Wednesday, May 06, 2015

El problema del lenguaje


En muchas discusiones por las redes sociales, he notado que mucha gente escribe no solamente con espantosas faltas de ortografía (que harían doler los ojos, de acuerdo a a Sandro Cohen), sino que la expresión escrita es deficiente. Muchas personas no saben no solamente escribir, sino que simplemente no tienen idea cómo hilar sus ideas para que finalmente, se tenga una expresión entendible. Y eso me llama la atención, porque finalmente pensamos con palabras ¿no es cierto?

Por eso mismo el leer es un asunto clave en aprender a expresarse correctamente. Mientras más leemos más palabras incorporamos a nuestro vocabulario y claramente se enriquecen nuestras expresiones. Si tenemos -digamos- una persona que en su vocabulario tiene unas 300 palabras, contra uno que tiene 3000 palabras, es claro que la segunda persona podrá expresar -incluso las mismas ideas- de diversas maneras. Los escritores y quienes han estudiado letras tienen maneras mucho más precisas y en ocasiones más bonitas, de decir hasta las frases más comunes. El lenguaje es lo que hace la diferencia entre los seres humanos y los demás animales.La estructura de los lenguajes humanos es sumamente compleja frente a expresiones de posibles lenguajes planteados en otros seres vivos.

Mi punto es que pensamos con palabras. No pensamos en forma abstracta. Las palabras le dan forma a nuestros pensamientos. Me remito a una experiencia muy común para mí, la de jugar ajedrez, en donde cuando analizo una posición hablo con mi yo interno y me digo cosas como estas: "si Cf7+ Rf8 Dxh7+ Rf7 Ag6+ y el ataque parece ganador". Nótese que no le pongo número a las jugadas y por el contexto podrían suponer acertadamente que llevo blancas y que estoy atacando al rey negro. No doy detalles de la posición pórque aquí no importa. Lo que interesa es que mi pensamiento ajedrecístico se muestra con palabras.

Por ello pienso que hay que dedicarle más atención a los lenguajes que hablamos y escribimos, porque estos son el conducto de nuestras ideas. Yo simplemente no puedo entender que alguien me dijese que piensa de forma abstracta, sin que haya necesidad de palabras. Pero he aquí que encuentro lo siguiente: De acuerdo a Jacques Hadamard (*), en su estudio sobre el pensamiento creativo, refuta contundentemente la tesis de que la verbalización es necesaria para el pensamiento. El genetista Francis Galton contesta a la encuesta de Hadamard con estas palabras: “Resulta una seria desventaja para mí al escribir, y aún más el explicar oralmente, el hecho de que no pienso tan fácilmente en palabras como en otras formas. Sucede a menudo que después de hacer un trabajo duro, y habiendo llegado a resultados que son perfectamente claros y satisfactorios para mí, cuando trato de expresarlos en el lenguaje conveniente siento que debo empezar a colocarme en un plano intelectual muy distinto. Tengo que traducir mis ideas en un lenguaje que no corre muy a la par con ellas. Por ello gasto mucho tiempo en buscar palabras y frases apropiadas, y soy consciente, cuando tengo que hablar de improviso, de ser a menudo muy oscuro por simple torpeza verbal y no por falta de claridad de percepción. Este es uno de los pequeños fastidios de mi vida”.

Y Hadamard apunta: “Insisto en que las palabras están totalmente ausentes de mi mente cuando realmente pienso, y mi caso está en la misma línea de Galton en el sentido de que, incluso después de leer o escuchar una pregunta, todas las palabras desaparecen en el preciso instante en que empiezo a pensar sobre ello; y coincido plenamente con Schopenhauer cuando escribe "las ideas mueren en el momento en que se encarnan en palabras”.

Penrose tiene incluso la misma opinión: sus pensamientos matemáticos no se construyen a partir del lenguaje, sino visualmente y en términos de conceptos no verbales. Incluso dice haber tenido las mismas dificultades para traducir sus pensamientos en palabras. La razón de esto, dice el científico, es que simplemente “no hay palabras disponibles para expresar los conceptos requeridos”. Aún así aclara: “Esto no quiere decir que no piense a veces con palabras, sino que simplemente encuentro las palabras casi inútiles para el pensamiento matemático”.

Y me dejan perpejo estas opiniones. ¿Es posible de verdad pensar sin el vehículo de las palabras? Las opiniones de los encuestados parecen afirmar tal idea. ¿Cómo se puede pensar si no hay palabras?


____
(*) Jacques Salomon Hadamard (8/12/1865 - 17/10/1963) fue un matemático francés, que trabajó en las universidades de Burdeos y en la Sorbona de París. Trató diversos temas de física matemática. Su logro más conocido es la demostración que lleva a cabo en 1896 (obtenida de modo independiente ese mismo año por el matemático belga Charles-Jean de la Vallée Poussin) del teorema de los números primos. Estableció asimismo la noción de problema bien planteado en el terreno de las ecuaciones diferenciales. En su libro Psicología de la invención en el campo matemático, Hadamard usa la introspección para describir el proceso mental matemático. Describe su propio pensamiento matemático como mayormente sin palabras, acompañado a menudo de imágenes mentales que condensan la idea global de una prueba, en franca oposición a autores que identifican el lenguaje y la cognición. Realizó una encuesta entre 100 de los físicos más relevantes del momento (aprox. 1900), preguntándoles cómo realizaban su trabajo. Muchas de las respuestas fueron idénticas a la suya; algunos informaron de que veían los conceptos matemáticos como colores. Einstein comentó sensaciones en sus antebrazos.

3 comments:

Alberto Fuentes said...

'Y me dejan perplejo estas opiniones. ¿Es posible de verdad pensar sin el vehículo de las palabras?'

Si.

Cuando una persona se enamora o se aprieta el dedo de la mano en la puerta, sabe que siente algo, pero no porque lo piense en palabras sino por una sensacion. Eso indica que la naturaleza humana es mas que una abstraccion o explicacion linguistica. La naturaleza del ser creado es mayor a sus medios.

Un perro piensa en su amo, ya que lo reconoce, pero no tiene el poder de razonarlo ni de escribirlo en palabras.

Lo importante del lenguaje es que es algo tan o mas complejo que el ajedrez. Lo que pasa es que no nos damos cuenta.

El problema no es tanto el entendimiento de algo sino su interpretacion. El cerebro humano es un interprete de ideas, las que se transcriben a palabras, ya sea en hojas o en la mente. Lo interesante de todo es esto: ¿Cuantos kg pesa o cuantos cms mide un pensamiento? ¿La fisica es la que determina la realidad? ¿O la física es solo una parte de la realidad?

Si la realidad se define en elos pensamientos de la mente, ¿que es la mentira? (mente=mentira). Si la realidad se define en lo fisico, entonces los pensamientos ¿pesan y tienen ancho y largo? Si no es asi, ¿son reales?

Ahora, todo lo que pensamos se origina en el pensar, por lo que toda la realidad que se construye se define por el pensamiento.

Lo mas interesante de todo es esto: La Biblia indica que las naciones son como una irrealidad a los ojos de Dios. Si: irrealidad.

Si nuestros pensamientos son tan importantes, ¿podemos modificar las condiciones de la realidad universal? El universo, ¿esta atento a nuestros pensamientos y a la realidad que construye el ser humano en la solo superficie de la un planeta hexadecimal finito?

Por tanto, el lenguaje, estando bajo un tamaño menor de algo tan insignificante como el ser humano, al parecer es mas irreal de lo que damos por sentado. Aunque muy complejo, es un hecho insignificante dentro de la existencia, pero que define nuestra realidad, pero que aparecen como partes de idearios fantasmagoricos que aparecen y desaparecen luego de un corto tiempo en el universo, soportandose solo como moda. Quizas nuestra vida es tan pequeña que la significamos a partir de nuestra mente que no alcanza a observar todo el grado de la existencialidad infinita.



La vida esta creada como toda una paradoja.
:D

Ernesto said...

Pienso que el pensamiento depende en su mayoría del lenguaje. Igual la imaginación. Esto es uno de los argumentos de la historia de la novela de Orwell "1984".

Si se controla el lenguaje (la neo-lengua en la novela) se controla lo que las personas pueden pensar y expresar.

Sin lenguaje solo se puede pensar en términos de lo que se siente. Hambre, frío, miedo, culpa, etc. O cierta intuición que se desarrolla. Posiblemente las personas que comentan en tu artículo se refieren a esto.

Si bien puede existir una idea novel, esta se necesita poder expresar en lenguaje para poder ser transmitida y compartida con otros.

Considero que puede existir una pronto-idea sin lenguaje (hablado o escrito), como una intuición o una inspiración.

Poniendo un ejemplo de ajedrez. Un jugador experto, viendo el tablero, sabe que cierta configuración de las piezas en el tablero representa un peligro inmediato para sus piezas.

Si bien, esto no requiere de palabras, requiere de experiencia y conocimiento del juego.

Los que sabemos jugar a nivel principiante hacemos lo siguiente. Vemos una pieza, y como conocemos las reglas de su movimiento y ataque, buscamos las casillas que dominan y más o menos va así:

"mmmm, ese caballo se quiere chingar mi alfil, si muevo mi otro alfil para allá, va a tener que escoger si se come mi alfil y deja que mi otro alfil se meta hasta atrás"


Otro caso es la música.

Una vez le pregunté a Federico Chavez Blanco http://federicochavezblanco.com si cuando el veía notación musical, podía oír la música. Me respondió que si.

Si bien la música no es lenguaje escrito como el español, si se trata de un lenguaje y tiene una notación. Cuando uno domina ese lenguaje, cada nota evoca un sonido y es posible pensar usando este lenguaje. Y los sonidos pueden ser codificados de vuelta en notación musical.

Los que no sabemos música, podemos escuchar, pero al ver las las notas no nos evocan un sonido, ni al oír el sonido, podemos ver el pentagrama con las notas en la mente.

Una cosa curiosa, en idiomas como el español y el inglés, es posible para uno leer algo y no entenderlo.

En lenguajes como el Japonés en el caso del Kanji, requiere conocimiento del concepto para poder leerlo, ya que cada símbolo representa una idea o una frase. Por lo tanto si no se conoce el concepto y su símbolo, no se puede leer.

Saludos,
Ernesto.

Gerardo Morales said...

Hola:
Es interesante la reflexión sobre si pensamos únicamente con palabras. Me parece que hay otros lenguajes para el pensamiento descriptivo, por ejemplo, el de la notación musical, la notación coreográfica, el lenguaje matemático basado en fórmulas. En cuanto a las emociones, parecen pertenecer a otro estadio de la mente que corre paralelo al pensamiento consciente. Al llegar aquí, ya estamos separando el pensamiento de lo que es la consciencia.