Saturday, July 27, 2013

¿Dónde quedarán nuestras fotos?


Hace mucho tiempo, hablando con un fotógrafo de un periódico de circulación nacional, éste me contaba sobre las virtudes y los contras de la fotografía digital. Él tenía una cámara muy buena, digital, pero me decía que para el caso del periodismo, no parecía ser al final del día una buena idea. Me contaba que antes de las cámaras digitales, los fotógrafos revelaban sus rollos y elegían qué fotografías eran las publicables. Sin embargo, el rollo se mantenía con toda la secuencia de fotos sacadas, aunque éstas no se pasaran a impresión. Hoy en día, reflexionaba el amigo fotógrafo, las cámaras digitales permiten borrar cualquier foto que nos parece mala y por ende, se está borrando la memoria histórica, asunto que finalmente es importante para los que se dedican al periodismo, entre otros.

Y esto me hace reflexionar sobre esa campaña que por algún tiempo se impulsó en los medios, en donde se decía que una foto no lo era hasta que estaba impresa. Y para hacer el efecto más dramático, presentaba un CD y abajo el mensaje de error de la computadora, algo así como "no se puede leer el disco".

Desde luego que cuando vi este anuncio me pareció que eran "patadas de ahogado" de la industria fotográfica, que ha visto mermadas sus ganancias de forma inevitable, pues la gente ya ve las fotografías que toma en sus computadoras, tabletas, etcétera. Y tan grave es el asunto que prácticamente el sistema de revelado e impresión de fotografías está desapareciendo. Evidentemente siempre habrá quien se dedique a estas cosas, pero que la fotografía digital se ha terminado por imponer, es un hecho, con todas las consecuencias ya mencionadas.

Pero ahora reflexiono si la idea de imprimir las fotografías es en el fondo tan mala idea. Porque miren, ¿recuerdan sus rollos de películas en súper 8mm, o en formatos para video, Betamax o VHS, ¿dónde están? Seguramente en esas cintas están grabados momentos memorables de las familias, quizás el nacimiento de un hijo, o la fiesta a la abuela de 90 años, etcétera. Pero desafortunadamente, con el tiempo, estas cintas duermen el sueño de los justos y probablemente nunca más despierten, pues las videocaseteras se han vuelto obsoletas o al proyector de súper 8mm ya se le fundió el foco y no hay reemplazo del mismo en el mercado.

Tenemos pues información grabada que quizás no podamos recuperar porque los equipos de reproducción ya son obsoletos y porque además, no conocemos a nadie que haya decidido ir con la tecnología, pasando sus grabaciones de súper 8mm a video y de ahí a disco compacto o incluso a DVD. De nuevo, hay gente que aún da el servicio para transferir la información de esas cintas de video a los formatos actuales pero de nuevo, estos formatos que usamos hoy terminarán por volverse obsoletos ante lo nuevo que salga (y que no lo duden, saldrá). Y entonces la pregunta es, ¿cómo seguirle el paso a la tecnología para no quedar obsoletos e información que para nosotros es valiosa?

En el caso de las fotografías digitales, se me ocurre, puede ocurrir un fenómeno parecido. Con el tiempo, estos cientos de fotos estarán "arrumbadas" en alguna carpeta del disco duro y cuando falle la máquina (y/o su disco duro), probablemente perderemos todas esas imágenes. Quizás, si somos cuidadosos, habremos guardado en alguna parte, tal vez un CD, un DVD o incluso un USB, las carpetas con todas esas fotografías pero... ¿y cuando pase el tiempo? ¿y cuando fallen los dispositivos en donde guardamos la información? porque sabemos que los CDs y DVDs grabados tienen un tiempo de vida antes de que se degraden. ¿Dónde quedarán nuestras fotos? Tal vez las perdamos y de nuevo, se pierda nuestra memoria histórica personal.

Por eso, retomando el tema de la campaña ésa de imprimir las fotos, pienso ahora que en el fondo no es tan mala idea. Ya no hay negativos que guardar, pero eso no quiere decir que no tengamos una "hard copy" de estas imágenes que finalmente son parte de nuestra historia familiar, la cual -gracias a estas poderosas tecnologías digitales- podríamos de verdad estar perdiendo.

6 comments:

Mayra Lopez said...

Yo soy una paranoica que gusta de tener la fotos en disco duro y en Drive, ademas de que imprimi las mas importantes, pues puedo guardar muchas, pero solo por guardarlas, como dice, ahora es mas fácil sacar miles de fotos y borrar otras tantas, el precio no varia.

