Sunday, July 07, 2013

Los descalabros de la selección mexicana


Yo no soy el más aficionado al futbol, aunque en ocasiones estoy enterado de lo que pasa en este deporte. Sé que el "Chepo de la Torre"  es el director técnico del tricolor y sé también de las desastrosas últimas actuaciones del tricolor. Ya supe que en la Copa Confederaciones no dimos una y que antes, en la eliminatoria mundialista, que si no me equivoco, pasan 3 de 6 equipos y el cuarto lugar va aun repechaje contra Nueva Zelanda, vamos mal. Lo lamentable es que jugamos contra unos equipitos que difícilmente tienen la infraestructura que se tiene en México (y el dinero, desde luego), para el "juego del hombre", como le gustaba decir al locutor (ya fallecido), Ángel Fernández.

El asunto es que hoy salió el "poderoso" seleccionado tricolor a la cancha, contra su similar de Panamá. Y he aquí que ocurrió lo que nunca había ocurrido en la historia de estos encuentros entre las dos selecciones: Panamá venció 2 a 1 a nuestro representativo. El punto aquí no es hacer drama por un tema que simplemente se está convirtiendo en un negocio fallido. La selección mexicana, el Chepo de la Torre, Televisa, TV Azteca, toda esta danza de millones está en peligro. Cuando la selección llegó al Mundial pasado, aunque no pudo pasar del cuarto partido, de todas maneras a fin de año la Federación Mexicana de Futbol dio a conocer una ganancia de unos 100 millones de dólares. ¿Cuánto ganaría la FMF si México llegara a colocarse entre los cuatro finalistas de un Mundial? No sé ni quiero pensarlo.

Por eso es importante para la FMF que México vaya al Mundial, porque sabe que cuenta con una afición a la que le quedan mal una vez sí y otra también. Cada vez que va a haber Mundial, la selección se renueva: nuevos diseños de camisetas, anuncios de sus seleccionados anunciando desde pan Bimbo hasta papel de baño. Todos bailan contentos junto a don dinero y no pierden la oportunidad de aparecer en la publicidad de lo que sea. Y quizás hagan bien, pues después del fracaso en la justa deportiva, ya nadie los contratará y serán incluso ignorados por esta afición que como pudo haber dicho el Papa Juan Pablo II, "siempre fiel", aguanta una y otra vez las derrotas.

Tal vez estemos esperando ese milagro de ganar y convertirnos en potencia. Quizás estamos esperando el "ya nos toca", como si hubiese una especie de deidad que indicara que tanto tiempo perdiendo ya es justo que ahora ganemos. Y eso es parte del espíritu de estos seleccionados. Piensan que "ya les toca ganar", pero la realidad les manda un mensaje que no quieren leer: juegan mal preparados; juegan porque es su chamba, pero les importa un bledo ganar o perder; son unos profesionales monetizados cuyo único interés es ver cómo hacer mucho dinero antes de que sus carreras acaben (y se conviertan en actores patéticos, como Cuauhtémoc Blanco, o cronistas deportivos como el infame Luis García o Hugo Sánchez).

Y que conste, a mí me da igual si gana o no la selección. Lo que me parece triste es ver como se burlan una y otra vez de esta afición fiel hasta la muerte, que se enoja, que patalea porque el Chepo no escucha a nadie, porque en el fondo él es el director técnico y cada aficionado lo es en su fuero interno. Porque en el fondo aman el deporte de las patadas y quisieran ver que el equipo tricolor ganara más veces que las que pierde y aún más, que clasificar al mundial fuese un paseo por el campo y no este camino de espinas que no parece tener fin.

Pero no me crean. vean el siguiente video, en donde los seleccionados del Mundial del 86, se prestaron a cantar una patética canción/himno, que de verdad, es de pena ajena.


2 comments:

Ab said...

"Tal vez estemos esperando ese milagro de ganar y convertirnos en potencia." ... yo creo que el milagro sería que no pasaran al mundial y que la afición dejara de "ser fiel" a ver si así dejan de irse de antro cada gira, como lo hicieron en Brasil, y en Monterrey y seguramente en cada lugar que visitan cuando van "a trabajar"... es un aspecto más de nuestro vergonzoso país en donde el cinismo es la cereza del pastel de la ineficiencia, la corrupción y demás ingredientes que forman tantas y tantas instituciones y organismos -públicos y privados.

Gualberto Navarrete Gómez said...

Que tal Morsa, precisamente ahora que leia tu entrada me acorde de una cancion del mundial del 94, producida por Telvisa aparentemente... menos letra, mas melodia, y sin decir nada http://www.youtube.com/watch?v=OVTIpPBKtlg

Saludos