Wednesday, October 13, 2010

Sobre el rescate de los mineros en Chile


Hace no sé ya cuantos años, hubo un accidente en la mina de carbón, en Pasta de Conchos (creo que eso está cerca de Coahuila). Parece ser que hubo una explosión y fueron sepultados en la mina un número de mineros que desconozco. Los esfuerzos para rescatarlos fueron vanos. Las sondas para averiguar si había sobrevivientes fueron infructuosos. Se mencionó gas letal en los pasillos de la mina. Se decidió dejar los cuerpos ahí por temor a que más gas explotara o cualquier otra desgraciada eventualidad.

En Chile ocurrió un accidente parecido, pero en una mina de cobre. No había gas letal. Las sondas encontraron a 33 mineros vivos, a más o menos 650 metros bajo tierra. Entonces se organizó el rescate y en 69 días lograron sacar a través de una cápsula, a todos los mineros enterrados, sanos y salvos.

Los medios se tomaron esta noticia con la espectacularidad del rescate. Para que esto pudiese ocurrir, los chilenos tuvieron que perforar hasta 700 m bajo tierra y hacer una especie de túnel, en el cual se implantó una cápsula que subía y bajaba con socorristas y mineros enterrados. Evidentemente la hazaña tecnológica para sacar vivos y sanos a todos los mineros había que documentarla, pero los medios decidieron que esta noticia, esta "nota", como suelen decir, debía ser espectacular.

Y entonces tenemos al cretino de López Dóriga, diciendo cuanta bobada se le ocurre: que se les dio a los mineros lentes especiales para que al salir de la mina no sufrieran por las luces, cuando finalmente, en los 50 m cuadrados en los que sobrevivieron por 69 días, tenían luz artificial. Igualmente, López Dóriga habló de la ropa que usaban, porque claro, a 650 m bajo tierra el clima es tibio, pero a la intemperie hace mucho frío y que entonces, había que tomar sus previsiones. En fin, buscaba el periodista todo género de argumentos para mostrar que era un rescate espectacular. También se decía que la cápsula podía fallar, porque en cada viaje el cable que cargaba con la cápsula rescatadora se iba desgastando. Todas esas idioteces son clásicas del peor de los "reality show". Había que hacer la nota importante, fundamental, maravillosa, aunque de espectacular no tenía nada.

Otros -en la radio- pensaban que quizás todo estaba preparado. Se veían demasiado sanos y contentos los mineros rescatados. ¿Es que acaso no estuvieron ahí? ¿es que quizás fue todo un montaje? De nuevo, todo género de especulaciones idiotas pretendiendo pasar por especulaciones críticas. En resumen: un espectáculo de los medios que bien podría calificarse de lamentable.

Lo que terminará pasando es que en unos días los 15 minutos de fama de los mineros desaparecerá. Se habrá olvidado. Hoy son héroes pero mañana serán de nuevo esos mineros anónimos. Es una fama tan temporal que antes de que termine usted de leer esto quizás ya estemos olvidando el acontecimiento.

Pero sean como sean las cosas, no hay que olvidar que mucho de lo que pensamos, decimos y hacemos, se basa en lo que los medios piensan, dicen y hacen. Nos engatuzan y nos hacen creer cualquier estupidez como importantísima, cuando no lo es y que evidentemente se olvida con el paso del tiempo. No hay que seguir permitiendo esta burda manipulación. Yo al menos no quiero que esto siga así, por lo que pongo mi granito de arena con mi crítica y protesta por todo este absurdo circo, montado por los medios.

10 comments:

Chochos said...

Según tengo entendido, lo de Conchos fueron como 50 mineros enterrados a 150m bajo tierra.

Lo de los lentes seguramente le dijeron que lo tenía que mencionar, porque Oakley donó lentes de $400USD para los mineros... tal vez eso fue lo que faltó para salvar la vida de los mineros mexicanos, unos buenos patrocinadores; tal vez Telmex, Televisa, Bimbo, etc no supieron cómo sacarle jugo a la situación en aquél entonces y por eso los dejaron ahí a morirse.

Erik Martinez said...

Amigo Manuel:

Ahora si no voy con tu comentario, lo respeto y te comparto el mío:

Es 100% cierto la referencia que haces de los medios, sobre la manipulación, sobre el amarillismo y sobre la exageración del “Teacher” (Espero que sea mal teacher no sería bueno tener más de ese tipo), creo solo tomaste el evento equivocado.

Te robo un momento la frase de que este país no sirve, creo igual pero también creo muchas cosas en el mundo no sirven. Hace falta tener eventos que te muevan el corazón, que te hagan sentir humano y que te de la esperanza que los demás también sienten la humanidad que necesitamos para ser mejor planeta. Te confieso que me emociono mucho la salida del primer minero y me reí lleno también de emoción cuando saliendo uno a uno abrazaban al presidente chileno como uno más esperándolos fuer a (Te imaginas a Calderón haciendo lo mismo… yo no).

¿Montado? ¿Reality? No sé. Me pareció una organización del tamaño de los mejores, me pareció un ejemplo de perseverancia, de trabajo en equipo, de seguir una meta fija y lograrla, creo estuvo tan bien organizado que hasta el show les salió muy bien y creo si se vale.

Saludos

Erik

Larry said...

Totalmente de acuerdo mi estimada morsa, lo unico espectacular fue el minero 21. El que tenia dos esposas, eso si fue de reality de televisa.

