Monday, September 05, 2011

¿Deben o no aplicarse las reglas del ajedrez?


En el Campeonato Europeo, en Estambul,  Zurab Azmaiparashvili, en su partida contra Vladimir Malakhov, tocó una pieza -supuestamente por error- trasponiéndola a un intercambio de torres que debía hacerse previamente, con lo que quedó en posición perdida. Entonces, aparentemente corrigió el error diciéndole a su rival que en realidad era obvio que primero debía hacer el cambio de piezas y que después haría la jugada que hizo. Para sorpresa de todos, Malakhov aceptó semejante argumento y le permitió entonces rectificar a Azmaiparashvili su jugada. Y esto no solamente salvó el encuentro que debió haber perdido de acuerdo a las reglas del ajedrez, sino que además, venció a Malakhov (que terminó en segundo sitio), del Campeonato Europeo del 2003.

Hoy, en la Copa Mundial ocurrió algo simpático y curioso. Alexander Moiseenko, de Ucrania, jugaba contra David Navara (de Checoslovaquia), y pasó que en un momento dado, Navara tocó su rey en lugar de tocar el alfil que pretendía mover. Obviamente fue un error absurdo, pero la regla es pieza tocada, pieza jugada. Sin embargo, Moiseenko se dio cuenta que el que su rival tocase la pieza equivocada fue un simple error que no tenía nada que ver con la partida. Entonces le dijo a David que moviera el alfil. Evidentemente si hubiese movido el rey navara hubiese perdido una pieza. Finalmente éste accedió y cuando estaba a punto de vencer al ucraniano (tenía mate en dos), Navara entonces ¡le ofreció el empate!

El detalle podría haber sido meramente de algo así como "fair play" (juego limpio), pero la realidad es que el propio Navara se sintió mal de esta situación y dijo que su conciencia lo obligaba a actuar siendo "justo" con la actitud de su rival. Cabe decir que este juego, si Navara no le hubiese ganado los desempates a Moiseenko, le hubiese costado al checoslovaco unos 8,000 dólares de su premio por avanzar a la siguiente ronda. Navara y Moiseenko se hicieron acreedores a un premio especial por su "fair play".

La pregunta es si todo esto está bien. En este último caso, parece ser que simplemente Navara tocó el rey en lugar del alfil, por accidente, pero su rival pudo haber obligado a que jugara el monarca y automáticamente hubiese perdido una pieza y la partida. Pero fue un "error" de percepción quizás y Moiseenko piensa que no era una jugada que un jugador de la fuerza de Navara haría, pero finalmente ¿no se están violando las reglas del ajedrez competitivo? ¿No debería haber un árbitro que impusiera la autoridad y dijese algo como esto: "lo siento señores, pero el Sr. Navara tocó el rey y debe jugarlo. Esa es la regla que se aplica. Así es el ajedrez de competencia"?

Pero ¿tiene el juez derecho a intervenir cuando no ha habido reclamación por ninguno de los jugadores? No lo sé. En mi opinión el árbitro en ajedrez está para velar por que las reglas de la competencia se sigan. No creo que sea necesario que tenga que pedir permiso para intervenir. ¿O quizás sí?

Ya pasó incluso en el torneo de Linares, en donde Kasparov tocó un caballo en su partida contra Judit Polgar, pero antes de soltar su pieza, aparentemente, se dio cuenta de que era un error y movió el corcel a otra casilla. Pareciera que Garry había soltado la figura en la primera casilla, pero nadie estaba seguro. Judit no reclamó nada, aunque evidentemente no se ve muy fácil reclamar que Kasparov estaba haciendo trampa.

Garry declaró que si soltó la pieza no puede confirmarlo. Yo pienso que él mismo hubiese aceptado su destino si hubiese considerado que sí había soltado la pieza. Solamente la transmisión del video de la ronda tuvo la verdad. Ahí -cuadro por cuadro- se halló que Kasparov suelta el caballo por una décima de segundo, sí, por una sola décima. Probablemente es una fracción de tiempo tan corta que para los seres humanos es indistinguible. Estrictamente Kasparov hizo trampa pero... ¿es trampa si el rival no reclama en su momento?

16 comments:

Marcelo Jorquera said...

