Sunday, March 04, 2012

¿Secretaría de la ciencia?

Andrés Manuel López Obrador, el hombre que lleva como seis años en campaña presidencial, ha declarado ahora que si gana, creará la Secretaría de la Ciencia o algo que suena parecido. La pregunta es si esta propuesta tiene sentido, es víable o simplemente es un argumento típico de los políticos para hacerse de votos entre el nicho de los científicos.

Es claro que para los que hacen ciencia, ésta les parece importante. Vaya, tan lo es que han dedicado su vida a las actividades relacionadas con la ciencia. Por ello mismo, una propuesta de esta naturaleza podría tener impacto quizás entre los científicos. La idea pudiese parecer buena, pero pensemos qué lo hace diferente a lo que actualmente hace CONACyT (Consejo nacional de Ciencia y Tecnología), que durante muchos años se ha dedicado a promover las actividades científicas, otorgar becas, dasr apoyos para proyectos en ciencia y además, darle ínfimos bonos a quienes están en el SNI (Sistena Nacional de Investigadores).

Porque finalmente si se crease una Secretaría de la Ciencia ¿qué es lo que debería hacer? ¿Dar más becas? ¿Abrir espacios para más investigadores? ¿Otorgar más apoyos para proyectos académicos/científicos? En mi opinión una Secretaría así debería empezar por ir a las bases, por apoyar a la ciencia desde los primeros años en las escuelas primarias, en donde aparentemente las actividades relacionadas con la ciencia, física, matemáticas y química, por ejemplo, son desdeñadas por muchos porque "son muy difíciles". Así entonces, habría que ver cómo hacer para darles más importancia a estas aignaturas tan poco valoradas por alumnos y muchos maestros, que las ven como una pesadilla escolar.

Por otra parte, parece ser que en México la ciencia es algo que siempre está alejado de las industrias. No existe un vínculo real del cual puedan asirse unos con otros para que los egresados de carreras científicas encuentren cabida en el mundo real y no sólo en el mundo académico. Porque hoy día, muchos físicos de alto nivel, matemáticos de excelencia, químicos notables, están supeditados a conseguir una plaza de investigación dentro de la propia institución académica, sobre todo si hablamos de la UNAM. Por ende, se mantienen en una especie de torre de cristal, inaccesible a la vida industrial, a los desarrollos industriales, que bien que mal, podrían darles no solamente un mejor ingreso sino además, mejorar notablemente las condiciones generales de este país.

En México, la ingeniería civil por ejemplo, es de orgullo nacional. La ICA ha hehco construcciones a nivel mundial y no le pide nada a ningún país. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo en otras ramas de la técnica y de la ciencia? ¿Qué impide este desarrollo? Probablemente la razón principal es que los políticos no tienen interés en las actividades científicas porque aparentemente se requieren de tantos años siempre para que den sus frutos que entonces ¿para qué promoverlas? Pero en esto mismo reside la ceguera y el poco criterio de los dueños de las decisiones nacionales. En un país con tantas miserias, con tantas necesidades, ¿por qué darle recursos a la ciencia? No se dan cuenta que los países científicos, Estados Unidos, Alemania, Japón, por mencionar algunos, son los que tienen las mejores condiciones de vida, son los que hacen los desarrollos que después venden en todo el mundo.

Así entonces, si la propuesta del Sr. López Obrador es en serio, debería basarse en plantar la semilla de la ciencia desde la educación inicial. Hacer entender a los niños que la ciencia no sólo puede ser divertida, sino que además, puede ser poderosa, cosa que entendieron los estadounidenses con la creación de la bomba atómica, en la Segunda Guerra Mundial. La ciencia no es pues un afán de gente sin nada más que hacer, es una necesidad en el mundo moderno, moldeado precisamente por todos estos inventos y desarrollos que parten de ideas que surgen en los laboratorios científicos.

Si de eso se trata la Secretaría de la Ciencia de AMLO le veo sentido. Si en cambio es para cambiarle el nombre a CONACyT pues entonces me parece una tontería.

4 comments:

Mau said...
This comment has been removed by the author.
Geomod said...

Saludos Manuel.

