Tuesday, June 14, 2011

Todo lo puede el dinero

Imagine que un día a las 3 am llega un comando del ejército mexicano, queriendo entrar a su casa y cuando entran encuentran, presumiblemente, 80 armas con unos 9000 cargadores. Algunas de esas armas son de uso exclusivo del ejército. Pregunta: ¿cree usted poder salir de este embrollo? ¿si efectivamente esas armas estaban en su casa, cómo explicará la presencia de las mismas? ¿quién necesita ese armamento siendo un civil? ¿Tendría usted acaso una idea en el lío que está metido? Pues bien, éste es el caso del Sr. Jorge Hank Rohn ¿o Rhon?, el cual estuvo en la central de la SIEDO, que es el organismo contra la delincuencia organizada que está en la ciudad de México. Lo llevaron desde Tijuana al DF. Lo metieron después preso en un centro penitenciario (ya en Tijuana) y se dice que un par de las armas halladas estaban involucradas con algún crimen.

Hoy en la mañana, muy temprano, para sorpresa (bueno, ya ni sorprende), de algunos pocos, el Sr. Hank Rohn salió del reclusorio. Sin embargo, tuvo que ir a la Procuraduría en Tijuana, o alguna otra instancia legal, en calidad de "presentado". Se pedía un arraigo (extraña figura legal en México, en donde el arraigado pasa un mes en un hotel mientras supuestamente lo investigan. No es la cárcel. Claro que no tiene grandes lujos, pero al menos no es la cárcel ¿verdad?), y éste no fue concedido. Así, el Sr. Hank Rohn salió por segunda vez libre de todo crimen y felonía.

¿Cómo puede ser esto? ¿Es que nunca hay suficientes elementos para agarrar a un tipo que desde hace mucho se sospecha está metido en las cosas más turbias? La respuesta a mi interrogante está en que el dinero en este país lo puede todo. Puede estirar la ley a favor de quien más dinero tenga y entonces todo el sistema legal puede bien irse a la basura, porque aquí no se hace justicia. La misma está a los caprichos de quien tiene más dinero.

Hank Rohn es dueño de la franquicia "Caliente", una serie de establecimientos que están por todo el país, en donde la gente puede ir a apostar. Eso habla de que este señor tiene mucho, pero mucho dinero, amén de que su padre le habrá dejado muchos millones después de haber pasado por la administración pública por tantos años.

Así pues, aunque lo sepamos, aunque sea evidentemente un "pájaro de cuenta", el Sr. Hank Rohn se salió de nuevo con la suya. Para un tipo como él, que lo acusen de "acopio de armas", de "delincuencia organizada", de "asesinato a un periodista del periódico Z", le tiene francamente sin cuidado. Su dinero lo puede todo. Pervierte todo el sistema de justicia, nos muestra una vez más que este México no sirve y que las leyes están no del lado de la equidad, de la justicia, sino del que tiene el poder monetario y éste, puede pasar por encima del gobierno federal, dejarlo en la vergüenza y el desprestigio que deja el liberar a un personaje como Hank Rohn.

Pero eso no importa, es lo de menos, porque todo lo puede el dinero en este país.

4 comments:

Javo said...

En México y en todos, Manuel. Las leyes no existen para los poderosos, aunque nos hayan querido convencer en la escuela. Eso sucede en todos los países, en cualquier parte del mundo. Triste, pero real.
saludos
Javier

Ijon Tichy said...

Y no es la primera vez, recuerda que por el 94 lo agarraron con pieles de animales protegidos.

Hank Rhon es tan poderoso que podría matar a un niño en cadena nacional y salir libre por falta de pruebas o po defensa propia; nadie se atreve a condenarlo.

Desgraciadamente a este nivel está el país. y ¿cómo podríamos apoyar la guerra vs. el narco si así les pasará a los que agarren?.

Vergüenza total.

:tadeo.X: said...

tristemente yo veo que nuestro país esta gobernado por dos variedades de políticos: a)los trácalas y b)los pend...

este caso refleja como Hank, un prominente miembro del grupo a) le gana la partida a un grupo de los del b)

saludos Manuel
T

Juan Llaca said...

No se que escribir. Es una de esas raras ocasiones en las que no se me están dando las palabras. Todos o al menos, casi todos sabíamos que así sería, conocíamos el resultado por que sabemos como son las cosas en México. Considero un buen indicador el que NO ESTEMOS ACOSTUMBRADOS y que noticias tan frecuentes como esta, CONTINÚEN REVOLVIÉNDONOS EL ESTÓMAGO. Llegará el día en el que el hartazgo se levante contra la costumbre y el sentido de la palabra Justicia sea aplicado. No se me ocurre un solo calificativo que, viendo la expresión en la imágen del posteo original, pueda filtrarse a la censura y moderación de esta bitácora. Este país es cada día mas deplorable.