Thursday, December 20, 2012

Y en este país no pasa nada



Este año fue de elecciones. Y quizás como pocas veces antes, se polarizó la opinión de los potenciales votantes de los diferentes partidos en la contienda. Andrés Manuel López Obrador alcanzó una cifra increíble de votos, más de 16 millones, pero Peña Nieto tuvo 19 millones más o menos. Una diferencia así impide a cualquier perdedor protestar, pero hay datos muy significativos: compra de votos con tarjetas Monex y Soriana, reparto de despensas, enseres domésticos, etcétera, atribuíbles al partido del candidato ganador, entre muchas otras. Es curioso que ganó Peña Nieto y de esos 19 millones y pico de votantes que lo favorecieron, nadie salió a la calle a festejar el triunfo del priísta.

Yo esperaba -la verdad- una reacción mucho más enérgica de López Obrador. Aparentemente ésta sería mucho más virulenta que en el 2006, en donde la diferencia de votos no fue ni de 200 mil votos entre el entonces candidato ganador, Felipe Calderón, y el propio Peje. Aquí el abanderado del PRD cerró la avenida Reforma por unos 30 días, quizá más, alterando muchísimo la vida cotidiana de la ciudad. Al final "esta protesta" desapareció por falta de apoyo a los que ocuparon la avenida por ese tiempo y terminó. Ahora AMLO fue su propia sombra. No opuso ninguna resistencia y pasó lo que pasa en este país siempre: NO PASA NADA.

Los internautas furibundos, que ponen: "¡Fuera Peña!", entre tantas consignas contra el copetudo presidente que ahora tenemos, parecen ser solamente de teclado y ratón. Desde la comodidad de sus respectivas computadoras se indignan, y rechazan todos los mecanismos en los que el PRI se apoyó, como Televisa, que tenía evidentemente como candidato a Peña. Aunque eso sí, no les quiten a la raza su futbol. En ese momento la indeseable Televisa pasa a otro status, porque transmite el partido que queríamos ver. En pocas palabras, todos estos revolucionarios del teclado y del ratón no tienen fuerza real. Se sienten geniales denostando todo lo que les disgusta, pero en el fondo no hacen nada.

El gobierno no tiene mayor interés en lo que digan en las redes sociales. Ni las ven ni las escuchan porque la realidad es que éstas no han demostrado que cambien nada. Ni ejercen presión real contra los gobernantes y si lo peor que puede pasar es que los internautas pongan imágenes de Enrique Peña Nieto como ignorante, burro, estúpido, etcétera, pues que lo hagan, parece decir el gobierno con su silencio. Finalmente ellos seguirán haciendo de este país su coto personal de poder, en donde los ciudadanos somos sus rehénes.

Así pues, ahora tenemos un presidente que con un gabinete dizque muy elegido, busca -ahora sí- hacer de este país otra cosa. Sacar las reformas que México necesita, hacerlo todo bien, resolver la crisis de seguridad, acabar con el narco, etcétera. Para ello se inventa toda clase de argumentos muy bonitos, pero nadie sabe a ciencia cierta de dónde saldrán los dineros para tantas iniciativas fenomenales que de nuevo, ahora sí, cambiarán a este país. Un panorama que se antoja idílico, pero que al chocar contra la espantosa realidad se diluye.

Por ello, ya nada me sorprende en México. Todos estos aguerridos defensores de la democracia por Internet resultaron absolutamente prescindibles. Mientras no haya conciencia real, este México no va a cambiar, y menos a base de clicks diciendo "me gusta".

13 comments:

José María Leyva Cajeme said...

Una académica de la ENAH llama a esos como los que describe “revolucionarios light”, se llama Julieta Valle, quienes lo más “intenso” que llegan a hacer es ir a una marcha y ya, e sólo por eso ya se creen “héroes nacionales”, jo jo jo, como los “Soy 132” que además son unos pirrurris que a las primeras oportunidades se unen a los reaccionarios a los que pertenecen de por sí, como el tal Attolini.

Y por cierto AMLO para mi no es mejor que los fascistas derechistas del PRI y del PAN, recuerde que estuvo en contra de la autonomía de los indianos hace como unos diez años que se debatió ese asunto, igual que “El jefe” Diego paladín de la antiautonomía indiana, además “El peje” es blanco, de ascendencia española, como munchos otros del gobierno, de las academias y de la elite empresarial en estas tierras (su esposa se apellida Müller, alemana ¿judía?, y pirruris de la Ibero.

La democracia que describe Aristóteles en su obra Política es la de que todas las clases sociales tengan acceso a las magistraturas del gobierno, pero acá sólo una partidocracia, con miembros de mayoría blanca, también hay mestizos y mulatos pero son menos, pudientes, todos bajo el poder de la elite empresarial igualmente de mayoría blanca, son los que tienen acceso a los puestos gubernamentales, sean del PRI, PAN, PRD y demás partidos apéndices (a los que se va a unir MORENA), dejando fuera del poder a los indianos por ejemplo, o sea que estamos hablando de una oligarquía de facto y no de una democracia que sólo existe en las mentes de los políticos de acá al echarse sus discursos políticos demagógicos, sean de derechas o de izquierda, fundándose en la mentira de que estos gobiernos son "democráticos" sólo por ser electivos, pero en lugar de serlo son en realidad aristocracias electivas.

José María Leyva Cajeme said...

http://www.uv.mx/universo/467/cultura/cultura_04.html

¿Será augurio apocalíptico, que la Estela 6 soberana, que dizque habla de fin del mundo, sea del terruño del no chundo, quesque “Mesías de Macuspana”?

(o sea de Andrés Manuel "El peje lagarto" López Obrador).

Shalim said...

¿a qué páís nos deberíamos parecer? Considerando que somos multiregionalistas y multiculturales.

Morsa said...

No se trata de parecerse a nadie. Creo que cada país tiene su propia problemática, pero es claro que hay países que son mejores para vivir, en donde hay menos corrupción, donde hay más educación, más beneficios sociales, etcétera.

José María Leyva Cajeme said...

En realidad lo que sucede acá en “México” es muy parecido a lo que pasa en otros “países” de Iberoamérica, nada menos hace poco vide la cobertura de la FIL en canal 22, y no pude dejar de notar que la mayoría de una comitiva que fue a esa feria proveniente de Chile, la mayoría eran de apelativos alemanes, lo más seguro judíos, lo cual demuestra que, como acá, en Chile existe una minoría de hijos de inmigrantes blancos que acaparan por ejemplo el regenteo de la “cultura”, no por nada Chile tiene el primer lugar de desigualdad mundial y acá en “México” se ostenta el segundo, asegún la OCDE. Quizá es porque acá y en varios de esos países las elites españoles amercianas o “criollas” sólo buscaron con sus movimientos de “independencia” quitarles el poder a los españoles peninsulares pero no buscaron mejores condiciones para el resto de las castas, de hecho la vida de sometimiento para verbi gratia los “indios” fue muncho peor después de las “indepedencias”, en el hoy “México” por ejemplo si bien durante la Colonia se gozaron de algunas conidicones favorables para ellos como el que la Corona había concedido autonomía a las repúblicas de indios, poco a poco los indianos pasaron a ser minoría a partir de la “independencia” de acá, cuando a principios del siglo XIX en realidad eran alrededor del 70% de la población, una mayoría, esa disminución se ha logrado a través de que perdieron sus privilegios de autonomía, despojos de las tierras que conservaban concedidas por la Corona, lo que ha repecurtido en el etnocidio, todo porque se les considera “causo del atraso del país”, según decía el sacerdote blanco José María Luis Mora fundador del partido “liberal”, aunque no faltaron acá guerras de exterminio como contra los apaches, los “yaquis” e los mayas; por su parte en la Argentina y el Uruguay por ejemplo, también los “criollos” promovieron guerras de exterminio contra los “indios” que había logrado sobrevivir durante el periodo colonial en buen número.

PAGE said...

Quizá la celebración (Priista) que no viste (en la calle) esté en otra parte, por ejemplo, en el silencio y pasividad de la que (me parece) te quejas.

o bien

¿Si la gente en su mayoría votó por el que consideró el menos malo, en verdad esperas que saliera a festejar desbordada de alegría?

Morsa said...

Yo esperaría ver una reacción de festejo de quienes supuestamente votaron por Peña. Cuando ganó Fox, quienes votaron por él, salieron a las calles, al Angel, a festejar. Es el acto lógico en una contienda y además, en una como ésta,que fue tan polarizada. Me sigue pareciendo incomprensible que no haya habido festejos de la ciudadanía por el triunfo del PRI, del cual, te recuerdo, votaroin más de 19 millones de personas. Es simplemente inconcebible que nadie haya festejado.

