Thursday, May 10, 2007

Cuando uno viaja en Metro, se encuentra con todo género de vendedores de discos compactos de música. Por 10 pesitos uno puede llevarse a su cantante predilecto, o la colección de éxitos de la música clásica, o de cualquier género. El catálogo de música que los vendedores ambulantes ponen en los vagones del metro son impresionantes. Hoy encuentro este sitio (vía cofradía), en el cual, el autor de este blog se ha dado la tarea de repartir la distribución Ubuntu de Linux en el metro de la ciudad de México, con un costo de 20 pesos. La idea me parece notable.

La idea de Martín Pérez Martínez, que si no me equivoco es quien se ha decidido por esta actividad, por demás curiosa, para promover el software libre, aparte de original puede ser incluso una modesta entrada de divisas. En dos semanas ha vendido 150 copias de Ubuntu, y se ha llevado sorpresas agradables con la misma gente que le compra los discos. He aquí un par de comentarios que hace: "Un señor que se llevó el CD además de los 20 pesos me dio otros 10. Una joven mujer, al parecer estudiante de la UNAM, me interrogó acerca del motivo que me llevó a realizar esta actividad, ella estaba sorprendida, me comentó haber pensado que se trataba de un performance. Un ingeniero en sistemas me dio los 20 pesos sólo como cooperación, no quiso llevar el disco pues él ya usa GNU/Linux. Y así podría pasar la tarde escribiendo más sobre la gente que recibe con agrado a GNU/Linux". Y remata: "Estoy muy contento con esta nueva actividad en mi vida".

Obviamente no a toda la gente le ha convencido esta idea. De hecho, en el blog de este curioso personaje también menciona las mentadas de madres y amenazas que ha recibido por parte de algunos lectores de su blog. Lamentable actitud, porque finalmente, la venta de discos de Ubuntu a 20 pesos no viola nada de lo que el software libre permite. Así que ¿por qué tanto malestar para quien finalmente promueve esta posibilidad que contrarresta al software propietario?

5 comments:

Irak Garcia said...

creo que yo compraría software libre en lugar y pagar algo simbolico, en lugar de comprar software pirata XD

Eldiwics said...

Hola Manuel:

Acerca de la labor de ese muchacho por distribuir software libre (un tanto dudosa), si te vas al enlace siguiente, https://shipit.ubuntu.com/, pagina oficial de Ubuntu, puedes pedir gratuitamente los cd's live que quieras te los envían gratis a tu domicilio, yo pedí cinco para repartir entre mis colegas y al cabo de cinco días estaban en mi buzón sin costo alguno y sin spam en mi casilla electrónica, ahí es nada.

Es decir, que si ese chico los vende a 20 pesos, el si que se lucra con esa faena de piratilla.

Un saludo.

Manel

Morsa said...

Hola, Manel,

perdón, peor no entiendo. ¿Por qué es una faena de piratilla. ¿Ubuntu está en el software libre (SL)? Si es así, cualquiera puede venderlo al precio que sea, ¿no funciona así el SL?

No veo el crimen del muchacho ése. El precio de un producto de software libre se autorregula, según entiendo, por los propios usuarios. Imagina que yo tengo una copia de la distribución de Ubuntu. Se la puedo vender a alguien por lo que a mí se me antoje, ¿o no? Claro, si ese alguien ve que lo puede conseguir gratis en otro lado, se hará de él de esa manera.

La verdad te pregunto porque no entiendo realmente si el chavo está haciendo algo ilegal o no. ¿Qué me puedes decir tú de esto?

saludos
Manuel

Morsa said...

Irak,

al igual que le digo a Manel, ¿califica lo que hace este chavo como software pirata? Explícame por qué. Me parece que algo no estoy entendiendo.

saludos
Manuel

Irak Garcia said...

Manuel:
Hace unos meses comente que yo prefiero comprar software libre a ese chavo o a cualquier otro chavo, en lugar de comprar software pirata, me refiero al windows que venden pirateados en las calles o mercados de mexico, estoy a favor de eso, hasta yo lo haria! ojo, tambien cuesta el ancho de banda, la luz el quemar etc y los conocimientos... que ofrece el aparte para ir hasta tu casa instalartelo y darte algunos tips, pero bueno eso ya es un tema algo viejo.

Saludos