Hola Manuel:

Interesantes reflexiones, creo que el ajedrez a nivel competitivo tiene reglas que deben ser respetadas en pos de un juego limpio. Sin embargo, tampoco hay que olvidar que se trata de una disciplina en las que a diferencia de otras (pienso ahora mismo en el tenis) el árbitro sólo puede actuar a pedido de uno de los dos jugadores (por lo que implícitamente el reglamento también permitiría un gesto como el de Moiseenko). Se me vienen ejemplos donde se puede aplicar el reglamento, pero "se ve mal":

- Caso 1: Un fuerte maestro juega con negras contra un aficionado en un torneo. En un momento el jugador de piezas blancas enroca utilizando ambas manos. El maestro detiene el reloj y llama al árbitro reclamando que su rival tocó primero la torre y no el rey para hacer su movimiento. Obviamente la intención de enrocar es clara... el reglamento es llevado al extremo de querer ganar valiéndose de cualquier argucia. Estando yo presente llegué a escuchar que el reclamante decía que "por una décima de segundo la mano llegó primero a la torre que al rey". Está de más decir que me pareció incorrecta la situación que estaba provocando el maestro acogiéndose al extremo en el reglamento...

- Caso 2: Cuando enseño a niños el uso del reloj les explico la mecánica de juego y reglamento de torneo. Sin embargo, siempre les indico que cada vez que juegan deben presionar el reloj, si a su rival se le olvida hacerlo queda bajo su criterio avisar al rival (aunque reglamentariamente no están obligados). Bien le podría señalar a mis alumnos que no avisen que su rival no ha presionado el botón y hacer "teatro" como que están analizando su jugada (tal como enseñan muchos entrenadores con el fin de ganar de cualquier forma), sin embargo creo que un niño o joven debe aprender por si mismo el concepto de corrección deportiva en la práctica sin ser contaminado innecesariamente.

Hay situaciones que el reglamento no contempla, pero cada uno con sus juicios y valores puede determinar el cómo actuar en el tablero.

Slds.

Marcelo Jorquera

Morsa said...

Marcelo,

El asunto no es un problema si se le enseña a alguien a buscar querer ganar con todos los trucos que pueda dar el reglamento.

El problema es que se planteé la actitud del ucraniano como de Fair Play, cuando en realidad está violando las reglas del ajedrez competitivo. Te pondré un ejemplo: estás jugando y le suena el móvil al rival... Llega el árbitro y le da la partida por perdida. ¿Podrías tú decirle: "yo le perdono que haya sonado el celular. Entiendo que no le están mandando ninguna jugada en clave"...

Entonces, ¿cada jugador en honor al fair play puede decidir lo que se le antoje? ¿qué clase de ajedrez es ése?

Y aún peor, imagina que jugamos y haces una jugada como la de Navara, con lo cual te gano una pieza y la partida. Estoy en miderecho a aplicar el reglamento, con tu subsecuente derrota... ¿Soy malo y perverso por eso? ¿voy a ser criticado por todos por ello?

Así, creo que lo que procede es muy simple: las reglas deben aplicarse. Tocó Navara el rey en lugar del alfil, pues pierde. Mala suerte. Para la próxima. No respetar las leyes es quitarle seriedad al juego.

Robert Cuadros said...

Estimado Maestro Manuel:

Justo comentaba hoy el hecho en el Foro de Ajedrez de Perú en YahooGroups. Mi opinión es que hay que ser flexibles y saber distinguir situaciones concretas. Le cuento un caso. Hace algunas semanas un niño ajedrecista enfrentaba la última ronda de un torneo infantil y al coger una pieza para moverla, ésta se le escapa de las manos y cae sobre el tablero. Entonces el oponente llama al árbitro diciéndole que el primer jugador había movido la pieza a determinada casilla. El jugador aludido replicó explicando el accidente pero el árbitro no hizo caso de la explicación. Muchos padres de familia fueron testigos del hecho y abogaron por el pequeño que estaba siendo perjudicado e incluso uno de ellos había estado filmando la escena. Pero el árbitro no cambió su decisión. No sé si este caso se pueda comparar al de Navara contra Moiseenko pero el punto es que no todas las situaciones de este tipo deban tratarse del mismo modo.

Saludos

Robert

LuxAeterna said...

En mi humilde opinión, el caso de Navara-Moiseenko no fue ilegal, esto es, Navara no transgredió ninguna norma, ni Moiseenko lo hizo aceptando que su oponente moviera la pieza que gustara. Digo esto basado en "el espíritu" de la norma que supuestamente se transgredió, que a la letra dice

Article 4.3
“(…) if the player having the move deliberately touches on the chessboard (…) one or more of his own pieces, he must move the first piece touched which can be moved.”

El punto clave esta en que la interpretación de esa norma tiene que decidir sobre el calificativo que la acompaña: "deliberately". Ambos jugadores están de acuerdo en que Navara NO toco la pieza deliberadamente, sino por accidente, lo que exime a ambos de un cumplimiento a rajatabla.

Es de notar que la regla subraya la intención del jugador como parte de la jugada.
Media hora de pérdida de tiempo (en los casos llevados decentemente) discutiendo si fue deliberado o no el acto, fue salvado por la explicación de Navara y la aceptación de su oponente de que nunca hubo intención de mover el rey. El juez no puede imponer que se mueva la pieza tocada, sino que se cumpla la regla, cosa que efectivamente sucedió.

LuxAeterna said...

En mi humilde opinión, el caso de Navara-Moiseenko no fue ilegal, esto es, Navara no transgredió ninguna norma, ni Moiseenko lo hizo aceptando que su oponente moviera la pieza que gustara. Digo esto basado en "el espíritu" de la norma que supuestamente se transgredió, que a la letra dice

Article 4.3
“(…) if the player having the move deliberately touches on the chessboard (…) one or more of his own pieces, he must move the first piece touched which can be moved.”

El punto clave está en que la interpretación de esa norma tiene que decidir sobre el calificativo que la acompaña: "deliberately". Ambos jugadores están de acuerdo en que Navara NO toco la pieza deliberadamente, sino por accidente, lo que exime a ambos de un cumplimiento a rajatabla.

Es de notar que la regla subraya la intención del jugador como parte de la jugada.
Media hora de pérdida de tiempo (en los casos llevados decentemente) discutiendo si fue deliberado o no el acto, fue salvado por la explicación de Navara y la aceptación de su oponente de que nunca hubo intención de mover el rey. El juez no puede imponer que se mueva la pieza tocada, sino que se cumpla la regla, cosa que efectivamente sucedió.

Morsa said...

Robert,

Pienso que son situaciones diferentes. Primero, a los niños hay que educarlos en el uso de las reglas. Si por ejemplo, tocan la torre primero y después el rey, pues que aprendan que enrocarse se hace tocando primero el rey y luego la torre. Una vez aprendido esto, no se olvidará. En el ICC, por ejemplo, ocurren "mouse slip", que es cuando por alguna razón el ratón toca otra pieza y la mueve sin que tú quisieses hacer eso. Entonces hay quien te pide "takeback". Yo creo que eso hace del juego algo totalmente absurdo. Hubo mouse slip, mala suerte. Te rindes y para la próxima ten más cuidado. Las reglas del juego son así porque funcionan.

Ahora bien, que ocurra esto en un torneo de alto nivel me parece fuera de lugar. Imagina que el rival de ahora de Navara se sintiera más cómodo si hubiese ganado Moiseenko. Éste podría reclamarle al árbitro de que los jugadores están violando las reglas. Tan absurdo es permitirle a Navara que cambie su jugada a la propuesta de tablas a dos jugadas del mate.

Otro ejemplo y analogía: imagina que en un partido de futbol un jugador lanxza la pelota a la portería y el tiro es fácil de atrapar, pero el portero se resbala y cae el gol. Es gol. No sería procedente que el equipo que metió el gol diga: "es claro que el portero iba a atajar el balón, y el tropiezo hace que el juego no sea justo para ellos. Es un problema eventual que no debería ser catsigado con el gol". Absurdo ¿no?

Morsa said...

Buen punto, Luxa,

Es un problema de interpretación. De acuerdo. Lo que sí no me parece es que ahora se aplauda la actitud de ambos como fair play. Si Moissenko hubiese obligado a Navara a jugar el rey, ¿también hubiese actuado correctamente? Porque discernir si fue una jugada deliberada o no, pues queda -como dices- al criterio del árbitro.

Te pongo el ejemplo del celular. Si a alguien le suena y el rival lo perdona, ¿debe aplicarse la regla? Yo creo que si existe la regla hay que aplicarla, por más molesta que sea. A mí esa regla me parece que solamente debería existir para el ajedrez de alto nivel, no para los abiertos ni torneos locales, porque mucha gente por alguna razón necesita estar conectada. Es como cuando vas a los conciertos. Se apela a que los escuchas apaguen sus móviles, pero si suena alguno, no pasa de una molestia de algunos por el idiota que se le olvidó apagarlo, pero no por eso llegará a alguien a sacarlo de la sala ¿verdad?

Para mí el punto es ¿quién puede de pronto decidir si una regla se aplica o no? Si le suena a alguien el celular, el rival puede decirle: "no te preocupes, no pierdes. Yo te perdono. Acepto que nadie te está mandando una jugada en el móvil"? ¿Y entonces la regla para qué está? ¿y los árbitros para qué están?

Samuel J. Cruz Ahumada said...

Que tal amigo Morsa, esas reglas que se mencionan no quedan a criterio de los jugadores, el árbitro las puede imponer SIN NEGOCIAR en el caso de Navara, comparto con el usuario LuXaeterna lo del artículo 4. La FIDE solicita mediante absoluta objetividad y sano juicio a los árbitros el demostrar lo que un reclamante demanda, hay cosas que no se negocian, ya están establecidas, por ejemplo si suena el celular se pierde, no importa que mi rival lo acepte, es una regla. En una ocasión observé en una Olimpiada fase Regional, un niño mientras pensaba, tocó con su nariz su rey, con lo cual, quedó en posición perdida, el que se dijo llamar "árbitro" lo obligó a mover el rey, es claro que aquí el árbitro actuó mal, no respetó el espíritu del artículo, ya que la intención del niño: no era tocar el Rey. Desafortunadamente la mayoría de los jugadores conoce esto: "pieza tocada, pieza jugada" cuando en el reglamento no dice semejante barbaridad. Ignoran su reglamento! estudienlo por favor! Quien mas realiza reclamos sin fundamentos es aquel que desconoce la regla. Lo ideal en la partida de Navara-Moiseenko fuera contar con la presencia del árbitro en el momento en que la situación que presentó. Si se observa a Navara con la intención de mover su rey, esto no se negocia, se le obliga. Lo que se relata es que cuando la mano de Navara se dirigía a la pieza que deseaba mover, rozó sin querer otra. Esto no queda a criterio del árbitro, la situación es clara, la intención era mover otra pieza. Caso diferente que Navara tuviera la otra pieza en sus manos... En este caso el árbitro decide con absoluta objetividad y sano juicio basándonos en el reglamento (artículo 4).
Esto no se le debe aplaudir a Moiseenko. Una vez les invito a conocer su reglamento y no utilicen mas la frase "pieza tocada , pieza jugada". saludos. Samuel

Viviendo said...

Hola:

Como el comentario de Luxa dice no se rompió ninguna regla. Navara tocó la pieza pero fue sin intención de moverla. Moissenko le hizo ver que la había tocado después creyó en la versión del contrario de que no tenía la inteción de moverla que fue un accidente. Yo no veo entonces dónde está el problema. Se tienen dos opciones creer o no en la palabra de otra persona y Moissenko tomó la opción de creer que el otro no tenía intención de mover la pieza.

"-Navara: On move 35 I touched two pieces by accident. In fact I wanted to play Bishop d6, but touched my king accidentally...."
"-Moiseenko: it was rather interesting game. When David touched his King it was clear that he did it by accident and wanted to move his Bishop."


Atentamente Lenin González.

Morsa said...

Samuel,

El "pieza tocada, pieza jugada" es simplemente una manera coloquial de lo que pueda decir el reglamento en otras palabras (que a todo esto no sé cuáles son). Para mí el punto no tiene que ver con las anécdotas sobre este tema cuando se trata de niños, sino que aquí hablamos de ajedrez de alta competencia. de alto nivel. Navara tocó el rey primero y Moiseenko no tuvo objeción de que su rival hiciese la jugada del alfil. Es claro que fue accidental. Pero el asunto es que Moiseenko es casi quien le perdona la falta a Navara, cuando es algo que debería contemplarlo el árbitro. Quizás la medida correcta hubiese sido llamar al árbitro, explicarle qué pasó y que el árbitro decida qué procede hacer. Lo grave, repito, es que sea Moiseenko quien decide si le perdona o mno la falta al adversario.

En beneficio del ajedrez, probablemente el árbitro habría decidido que Navara jugara el alfil y probablemente éste no hubiese ofrecido tablas cuando tenía mate en dos. Pero quién sabe.

saludos
Manuel

Ritch said...

Manuel, no entiendo por qué insistes en no leer la regla a pesar de que Lux y Samuel ya lo explicaron claramente. La regla NO es "pieza tocada pieza jugada" a pesar de que esa sea una forma coloquial de resumirla. La regla es otra y como tal Navara NO la violó. La regla solo forza a mover una pieza cuando esta es tocada de manera DELIBERADA.

De hecho hay video del incidente, en el cual es evidente que Navara mueve el alfil y que si acaso toca el rey es un roce accidental. El mismo Moiseenko reconoce que el toque fue del rey accidental(1). Sin embargo Navara --que dicho sea de paso es una persona de una rectitud y nobleza intachables(2)-- no se queda tranquilo con el señalamiento realizado LLAMA EN ESE MOMENTO AL ARBITRO para aclarar la situación; este seguramente conocedor del reglamento perimite que continúe la partida.

Que Moiseenko haya "perdonado" a Navara es totalmente irrelevante; él no puede perdonar nada porque Navara no rompió ninguna regla, si se interpreta correctamente.

En resumen y respondiendo la pregunta de tu artículo: SÍ deben aplicarse las reglas del ajedrez, pero primero deben estudiarse bien, en este caso NO se rompió ninguna.

(Por cierto nada que ver con el caso Kasparov-Polgar donde el movimiento del caballo fue totalmente deliberado).

(1) El que Moiseenko haya señalado a Navara el roce de su pieza --y considerando que como él mismo reconoce era evidente que el toque fue accidental-- me parece de lo más sospechoso. Si lo iba "perdonar" ¿para qué lo señaló en primer lugar? En mi opinión esto fue un intento de desconcentrar a su oponente. Por lo tanto me parece absurdo que --en el colmo-- los organizadores le hayan dado un premio de "deportividad" por haber "perdonado" a Navara por una falta que no cometida.

(2) Quien haya leído un poco sobre el joven jugador checo sabrá que su nobleza, deportividad y rectitud rayan en lo absurdo. Si él tocase una pieza con la intención de moverla su misma consciencia le impediría mover cualquier otra.

Morsa said...

Y entiendo que esto es una cuestión de interpretación de las reglas. Según supe, primero Moiseenko reclamó que Navara había tocado el rey. entonces vino el árbitro y yo entiendo que Moiseenko le permitió a Navara continuar sin penalización (ojo, no sé dónde ver el video que mencionas). Si es así, pues la partida tenía que seguir y listo... ¿por qué habría entonces de pedir tablas Navara si el toque fue accidental? ¿Qué le provocó sentirse "mal" para proponer el empate? ¿Por qué aceptó Moiseenko? ¿No tendría que haber dicho: "me rindo, estoy a punto de recibir mate. Buen gesto pero tú jugaste mejor...", por ejemplo?

Y remotándonos a casos como el de Azmaiparashvili, que cambió una jugada en su partida contra Malakhov del campeonato europeo del 2003. el que le permitió el cambio de jugada fue Malakhov. ¿Por qué? ¿Eso lo puede decidir el jugador? Ése es mi punto.

Francisco said...

En un artículo de Kavalvek que salió en Chessbase el día de hoy, se dan algunos detalles que cambian el tinte de la situación.
Según Kavalek, Moiseenko inmediatamente le indicó a Navara que tenía que mover el rey porque lo había tocado primero. Pero Navara NO ACEPTO. Reconoció que tocó al rey pero que NO se acordaba cual pieza había tocado primero... (?)
Entonces, si no hay testigos, ya estás en una situación de palabra contra palabra. Según Kavalek, cuando llegó el árbitro, Moiseenko ya no insistió en su reclamación. Pero es diferente... posiblemente, aunque hubiese querido, y tal vez por eso ya no insistió, no hubiese podido hacer valer su reclamación. Navara simplemente podía negarlo como de hecho lo estaba haciendo. De hecho, yo creo que fue por eso que después ofreció tablas, porque se sintió mal consigo mismo de haber mentido.

Y para terminar, otra anécdota de las que no quieres que pongamos. Durante un torneo yo estaba usando un sueter con las mangas muy "bombachas". Entonces, cuando estiré la mano para tomar una pieza que estaba en la fila seis o siete, mi manga tiro una pieza. Mi adversario inmediatamente puso el grito en el cielo, llamó al árbitro le dijo que yo había tocado la pieza que estaba en la fila 1 y que debía moverla. Afortunamente el árbitro lo mandó a freir espárragos.

Morsa said...

Esto del fair play entre Navara y Moiseenko creo que ha sido totalmente tergiversado. He aquí lo que dijo Navara oficialmente sobre la partida que sostuvo con Moiseenko y en donde se habló tanto del "fair play":

"El momento crítico ocurrió en el movimiento 35. Mi oponente estaba en apuro de tiempo y yo quería jugar Ae-d6, lo cual hice. Desafortunadamente, mientras hacía mi jugada, incidentalmente toqué mi rey con mi pulgar y empezó a oscilar ligeramente. Yo no puedo decir qué pieza toqué primero, pero no tenía desde luego la intención de jugar mi rey y lo toqué cuando estaba ejecutando mi jugada. Mi oponente notó el movimiento de mi rey y pidió que lo moviera. Le dije que no tenía idea de qué pieza había movido primero y que definitivamente lo que quería hacer era mover mi alfil. Entonces vino el árbitro. Él dio soporte a mi opinión, pero no estoy seguro qué tanto vio del incidente, y por tanto no considero esto especialmente relevante. De cualquier modo, mi contrario estuvo de acuerdo en continuar la partida y le estoy agradecido por ello.

Incidentalmente, cuand ejecuté mi jugada 35... Ad6, mi reloj estaba aún corriendo en la controversia que se suscitó. y entonces detuve los relojes con el botón del centro mientras discutía con mi oponente y el árbitro. Cuando el juego continuó, quise reiniciar los relojes con el mismo botón, pero no funcionó, aunque los tiempos estaban marcando el momento en el que los detuve. Admito que esto pudo haber sido causado por mi manejo con el reloj. Le dije a los árbitros sobre los tiempos consumidos y me use a ver otras partidas mientras los árbitros ponían los relojes en los tiempos y funcionando.

Después de que el juego continuó, logré una ventaja decisiva, pero jugué fatalmente el final de R+D contra R+T. Al final, tuve mucha suerte en lograr una posición ganadora, pero decidí ofrecer el empate. Al hacer esto, no concedo que me sentía culpable por lo que pasó en la jugada 35. Sólo admití que no sé qué pieza toqué primero y cuál debía ser entonces el resultado correcto. Yo quería que el encuentro se decidiera en el tablero y no en un comité de apelación.

Debo notar que ninguno de nosotros actúo queriendo ganar de mala manera. Mi oponente vio mi rey oscilar y lo lógico fue pedirme que lo jugara. Este es un desafortunado incidente que puede pasar de tiempo en tiempo."

Yo no le compro esa idea a Navara. Vaya, que Moiseenko "no le perdonó" estrictamente si es que su rival movió el rey. De hecho reclamó como procede. No se le concedió su reclamación. Entonces, ¿por qué Navara ofrecería tablas?

Viviendo said...

Hola Maestro y físico Manuel:

"Comprar o no comprar"

http://www.chessvibes.com/bartekmacieja/fair-play-in-the-world-cup-2011

Atentamente Lenin González Arroyo.

Morsa said...

Lenin,

Pues entonces no sé cuál "fair play". Exageraciones de los medios. La cosa fue muy diferente y creo que incluso Svidler, al preguntársele su opinión, tampoco comprendió todo este asunto y la alharaca sobre el dizque "fair play ".

saludos