Sibilina said...

Ya escribí, en mi blog, Manuel

http://yo-sibilina.blogspot.com/2010/10/cecilia-medina-y-maria-schneider-el.html

Morsa said...

Erik,

Yo no dije que lo de los mineros chilenos hubiese sido un montaje. Eso dijo alguien en la radio, cosa que desde luego, me parece absurda.

A mí me parece que un evento de esta naturaleza ya es de por sí dramático para además salir con toda esa sarta de babosadas, de reflexiones sobre si les ponían lentes para evitar dañar sus ojos o bien, que debían ir bien cubiertos porque no es lo mismo el frío del exterior al tibio paisaje de la mina.

En resumen: lo que fastidia es el manejo de los medios en este evento. Me fastidia el "teacher", porque este señor es feliz siempre que la desgracia sea mayor. Porque eso vende, porque eso le da rating. Es tan cretino que sólo eso le interesa y además, se siente único e irrepetible. ¿Me explico?

Saludos
Manuel

Morsa said...

Chochos,

me parece irresponsable pensar que a los mineros de Pasta de Conchos los dejaron morir por falta de patrocinadores o por razones comerciales. Eso fue una tragedia y estoy convencido que nadie en su sano juicio tomaría este tipo de decisiones condenatoria solamente por rating, por comercialización o por falta de lo mismo. Pienso que eso es hablar por hablar. Cualquiera, con la mínima humanidad, sabría que si había opción de hallarlos con vida, había que actuar en consecuencia.

El episodio de Conchos contra el de Chile son muy diferentes en muchos términos y ni siquiera son comparables.

A mí me parece que cada vez más el mexicano plantea siempre una crítica sin tener siquiera información relevante. Dice lo que cree y como siempre hay un elemento de corrupción, parece que debe creérsele. Y dudo que siempre sea así. Vaya, que me parece falto a la verdad e irresponsable siquiera sugerir que dejaron morir a los mineros en concho por no saberle sacar jugo comercialmente.

saludos
Manuel

:tadeo.X: said...

estimado Manuel

estoy absolutamente de acuerdo contigo; no dejo de ver esto como un patético espectaculo del cual todos los medios se quieren colgar para jalar agua a su molino.

exacerban los sentimientos para convertirlos en rating.

no se, pero -dejando claro que me da gusto saber que decenas de personas fueron rescatadas de lo que en otro momento hubiera sido imposible- no entiendo la exultante alegría de tantos -incluyo a muchos conocidos mios- que parece hubiesen rescatado a sus hijos.

mi temor se concretiza: los medios ahora deciden como y porqué debemos sentir.

saludos

:tadeo.X: said...

ah... y comparar lo sucedido en Chile con lo de Pasta de Conchos es una estulticia, un torpe intento para convertir una nota internacional en un asunto de política local.

saludos, Manuel.

Morsa said...

:tadeo.X

Coincido 100% contigo. Llama la atención cómo los medios cada vez más inciden en nuestras emociones y manera de pensar. Por ejemplo, cuando Obama tomó el cargo de presidente en los EEUU, bueno, se deshacían los medios en elogios. Una nueva era se estaba abriendo paso. Tengo conocidos que casi casi lloraban de la emoción.

¿Y ahora? Obama ni siquiera tiene las mejores calificaciones como presidente en los EEUU. Su tiempo en la Casa Blanca no ha sido lo que dijeron los medios en esos vibrantes momentos.

Saludos
Manuel

Manuel "el ruso" García said...

Quihubas:

Algo sobre Pasta de Conchos. Para argumentar que los niveles de gas metano eran demasiado elevados para intentar siquiera un rescate, ya sea de mineros eventualmente vivos o de los cuerpos, tuvieron que ser traídos de Estados Unidos aparatos que en efecto midieron la concentración de gas en la mina.

Lo que apenas y se mencionó en los medios (en algunos sí se hizo pero nunca se planteó a Germán Larrea), es que uno de los puntos elementales de seguridad en minas de ese género es el monitoreo constante de esos gases. Mineros sobrevivientes y familiares de los desaparecidos argumentaron que ese monitoreo no se realizaba en la mina. La empresa dueña de la misma obviamente insistía en que tomaba todas las medidas de seguridad previstas por los regalentos vigentes.

La pregunta es la siguiente: ¿Por qué entonces tuvieron que traer aparatos de Estados Unidos, si spuestamente con aparatos semejantes la empresa monitoreaba la concentración de gases?

Insisto, esto se planteó en algunos artículos periodísticos, pero no trascendió a los grandes medios electrónicos y por supuesto nunca se confrontó a Germán Larrea o a Napito con este punto.

Finalmente, quiero decir que por supuesto hay un cálculo financiero y político atrás de la negativa a rescatar los cuerpos. Primero, porque se considera demasiado caro sacar cadáveres de mineros miserables. Segundo, porque qué tal si los cadáveres son encontrados juntos, en posturas que indiquen que sobrevivieron, se reunieron y esperaron a que los sacaran. Se supone que la explosión fue tan dura que los habría despedazado (un argumento), o que la concentración de gases era tan alta que hubieran muerto casi de inmediato (otro argumento) Pero, ¿y si no? mejor que se queden ahí.

Y las familias, que ni enterrar a sus esposos/hijos/papás pudieron, que se los coma un león.

Como si todos estos años no hubiera sido posible hacer un hoyo en la tierra controlando la salida de gases.