Sunday, March 04, 2012

Cuando Rybka analiza


El ajedrez -por muchos años- fue materia de demasiadas discusiones en lo que se refería a la valoración de las posiciones. Siempre hay más de una opinión en diversos sistemas, por ejemplo de aperturas, y los grandes maesrtros trabajan incansablemente por dilucidar quién tiene la ventaja y por qué.

Sin embargo, gracias a los motores de ajedrez: Rybka, Fritz, Houdini, StockFish, etc., las cosas parecen haber cambiado. Ahora podemos poner al ingenio cibernético a analizar una posición y que nos diga quién tiene la ventaja. Aparentemente los algoritmos que hacen que los programas analicen con tal destreza cada vez son mejores y ya pocas posiciones parecen confundir a estos cerebros electrónicos, que son capaces de dar conclusiones fantásticas.

Por ejemplo, una vez estando en Linares, España (2003), jugaban Leko y Kasparov. Este último tenía un peón menos en un final de dam, rey y peón contra rey y dama. El ahora excampeón mundial buscaba el empate. Entonces el periodista Leontxo García dijo en la sala de prensa: "¡pero qué malos son estos jugadores: Fritz anuncia mate en 92 jugadas!". Por supuesto que el programa había usado las tablas de Nalimov/Thompson, para llegar a esa conclusión casi de forma inmediata. Desde luego que en el tablero en vivo, sin ayuda de las máquinas, los ajedrecistas padecieron ambos hasta llegar casi a las 7 horas de juego, y con medio minuto en el reloj cada uno, la partida terminó en tablas.

Es claro que gracias a las computadoras los análisis en ajedrez son mucho más precisos que antes. De hecho, recuerdo más de un libro en donde el autor del mismo analiza las pifias en análisis de aperturas de otros libros. Ahora, con tanto motor de ajedrez, las cosas han cambiado. De alguna manera tenemos más luz sobre el tema y además, evidentemente aún estos ingeniosos programas no nos dicen toda la verdad de una posición en donde a veces sus criterios fallan (por ejemplo en la partida Giri-Aronian, Wijk aan Zee 2012, en donde el armenio hace un sacrificio que deja mal paradas a las blancas, a pesar que la valoración de la máquina insiste en poner con ventaja al primer jugador.

Con esto en mente, decidí analizar mi partida contra la alemana Preschka, de Hastings 1999/2000, en donde hice un sacrificio intuitivo, que me llevó a la victoria. Pero veamos qué encontró Rybka:

Lopez, Manuel - Prescha, Kristiane
Hastings 1999/2000

1. e4 e6 2. d4 d5 3. e5 c5 4. c3 Cc6 5. Cf3 Db6 6. Ad3 cxd4 7. cxd4 Ad7 8. O-O Cxd4 9. Cxd4 Dxd4 10. Cc3 Dxe5 11. Te1 Db8 12. Cxd5 Ad6 13. Dg4 Rf8 14. Ad2 Ac6 (es más lógica 14. ... h5, para poner a la dama blanca en una posición más incómoda) 15. Ac3 e5 16. Ce3 Ch6 17. Dh5 f6 18. Cc4 Ae7

 López, M. - Preschka, K.
Hastings 1999/2000
Juegan las blancas

Aquí jugué 19. f4!? (esta jugada me pareció en su momento la adecuada, porque busca abrir líneas y sacar ventaja de que las negras están atrasadas en el desarrollo. Pero aquí Rybka encuentra (ver diagrama anterior): 19. Cxe5! fxe5 20. Txe5 De8 21. Dxh6! gxh6 22. Tf5+ Df7 23. Axh8 Td8 24. Ac2 y las blancas tienen una posición prácticamente ganada. Es increíble el sacrificio de dama, que incluso me sorprendió cuando la máquina lo propone) 19... e4 20. Axe4 Axe4 21. Txe4 Dc7


López, M. - Preschka, K.
Hastings 1999/2000
Juegan las blancas

(Y he aquí mi sacrificio de calidad, que Rybka no lo ve mal, pero prefiere 22. Rh1, con cómoda ventaja [evitando el cambio de damas con Dc5+) 22. Txe7! (La evidente 22. Tae1 no resulta tan convincente por Dc5+ 23. Dxc5 Axc5+ 24. Ad4 Ab4 aunque aún así las blancas están mejor.) 22... Dxe7 (22... Rxe7? 23. Ab4+ Rd8 24. Aa5 b6 25. Dd5+ Re7 26. Ab4+ ¡y mate en 10 jugadas, de acuerdo a Rybka!) 23. Te1 Df7 24. Dc5+ Rg8 25. Te7 (esta posición fue a la que había llegado en mi análisis como totalmente ganadora) 25... Df8 26. Ab4 Dd8 27. Ce3 a5 28. Dc4+ Rf8 29. Te8+ y mate en dos 1-0.

Puede verse que la fuerza táctica de los programas parece insuperable. Yo sospecho que ver 3 jugadas (6 movimientos), es un nivel de maestro. Los programas pueden ver diez, doce, quince jugadas adelante aunque claro, depende de qué tan compleja sea la posición y sus posibilidades tácticas. Pero sea como sea, el análisis de una partida que consideraba bien jugada por mi parte me muestra cosas que jamás vi en su momento, y doce años después, pues me parece increíble mi ceguera ajedrecística.

No comments: