Monday, May 26, 2014

Luchando contra la obsolescencia

Tengo una QuickCam de Logitech, que compré hace años para un proyectito. En ese entonces creo tenía instalado en mi máquina Windows XP. El manejador (driver) de dicho aparato funcionaba perfectamente bien y la aplicación que hice funcionaba de acuerdo a lo esperado. Pero el tiempo pasó y yo dejé de usar la cámara. Vino Windows Vista y luego el 7, que es el que tengo ahora. Cuando usaba Vista (que realmente no era tan malo como mucha gente dijo), la cámara no reconocía el manejador de Logitech. Pensé entonces que debería haber un nuevo driver pero no, no hubo nada en ese entonces. En pocas palabras, mi Quickcam se convirtió en algo absolutamente inútil.

Y esto me pone a pensar, ¿cuánto tiempo se vale que algo que compras te dure? Una Quickcam no tendría por qué dejar de funcionar porque cambió el sistema operativo, ¿o si? En esencia, el hardware de la cámara no puede ser tan poco compatible. ¿A poco no se puede hacer un nuevo manejador para la cámara para Windows 7? ¿A poco tengo que comprar una nueva?

Porque fíjense, las cámaras web pueden durar una eternidad. Un disco duro puede dañarse por múltiples razones, entre ellas, porque tiene partes mecánicas, pero en muchos casos, en el cómputo, si algo no se mueve, ¿qué lo podría dañar? Desde luego que como todo lo que se usa, tiende a sufrir las consecuencias del tiempo. Quizás la cámara se caliente más de la cuenta en alguan ocasión y eso la eche a perder, o tal vez el desgaste material de los materiales electrónicos que usa dejen de funcionar, qué sé yo. Lo que sí sé es que me parece injusto con el consumidor que se vuelva de la noche a la mañana un dispositivo obsoleto porque cambió el sistema operativo.

Yo puedo entender por qué a Microsoft le cuesta tanto trabajo para convencer a la gente que migre de sus anteriores versiones de Windows a las nuevas. Pero a ver, ¿cómo convencerlos si de pronto los dispositivos que funcionaban dejaron de funcionar sin razón aparente, o bien, que de alguna manera nos obliguen a vendernos uno nuevo?

Postscriptum

Acabo de ver que ya hay drivers para las Quickcams. Vamos a ver si puedo echar andar la camarita. Seguiremos informando.

5 comments:

Héctor Daniel Cortés González said...

No toda la culpa es de El Imperio. Si bien es cierto que el cambio de sistema operativo hace que los drivers anteriores dejen de funcionar, es El Fabricante de la webcam el que debería hacer unos drivers nuevos. Esto, por supuesto, no lo hace, porque El Fabricante tiene nuevos productos que vender para el nuevo sistema operativo de El Imperio.
Algunos dicen que El Fabricante debería hacer públicas las especificaciones de los productos descontinuados. Así alguien con la suficiente habilidad podría crear un driver para tener el hardware funcionando. La verdad es que el hardware viejo es para los sistemas operativos viejos.
Yo por eso prefiero Hardware Libre para Software Libre. Siempre se pueden seguir utilizando.

Alejandro Sierra said...

Si usaras Linux no tendrías problema. Mi sistema casero de seguridad usa varias camaritas de distintas edades. Por otro lado, la estrategia de negocio de MS es precisamente hacer que sus productos se vuelvan obsoletos pronto.

Ernesto said...

Hola Manuel!

Ve como resolvió Apple la transición de 32 bits a 64 bits. a partir de OSX Lion.

http://appleinsider.com/articles/08/10/28/road_to_mac_os_x_snow_leopard_64_bit_to_the_kernel.html

Abrahamm Mnt said...

Así es, esto no debería pasar... y por cierto el artículo me trajo un buen recuerdo de cuando con esta cámara hacíamos mi hermano mayor y yo, pequeñas películas stop-motion de dinosaurios! Buenos recuerdos y aun la tenemos.

Jorge Edgar Ortiz Ramírez said...

Comparto tu "pesar". Ya hace muchos muchos años, adquirí una impresora LaserJet HP modelo 1000, cuando empecé la Universidad, pensando (y con razón) que me sería de mucha utilidad para presentar trabajos, portadas, etc.

Con el paso de los años demostró ser una pieza de hardware robusta, y que hasta hoy (a más de 10 años de uso) sigue dando "batalla".

Pero no todo ha sido "miel sobre hojuelas". Con el paso de los años, el cambio de equipos y de sistemas operativos (de tipo y versiones de los mismos), al último me había topado con que en Windows 7, el fabricante ya no asumía ninguna responsabilidad y que simplemente, ya no tenia soporte para dicho equipo (y dicho por su área de "soporte técnico" después de un sin fin de llamadas y correos).

¡La solución? Instalar Linux, y del propio fabricante una herramienta OpenSource (hplip) que solucionó todo, y sigo usándola como al principio.

Aun no entiendo como es que por el lado "oscuro" (Microsoft) HP se hizo desentendido de su propio equipo, y por el lado de Linux, mantiene una herramienta para todas sus impresoras y equipos, funcionando sin problema.