Wednesday, April 02, 2008

Sentimientos de los animales más feroces (un fraude)

Me encuentro con la siguiente nota (*): "El periódico frances 'Le magazine des voyages de pêche' en su 56a edición, publicó un asombroso reportaje: Una maravillosa historia de amor "Arnold Pointer un pescador profesional del sur de Australia cuenta cómo salvó de la muerte segura a un gran tiburón blanco hembra cuando quedó prácticamente enredado en sus redes de pesca. Ahora el pescador tiene un problema: Él dice: “Desde hace dos años, no ando solo. Ella me sigue a todos lados cuando estoy en el mar, y su presencia ahuyenta a los demás peces. Yo no sé ya qué hacer para que no me siga más." Es difícil deshacerse de un tiburón de 17 pies de largo, cuando los tiburones blancos son una especie protegida para su conservación, pero un afecto mutuo se ha establecido entre Arnold y “Cindy”. Arnold dice: “Cuando paro el bote ella viene a mí, da vuelta sobre su costado y me permite acariciarla, ella emite gruñidos, entorna los ojos, y mueve sus aletas de felicidad...”"

Notable asunto. En el mensaje anterior hablaba del arte del elefante, y del hecho de pensar de que es un ser inferior a los seres humanos porque simplemente no tiene lenguaje como nosotros o bien, carece de muchas habilidades, incluso por su morfología.

De nuevo, parece ser que no es para despreciar el potencial de inteligencia que los animales poseen. El ejemplo del tiburón blanco parece por menos que extraordinario. ¿Es posible que los animales más temibles, como el tiburón blanco, pueda tener el sentimiento del agradecimiento y cariño por su eventual salvador? Aunque la pregunta parece difícil de responder, creo que en realidad es muy simple: ¿por qué no habría de poder darse ese caso?

La propaganda mediática, empezando con la película "Tiburón", nos han hecho creer que el tiburón blanco es un ser malvado, dispuesto a comerse a los seres humanos casi solamente por placer. Esto es probablemente, una deformación de los medios sobre dichos peces...

He aquí algunas fotos por demás impresionantes del tiburón y su amigo humano:


(*) "Javo" me escribió indicándome que todo esto es un hoax, un fraude. Las fotografías son del sitio www.whitesharktrust.org, un organismo dedicado a proteger de la extinción al gran blanco. Caí en la trampa. Mea culpa.


2 comments:

Javo said...

Esta tierna historia, no es más que un simple HOAX, o MENSAJE DE CORREO ENGAÑOSO.
Las fotos son en realidad de Michael Scholl, un Oceanografo especialista en Tiburones Blancos.
Pueden ver su web en http://www.whitesharktrust.org/

Saludos

Morsa said...

hola, Javo,

Pues sí, aparentemente caí en el engaño... Voy a cambiar un poco el mensaje para que no continuar con el fraude...

saludos y gracias.
Manuel