Wednesday, October 13, 2010

Campañas presidenciales desde ahora


Yo creo que cuando Fox ganó la presidencia de la República, en este país nos dimos cuenta que algo había cambiado de verdad. Aunque Vicente Fox resultó un imbécil, que junto con su esposa, Martita Sahagún, pretendió crear seis años de pareja presidencial, de casi sueño monárquico, la cuestión es que de pronto muchos se dieron cuenta que por una parte, el PRI no era invencible y por otra parte, que cualquiera podía llegar a ser candidato a la presidencia. Así, muchos candidatos que no se veían con oportunidades, de pronto se sintieron con posibilidades.

Cuando Calderón se autodestapó, mucho antes de que Fox eligiera a su candidato, que era el idiota de Creel, pocos creyeron en él pero finalmente "haiga como haiga sido" (dixit Calderón), éste se hizo de la presidencia, para berrinche de Andrés Manuel López Obrador.

Muchos dudan de la legitimidad de Calderón en el poder, sobre todo quienes siguen con López Obrador. Sus dudas son legítimas si consideramos que antes de las elecciones, las encuestas daban 10 puntos de ventaja a AMLO sobre los otros candidatos. Finalmente, al saberse el resultado de las elecciones, AMLO se enojó, mandó las instituciones al diablo, pidió el voto por voto, cerró Reforma por un mes, llamó espurio a Calderón, y un sinfín de acciones que lo único que lograron fue que parte de quienes votaron por el candidato de la izquierda se sintieran defraudados por éste. Así, AMLO perdió mucho capital político y pienso que si no ganó la elección pasada, difícilmente podrá ganar la que viene.

Porque el asunto es que "el Peje", Andrés Manuel López Obrador, ya está en campaña para el 2012. Sí, a pesar de existir un supuesto acuerdo de la izquierda mexicana, que apoyará al candidato mejor posicionado por las encuestas, en algún momento del 2011, para AMLO esto no existe y él ya se considera el candidato de la izquierda, a pesar de las diferencias con el PRD, el partido de izquierda más fuerte que hay en este país.

Por su parte, Marcelo Ebrard ya se apuntó para la candidatura presidencial y aunque más parco, dice esperar el momento para que se decida si él es el "bueno" o no, pero la cuestión es que en el fondo él quiere ser el candidato, diga lo que diga y piense lo que piense AMLO.

Algo es claro: posiblemente la izquierda no tiene muchas chances de ganar la elección del 2012, pero con candidatos divididos por partidos de izquierda, menos. Si no hay un candidato unificado de la izquierda, difícilmente tendrán alguna oportunidad.

Esto, desde luego, no le importa a "peje Manuel", porque él piensa que los seis años anteriores no han afectado en nada su popularidad, el sentir de la gente para con sus actitudes. Me queda claro algo: con o sin acuerdo, AMLO estará en las boletas para presidente de la República.

Lo mismo pasa en el PAN. El partido en el poder no sabe ni siquiera a estas alturas quién puede ser su posible candidato. El recontraidiota de Creel ya salió a decir que él quiere ser, cuando su capacidad intelectual es francamente patética. Así, el PAN por el momento está en una situación gris, sin saber para dónde jalar.

Finalmente el PRI ya tiene a su candidato: el golden boy Peña Nieto. Se encontraron los priístas a un galancito al mejor estilo Jimmy Neutrón (dixit Germán Dehesa), el cual parece tener respuesta a todas las preguntas. Ya tiene como novia a Angélica Rivera, una actriz de televisa y sí, para muchos hacen la pareja perfecta. Parece ser que si no encuentran los otros partidos a algún candidato con "ángel", el PRI regresará al poder. Seguramente otros priístas, empezando por Beatriz Paredes, saben que no tienen ninguna chance de ser candidato a que su partido le apoye... Y ya lo dijo el expresidente Salinas de Gortari: "la alternancia llegó para quedarse".

Así las cosas, faltan dos años para la elección pero ya se piensa en a ver quién ocupa la primera magistratura del país. No se piensa, desde luego, en quién sería mejor para México, sino en qué partido se hará con el gran botín. No se discute quién podría ser el más apto, sino quién tiene más chances popularmente para hacerse dueño, al menos por seis años, de los bienes de esta nación, la cual desangran los políticos sin miramientos.

Quizás en todos los países sea igual, pero aquí la rebatinga por el poder ya ha empezado y cada vez es más prematuramente.

No comments: