos. Me explico.

Hace unos años, la empresa que hacía la hoja de cálculo 1-2-3, Lotus, usaba un tipo de interfaz con el usuario que se volvió muy cómoda. Para ver los comandos, uno tecleaba '/', y aparecía en un renglón las posibles acciones, las cuales simplemente se invocaban con la primera letra de cada acción. La interfaz era ágil y quienes usaban hojas de cálculo se acostumbraron rápidamente a ella. Pero entonces un buen día Lotus decidió que su maravillosa interfaz debía registrarse y sacó una patente sobre ella. De esta manera, todo aquel programa que usara este tipo de interfaz tendría que pagar derechos de autor a Lotus, quien aparentemente estaría muy contenta con su gran idea.

Pero ¿qué pasó? Pues que ante la obligación de pagar por usar la idea de la interfaz de Lotus, los programadores decidieron pasarse a una interfaz de menués "pull-down", es decir, lo que se ve en muchos o casi todos los programas en modo gráfico, en donde cada opción de menú abre una ventana con las diferentes opciones. En consecuencia, con el tiempo, la interfaz de Lotus, tan aplaudida en su momento, terminó por desaparecer de los programas de computadoras. Esto es un claro ejemplo de cómo la protección de los derechos de autor trabajó contra los propios programadores, que en lugar de copiar la interfaz del 1-2-3, decidieron deshacerse de ella porque Lotus les cobraría por su uso.

Baste este ejemplo, pero hay muchos. Los músicos quieren proteger sus obras musicales, las disqueras hacer los propio, pero es claro que lo único que provocan es que, por una parte, haya más piratería y por otra, los derechos de autor sean pisoteados.

¿Cuál sería la solución? Pienso que los derechos de autor deberían cambiar radicalmente en su concepción, quizás usando "Creative  Commons". Las licencias del tipo Creative Commons (CC) sopesa el balance entre los derechos de autor tradicionales y los que se generan con respecto a la ley. Las herramientas de CC le dan a los creadores individuales, a las grandes compañías y a las instituciones, una manera simple y estándar de dar los derechos de autor a quienes hacen un trabajo creativo. La combinación de dichas herramientas permite que los contenidos puedan copiarse, distribuirse, ser editados o mezclados, todo esto dentro de las limitaciones de la ley de derechos de autor. Más información aquí sobre esta idea.

4 comments:

Robert Cuadros said...

Estimado Maestro Manuel:

Muy interesante su artículo. A ver, le cuento mi caso. Hace más de un año, registré dos logos para utilizarlos como marcas de mis productos. Mis logos hacen referencia al ajedrez y son completamente orginales (pasaron por el examen del Indecopi, previo a su aprobación). Según mi propio criterio, hice bién en registrar estos logos como mis propias marcas con lo cual nadie puede hacer uso de ellos. Quiero saber su opinión acerca de este caso concreto.

Saludos

Robert (PHILOCHESS en ICC)

Cessardf said...

Genial idea no olvides registrarla XD

Paulina. said...

Así son y funcionan los derechos de autor

Paulina. said...

Siempre para saber estas cosas está la consulta abogado