La verdad a mi me parece una buena idea la creación de una secretaría de ciencia, ya que por simple hecho de ser secretaria aumenta el tamaño de su estructura lo cual permitiría tal vez realizar un par de cosas de mejor manera, aunque claro tomando en cuenta los puntos que planteas. En lo partícular hay un problema con para mí gusto con el padrón del SNI, en el cual se pide un número determinado de publicaciones cada cierto tiempo, pero nunca se verifica la calidad del aporte de estas. Me parece que a veces un solo artículo bien hecho y con resultados importantes es mucho mejor que diez muy superficiales.

Un punto importante sería crear un cluster tecnológico por lo menos en las ciudades más importantes del país, imitando un poco a los que existen con el MIT por ejemplo, y tratar de que las universidades patenten un poco más de cosas en vez de solo publicar, ya que esto permitiría incluso la obtención de recursos. Se necesita tener un contacto más cercano a la industría.

Como bien mencionas a los políticos no les importa mucho impulsar a la ciencia por que ser requiere tiempo para ver resultados y a ellos les interesa que los resultados se vean en menos de cinco años (el ultimo es de campaña).

Tal vez no sea necesaria una secretaría para hacer las cosas que se mencionan, pero probablemente con los recursos y estructurar de una como ésta se podría trabajar bastante.

Esto me recordo el proyecto de la Agencia Espacial Mexicana, el cual hace unos meses tuve la oportunidad de acudir a una conferencia donde explicaban un poco de sus objetivos (evitar fuga de cerebros, educar gente en area aeroespacial, etc.) y me parece un buen comienzo, solo me preocupa un poco que tanto seguimiento y apoyo se le de, ya que mucho de su presupuesto se espera que venga del sector privado.

Creo que tendríamos que seguir el ejemplo de los países que mencionas y recalcar muchas potencias asiaticas como Corea, China e India, ellos son capaces de generar tecnología que nosotros aún no generamos.
Un ejemplo es que en china se fabrica un alto porcentaje de los circuitos integrados que usamos día a día (me parece que todos los procesadores intel vienen de alla), motores sin escobillas por ejemplo que en México no se fabrican, y tienen su propia industria automotriz. En Corea y Japón ambos son casos similares, en ambos países cuyos recursos naturales son limitados (no tienen petroleo por ejemplo y la agricultura es mas o menos limitada) se decidieron a apostar por la ciencia y la tecnología y ahora vemos gigantes asiaticos que hacen de todo: SONY, Panasonic, Mitsubishi, Toshiba, Samsung y LG, solo por mencionar algunas (recalcando que las dos últimas son coreanas).

Después del libro que escribi en un comentario, pienso que es buena una secretaría de ciencia siempre y cuando ayude a quitar algunos vicios del sistema y se enfoque en trabajo a mediano y largo plazo, es ahora cuando México puede ponerse a la altura, aprovechando la crisis y el cambio en los paradigmas económicos en donde la ciencia y la tecnología son pieza fundamental.

Atentamente un iluso estudiante.

Saludos.

Anuar said...

Como dices Manuel si la propuesta va en serio y en el sentido de motivar el interés por la ciencia desde el nivel básico, voy de acuerdo. Al final, los ahora niños ya tendrán la semilla plantada y ellos solos demandarán más nivel científico en el país.

Lo que no me gusta de AMLO es su frase tonta, por decir lo menos, que dice "no más rechazados en las universidades". Lo curioso es que nunca dice, como buen político, es el cómo le va a hacer para que eso pase. ¿Bajando la calidad de las universidades?
No estoy en contra del derecho a la educación, pero por ejemplo la UNAM no tiene tanto prestigio de a gratis, se lo ha ganado con generaciones de científicos calificados que cursaron una carrera de cierto nivel que no cualquiera podría solo con las "ganas" de estudiar. Pienso que las personas que ahora tienen un lugar ahí es porque se lo han ganado y porque de verdad les interesa.
A mi me da miedo que ese señor llegue al poder y destruya el nivel que tiene mi UNAM bajando su calidad educativa sólo para que cualquiera pueda estudiar ahí.

En fin, a mi me gustaría más que tuviera una propuesta que contemplara la reestructuración de la educación básica.

Octavio Agustin said...

Mi mente no pudo evitar la asociación "Cisterna Nacional de Investigadores".