PAGE said...

Pensemos:

Durante los 70(y tantos) años que gobernó el PRI, ¿salió la ciudadanía que votó por el PRI a celebrar espontáneamente a las calles? no. ¿salió a celebrar cuando ganó Calderón? no. En 80 (y tantos) años sólo cuando ganó Fox (inesperado por muchos) salieron a celebrar (la gente estaba ilusionada y en el Angel le gritaban: "¡no nos falles!"). Me hace pensar que la victoria de Fox tenía algo especial... ¡aah! creo que fue la primera vez que no ganó el PRI.

¿Que pasa en las elecciones que no son de presidente?

¿saló la gente a celebrar el triunfo de Mancera (obrador) la jefatura de gobierno? yo no supe de festejo espontáneo alguno. ¿salió a celebrar el triunfo de Gabino Cue en Oaxaca? no como pasó con Fox. ¿cuando moreno valle ganó en la tierra del "gober precioso"? ¡tampoco!.

Y asi podemos seguir.... Me parece que querer hacer de la excepción la norma es lo "ilógico". Siempre es bueno dudar de nuestras hipótesis y/o evaluarlas con evidencia. Y en este caso, me parece, que es seguro decir que las celebraciones sucedieron como "siempre".

AMLO no iba hacer nada más energico. Creo que todos esperabamos eso. Si por algo lo recuerdan en el país, es por el mentado plantón. Algo me dice que volverá a intentarlo con su nuevo partido MORENA.

Sin duda queda mucho por hacer en México para que "pase algo". Aunque creo que la frase "no pasa nada" no debe ser entendida como "las cosas no pasan como yo quiero que pasen". En fin, feliz año nuevo.

Morsa said...

Cuando el pri ganaba una y otra vez entiendo que nadie festejara. Cuando ganó Fox, pues finalmente habían sacado al PRI de los pinos. Cuando ganó Calderón claro que hubo enormes festejos, empezando por los que se dieron en la sede oficial (ahí por coyoacán).

Yo no comparo peras con manzanas, no es lo mismo ser jefe de gobierno que presidente de la república. Yo asumo que como fue una elección tan polarizada, quien ganara iría a festejar, pero eso no ocurrió y me sigue pareciendo extraño, por decir lo menos.

Decir que AMLO no iba a hacer algo diferente a lo que hizo es fácil decirlo a toro pasado. Podrías haber pensado que no haría nada, pero en ese entonces no se había hablado de hacer a Morena partido político, esto fue después de las elecciones. De hecho, a mi sí me decepcionó AMLO con sus nulas acciones.

Y la frase: en México nunca pasa nadaq no es de ahora ni porque no hayan pasado las cosas que esperaba. Tengo muchos ejemplos aquí en el blog.

saludos y gran año!

PAGE said...

Basta hacer una búsqueda en Google en referencias a MORENA antes de las elecciones para encontrar lo que se decía de ese movimiento. Había bastantes dudas del propósito de MORENA, de la afiliación de los seguidores de AMLO, de sus supuestos conflictos con el PRD (¿Chuchos?). Había varios que ya daban como hecho que MORENA se convertiría en partido político.

http://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&id_nota=757848

Por otro lado, el "peje" no es digamos el sujeto más impredecible de la política mexicana. Recuerdo el artículo de Krauze "El mesías tropical" antes de las elecciones del 2006. Tiene párrafos que parecen proféticos... ja ja.

Lo de la (¿nula?)fiesta de Peña me parece más bien una de las tantas "frases MEME" (de "teclado y ratón") que abundaron en este proceso electoral, que junto con las encuestas "facebookeras", donde AMLO ganaba con 90% de los votos, debieran dejarse a un lado, para en verdad hacer un análisis serio de lo que pasó.

El arte de "retuitear" ocurrencias y "chistesitos" desde la comodidad de las computadora parece no ser una solución real.

saludos!

José María Leyva Cajeme said...

