Tuesday, July 18, 2006

Ajedrez informal en la Vancouver Art Gallery

El último día de mi estancia en Vancouver desayunamos a media cuadra de la Vancouver Art Gallery. Mi intención era tomar un par de fotos a los parroquianos que ahí se juntan a jugar partidas informales, pero era demasiado temprano. Sin embargo, apareció uno de esos "maestros", que puso su tablero y que por un dólar se le puede retar. Gane uno o pierda, el hombre se queda con el dólar. Si uno es el vencedor, entonces tiene derecho a llevarse alguna revista de ajedrez, que aunque no las más recientes, no necesariamente son demasiado viejas. Así, para llevarme una foto del recuerdo, decidí retar al maestro canadiense. He aquí el inicio de la partida: Blancas: yo, Negras: el experto canadiense. 1. e4 e5 2. Nf3 Nf6 3. Bc4 Nxe4 4. Nc3 Nxc3 5. dxc3 El ataque Boden-Kieseritzky, que para una partida a 5 minutos parece ser una opción razonable. Vale la pena transcribir lo que dice Roberto Grau en su Tratado General de Ajedrez, tomo 3 (Conformación de peones), Ed. Sopena, página 286: "Este es el momento que a nosotros nos interesa. Las negras han ganado un peón a cambio de perder dos tiempos en el desarrollo, ya que han realizado tres jugadas seguidas con una misma pieza para cambiarla finalmente por una que sólo efectuó una jugada. Se trata de una lucha entre la prosa del material de ventaja y el lirismo de la superioridad estratégica, que está habitualmente sujeta con hilos más sutiles a la vida práctica de la partida". Y Grau continúa: "En esta posición (ver diagrama) el 90% de los jugadores que nada sepan de esta posición y no estén advertidos de que hay peligros muy serios jugarían simplemente d6, después de comprobar que la jugada aún más lógica Cc6 es mala por la réplica Cg5, que explota la debilidad del cuadro f7. ¿Y por qué esmala la respuesta d6? Por la curiosa réplica que sigue: 5. ... d6 6. Nxe5 Qe7 7.Bxf7+ Kd8 8. O-O Qxe5 9. Re1 Qf6 10. Re8+ Kd7 11. Qg4+ Kc6 12. Bd5+ Kxd5 13. Qe4+ Kc5 14. Be3+ Kb5 15. a4+ Ka6 16. Qc4+ ganando". El canadiense algo habrá notado, porque jugó 5. ... Be7 y la partida continuó: 6. Nxe5 O-O 7. O-O d6 8. Nf3 Bg4 9. Be3 Nc6 10. h3 Bh5 11. Be2 Ne5 12. Nxe5 Bxe2 13. Qxe2 dxe5 14. Rad1 Qc8 15. Qc4 c6 16. f4 e4? 17. Qxe4 ganando un peón. Después de algunas escaramuzas posteriores mi rival, con 18 segundos en el reloj, cometió un feo blunder y se dejó una torre colgada. Al ver el desastre abandonó sin esperar a que se le cayera el tiempo.

En mi opinión este jugador, que pasa muchas hora sjugando contra los transeúntes que se animan a retarlo debe jugar alrededor de 2000 a 2050 puntos de rating, suficiente para vencer a la mayoría de sus eventuales rivales que se le presenten. Sin embargo, dudo que pueda hacer un modus vivendi de esto, porque mi experiencia mi indica que Vancouver es una ciudad costosa. ¿Qué tanto dinero podrá hacer? ¿20? ¿30 dolares por día? Quién sabe, pero sin duda que el ajedrez tiene esta mágica atracción que incluso se sobrepone a las necesidades económicas.

No comments: