Saturday, April 03, 2010

Sin metodología

Ahora que ya se ha llegado a una especie de final en el caso de la niña Paulette, seria interesante sacar algunas conclusiones para al menos sacar enseñanzas de esta desgracia. Por el momento queda claro que la investigación de la Procuraduría Estatal del Estado de México estuvo llena de irregularidades y absurdos. He aquí las declaraciones vertidas en el periódico Reforma:

Asombran fallas de PGJEM
  • El edificio Porto Vita 2 y sus inmediaciones siguen resguardados por policías.
  • Especialistas consultados no descartan que el cadáver haya sido 'sembrado'
César Díaz y Arturo Sierra Estado de México (03 abril 2010).- Especialistas en criminología consideran que se cometieron múltiples errores en la investigación de la desaparición y muerte de Paulette Gebara Farah.

Por ejemplo, Nicolás Martínez, ex director de Servicios Periciales del Estado de México, refirió que la habitación de la menor debió considerarse desde un inicio como escena del crimen, ya que ahí ocurrió la desaparición.
"A las 48 horas se debió preservar todo el departamento, o al menos la recámara", señaló.

En el caso Paulette, la casa quedó resguardada hasta 5 días después.
"De ahí se pueden tomar huellas dactilares, buscar cabello, sangre y otros indicios", comentó a su vez un investigador del grupo antisecuestros de la Procuraduría del DF, "pero vimos entrevistas que la mamá daba en el cuarto. Ahí entraron familiares y hasta medios de comunicación".

"La mecánica es revisar todo y, si no se encuentra, luego es al exterior. Por eso, se me hace raro que haya habido alguna falla. Probablemente después dejaron el cuerpo", agregó Martínez.
"Si hay esa posibilidad, alguien lo puso en el tiempo en que estuvieron ahí (los investigadores) antes de cerrar la casa".

En este caso, apuntan los expertos, se burló también la seguridad que había en el inmueble.
Rodrigo Zenteno, analista en seguridad pública por la UNAM, añadió que del perfil psicológico de la madre, Lisette Farah, se desprende que logró manipular a las autoridades durante varios días para convencerlas de que se trataba de un robo o secuestro. "El comportamiento frío inicial de la madre debió haberse tomado en cuenta; descuidaron otros aspectos, habla de la precariedad que hubo para preservar la escena del delito", señaló.

Otra inconsistencia es que, aun con la utilización de perros de rastreo, no se logró detectar el cuerpo.
"Puede ser que los perros hicieron una búsqueda externa y no entraron completamente al departamento o a toda la casa para buscar rincón por rincón. No es posible que los perros no la detectaran, lo que pasa es que no han de haber metido los perros", consideró.

La Procuraduría mexiquense informó que, de acuerdo con los primeros estudios al cuerpo de Paulette, se establece que murió entre el lunes 22 y el viernes 26 de marzo; es decir, arrojan un rango de 5 días.
Los especialistas consultados refieren que un buen estudio de cronotanatología permite establecer un margen de 2 días si se incluye el análisis de las ropas y sábanas donde estaba el cuerpo.

Hasta aquí la nota.

Los peritos y demás personal encargados de analizar la "escena" del crimen, permitieron que ésta se modificara. Se debió haber asegurado la recámara y sellado para preservarla de cualquier cambio. Vaya, en cualquier programa de TV (como CSI) se ve que esto debe hacerse sistemáticamente. Si el procurador estatal desconoce estos protocolos y metodologías, los que están abajo de él deberían saberlo. Aquí se falla también en poner al procurador como si éste fuese el encargado de investigar los hechos directamente. Lo que procede es que los "especialistas" revisen todas las pistas, huellas, hechos relevantes, y presenten las conclusiones del caso a su superior y éste entonces, dé a los medios la versión que corresponda.

Así, aparentemente el cadáver de la niña fue "sembrado" días después en la recámara pues es evidente que resulta insólito que nadie haya visto el cuerpo antes, si es que estaba ahí desde un principio. Ahora bien, en mi opinión, el cuerpo de la pequeña nunca salió de la casa, pues de ser así, alguien pudo haber tirado el cuerpo en un pasaje remoto o ¿cómo hizo para meterlo en la casa sin que nadie se diera cuenta? aparte de considerar la posibilidad que al sembrarlo fuese sorprendido...

En fin, el caso se complica en términos de averiguar ahora quién fue el culpable de tan horroroso crimen y los motivos para disponer de la vida de alguien que aparte de ser menor de edad, estaba discapacitada. Lo lamentable es que ahora, con tantas pifias por parte de las autoridades que han llevado el caso, ¿quién les va a creer en sus conclusiones?

2 comments:

HD said...

¿Quién la mató? La mamá.
¿Quiénes van a pagar? Las nanas.
Caso cerrado.

Morsa said...

HD,

en mi opinión, no es tan fácil. Hay una presión mediática y es claro que nadie le va a creer al procurador si acusan a las nanas.

Saludos
Manuel