Ahora que toca el asunto político se me hizo interesante relacionarle con el asunto de la televisión cultural que hablábamos vsted e yo en otra entrada de este el su blog, y me pregunto ¿hasta dónde las tendencias políticas de los gobiernos en turno se plasman en la “televisión cultural”?. El primer ejemplo que se me me viene a la mente es el del canal 34, que es público y que tiene en su programación ese bastión de fascistas ultraderechistas “católicos” conocido como “La libertad de creer” donde han dicho abominaciones históricas tan tremendas como que las “apariciones guadalupanas” formaron la “nación mexicana”, cuando en realidad el actual Estado mexinaco se fundó hasta el siglo XIX y no en el siglo XVI cuando se supone que ocurrieron esas “apariciones” que además la tradición que las narra es bastante cuestionable que provenga del siglo XVI, o que la “democracia” actual que se vive en México se le debe a la cristiada. En canal 22 por ejemplo hasta un poco después de que entró Fecal al poder llegué a ver documetales que narraban cómo los “judíos” invadieron la Palestina desde fines del siglo XIX provenientes de Europa, y cómo con la ayuda de Occidente, para continuar el colonialismo occidental en Medio Oriente, se funda el Estado de Israel a mediados del siglo XX aproximadamente, y actualmente están llevando a cabo los “judíos” un exterminio de los palestinos reducidos a la Franja de Gaza por ejemplo; pero desde el sexenio de Fecal y lo que va del de “El gavioto” no he vuelto a ver un documental así en canal 22, antes más bien incluso han pasado programación de días enteros del canal dedicadas a decir “nunca más el holocausto”, pasando documentales, música, etc., con discursos de apología hacia los judíos y ensalzándoles como gente muy loable que ha venido a "México" por ejemplo, cuando sólo vienen a hacerse ricos a costa de la desigualdad y la pobreza por ende de la población mestiza, mulata, india, se enriquecen como el resto de los blancos, españoles, libaneses y de otras procedencias. En el 11 he visto documentales semejantes para hacer loas a los migrantes blancos. Y en canal 22 y el 11 he visto horas dedicadas a televisar eventos de Fecal por ejemplo, como verbi gratia la entrega de las tarjetas esas de “70 y más”. En conclusión me parece que las tendencias derechistas fascistas de los gobiernos del PRI y del PAN (e no sé si del gobierno perredista del D. F. hayan tenido qué ver también por ejemplo en canal 22) que controlan ultimamente los “canales culturales” referidos, se reflejan en su programación.

Morsa said...

José,

yo creo que siempre se le pueden asignar tendencias políticas a todos nuestros actos. Si alguien da clases gratuitamente, quizás le digan socialista en el mejor de los casos. Quien cobra por sus servicios tal vez le asignen el rol de capitalista.

En la tv cultural pasa igual. Podremos asignarle la tendencia que queramos, y quizás en algunos casos sea cierto, pero creo que en el caso de la tv cultural en México está usted exagerando.

Es fácil criticar desde su trinchera, sin saber siquiera qué es lo que se pide en la tv cultural, por ejemplo el 22, para armar la progamación. Yo no creo que los que dirigen el canal digan: "esto es pro Peña o contra Calderón", o en pro o en contra la tendencia o personaje que quiera. Siempre tendemos todos a asignar estas actitudes a quienes toman decisiones, pero en mi opinión, no siempre es así la cosa.

saludos

José María Leyva Cajeme said...

Como le he dicho una pandilla reducida de amigos y familiares son los que han estado medrando por años en la telera “cultural”, como Boullosa y su finado cuñado Aura, y para poder mantener sus privilegios es porque tienen conectes con la gente de los partidos y otros poderosos, es obvio, por ejemplo la madre de Nicolás Alvarado anduvo apoyando a Pena Nieto abiertamente junto con Rosario Robles que participaba con ella en un programa del canal 34 que se llamaba “Mujeres en el risco”, Robles como sabe ahora ya hasta tiene huesito con “El gavioto”. ¿Hay signos de que han buscado hacer la programación del canal 22 menos crítica?, yo creo que sí, por ejemplo antiguamente el noticiero del canal 22 tenía una parte “cultural” y una parte con noticias políticas, sociales, generales, pero en un momento dado dividieron el noticiario, y la parte “cultural” la dejaron como a las siete de la noche, y la parte de noticias políticas e sociales, el noticiero general, las pasaron como a las 11 de la noche, este noticiero se fue transformando para finalmente desaparecer y sólo dejaron la parte de noticias "culturales” que sólo se dedican a hablar de “bellas artes” como el teatro, la danza, la literatura, música, académicas (aunque a veces ciertamente hablan verbi gratia de rock, algo de “música popular”, e mucho menos de folklore), o de cine, y no se comentan por lo general sucesos que van ocurriendo de política, sociales, etc. como antes.