Otro punto a favor es que ahora los retoques fotograficos son mas faciles, las mismas camaras se pueden programar, ya sea para el filtro, o para la iluminacion. lo que hace que tengamos menos fotos fallidas o oscuras. Aún en preparatoria yo usaba una cámara con flash de esos que se queman y sin el, las fotos salían horribles. Ahora con un celular de gama media saco mejores fotos que con esa vieja, pero querida, camara

Ernesto said...

Curiosamente a mi me sucede al revés. Desde qué uso fotos digitales conservo miles de fotos que tomo. La razón de esto es que la fotografía digital es mucho más barata.

Antiguamente con costo de cada rollo más el revelado uno no tomaba más de unas 32 fotos a menos de que fuera un evento como una boda. Ahora en cualquier reunieron se toman decenas de fotos por celular o cámara fotográfica.

Hace unos meses con el aniversario de las sondas espaciales voyager leí que los equipos de transmisión y comunicación son únicos e insustituibles, por lo que la zona donde están se encuentra restringida y con instrucciones de no tocar por todos lados.

Cuarenta años creo.

Creo que con los formatos de gráficas no hay tanto problema mientras se trate de tiff, jpg, PNG o gif. Que sí bien no son todos estándares abiertos, se trata de estándares conocidos. En el caso de otros formatos propietarios como PCX (paint brush) y casi en desuso actualmente ahí sí pienso que puede haber más problemas.

Saludos

Morsa said...

No estoy muy seguro que pcx haya sido propietario, pues de hecho había una descripción de su encabezado y cómo leer esas imágenes.

Desde luego ahora la fotografía digital ha hecho este arte mucho más barato, pero el punto es si podemos actualmente respaldar nuestra información. Mira, por 1988 yo tenía una cámara instamatic y tomé fotos con ella. Aún están los negativos. Ahí finalmente hay un respaldo que puede conbservar por muchos años las fotos. La fotografía digital, sin la nube, significa al menos por ahora, ir cambiando de formato en formatoi para no perder la información, porque de nuevo, puedes tener un dispositivo que guarde en un disco especial los datos por 1000 años, pero ¿en 1000 años habrá el aparato para leerlo? Y eso es exactamente lo que pasa con los videocassettes, los video 8, los super8mm, etc. Por ejemplo, mis tíos grababan en películas de 16 mm. No existe en el mercado mexicano ya manera de conseguir un foco para el proyector de 16 mm y si te vas a Internet, es carísimo. ¿Entonces? El punto es que NUESTRAS HISTORIAS PERSONALES se van perdiendo porque todo es digital, etéreo. Y que conste, no quiero decir que las impresiones en papel desaparezcan, tienen su propia problemática, sin duda, pero es un hecho que conservan la información muchos años.

Morsa said...

Sin duda, Mayra, que la fotografía digital tiene muchas ventajas, pero no hablamos de eso, sino de cómo se va perdiendo la memoria histórica porque ya no hay revelado, ya no hay negativos que se guardan y que de alguna manera, conservan esa memoria histórica.

Y deja tú la labor profesional de un periodista. Piensa en la memoria histórica de tu familia, la cual puede perderse si de pronto se daña el disco duro con las N carpetas que contengan fotos. Pienso que ahí está gran parte de la dificultad.

Los avances tecnológicos siguen. Cuanbdo salió el CD ¿quién hubiese imaginado que vendría el DVD con siete veces mása almacenamiento? ¿Y el bluray? y así podemos seguir. Vienen las TV 4K, las ultraHD. ¿En qué vas a guardar los programas que transmitan? Cuando sean accesibles las cámaras personales en ultraHD, ¿cómo vas a almacenar las im´pagenes y qué pasará cuando lleguen las 8K? es el cuento de nunca acabar, de estar respaldando en nuevos formatos para no perder la información. ¿Me explico?

Ernesto said...

En 10000 años a lo mejor de nuestra civilización solo van a quedar los edificios. De los fenicios, y de las civilizaciones que escribían cosas en piedra o barro cocido se conservan documentos.

Nosotros que escribimos en papel y en medios digitales posiblemente no quede nada de eso.

emiliano said...

Dos servicios diferentes de la nube, disco duro externo, y es necesario conservar fotos de mas de 50 anos?

Ademas para solucionar el problema de material fisico, pues una tableta, smartphone, etc. El papel es todavia realmente necesario para fotografias ( a nivel personal)?