Tuesday, June 07, 2011

La extraña relevancia de Twitter y Facebook

Hoy leo en matuk.com sobre la nueva computadora tipo tablet Playbook, de BlackBerry, la cual pretende ser la competencia de la popular iPad. La cuestión aquí es que se ha creado una tendencia que ha obligado a los fabricantes de computadoras a entrarle a este novísimo mercado y gracias a que estos dispositivos son multitáctiles, esto parece lograr la aceptación inmediata de quien se quiere hacer de un juguete de estos.

Curiosamente, estos equipos son relativamente muy costosos frente a sus equivalentes en máquinas de escritorio, pero esto pasa igual con las laptops también. El hecho de la movilidad hace que los equipos sean más pequeños, necesariamente más livianos (porque tampoco vamos a andar por la calle con tres kilos de computadora dizque portátil) y finalmente más caros, pues involucra más tecnología. Las tablets tienen además la ventaja de no requerir teclado (aunque hay teclados externos, como por ejemplo, para el iPad), para quien no le termina de acomodar el teclado 'virtual'.

Así pues, una tablet que se precie de querer ser competencia con el iPad, líder del mercado hasta el momento, requiere de cumplir con algunas especificaciones: una tienda de aplicaciones, en donde los poseedores de estos dispositivos puedan comprar/descargar programas para el juguete con solamente conectarse a la tienda virtual. El modelo de negocios impuesto por Apple en este sentido parece ser ahora el estándar y tablet que no tenga una tienda con muchas aplicaciones gratuitas o con costo, simplemente no podrá competir. Además, debe tener una vida útil de batería que sea al menos de unas 10 horas. El iPad aguanta en general esa cantidad de tiempo sin necesidad de recargarla, y eso lo hace en términos prácticos muy eficiente.

Pero aparte de esto, las actualizaciones deben ser fáciles de instalar y Apple de nuevo, lo ha hecho muy bien. Igualmente, debe tener algún procedimiento sencillo para poder respaldar los programas y lo que contiene la tablet, porque no hay cosa más frustrante que perder todos los datos, programas, y tener que reinstalarlos, aunque en general, las aplicaciones que hayamos comprado las podamos descargar sin tener que pagar por ellas de nuevo.

Pero evidentemente todos estos requerimientos, aunque importantes, no es lo que realmente le interesa a la gente. Por alguna extraña razón, ahora muchos fabricantes de tablets tienen conexión directa y sincronización con Facebook y Twitter. Así, los dueños de alguna tablet, sin importar el sistema operativo que usen, pueden subir sus fotos, ver los mensajes de sus muros, hacer comentarios sobre los muros de otros y en Twitter, escribir lo que piensan en la virtuosa cantidad de 140 caracteres por mensaje.

A mí en lo particular me parece por demás extraño tanto afán por Twitter y Facebook. Sin duda que muchos han encontrado un  gran atractivo en escribir lo que sus neuronas les dictan en 140 caracteres, o comentar las fotos de la última fiesta de la generación de preparatoria a la que fueron. Y pienso que de alguna manera esto nos permite estar en cierta medida más cerca de los que queremos, de los amigos, y así enterarnos un poco de sus vidas, aunque en la vida real no podamos tener más contacto por muchas razones: viven en otro país/ciudad, por ejemplo, o bien, porque el tiempo en esta posmodernidad nos impide coordinarnos para vernos directamente las caras y actualizar nuestras existencias.

Porque miren, finalmente está bien estos sitios en donde podemos ver qué hacen los amigos y actualizar lo que hacemos nosotros, pero si analizamos con detalle la información que en estos sitios se pone, a veces raya en lo absurdo: alguien que toma una foto de un bache, o del platillo que se va a comer en un restaurante. O si vamos a Twitter, no falta quien pone: "voy a cagar" entre otras lindezas, porque le debe parecer muy gracioso ser irreverente y decir estas tonterías. Si la PlayBook o cualquier otra tablet me da la oportunidad de entrar a estas dichosas "redes sociales" para ver tanta bobada junta, pues como que mejor paso.

Sigo realmente sin entender a cuenta de qué han ganado tanta importancia las redes como Facebook y Twitter. Quiero creer que parte de esta fascinación se debe a que los medios electrónicos ahora les hacen mucho caso, y además, les sirve de termómetro para ver qué tanto auditorio tienen en sus programas. En ForoTV, un canal de debates y discusiones, siempre aparece alguien con una computadora conectada a Twitter, leyendo mensajes como: "Superperro123 nos dice: 'no estoy de acuerdo con las opiniones de su invitado'", en donde Superperro123 es un televidente que cobra notoriedad y obtiene no 15 minutos de fama, sino 5 segundos a cuadro, con tan brillante comentario. En fin, este mundo moderno muchas veces me rebasa.

9 comments:

Chochos said...

Se nota que todavía no le entiendes a Twitter entonces. La idea es que lo que leas será tan interesante como tú quieras: depende a quién sigas, será lo que leas. Eso sí, puedes seguir a pura celebridad está casi garantizado que vas a leer puras bobadas. Pero hay usuarios que vale la pena seguir. Yo sigo a algunos de mis escritores favoritos, a desarrolladores de proyectos que utilizo, algunos otros personajes que son muy relevantes en el mundo del desarrollo de software, algunos músicos, fotógrafos, etc. Personas que por lo general están tuiteando cosas referentes a su profesión, aunque por supuesto siempre hay uno que otro mensaje personal.

Te recomiendo que dejes de seguir a los que tuitean acerca de sus evacuaciones y mejor busques a gente interesante que seguir. Lo bueno es que la relación es unidireccional (por ejemplo yo te sigo pero eso no implica que me tengas que seguir; puedes seguirme un rato y si lo que tuiteo no te parece interesante o relevante entonces me dejas de seguir y ya).

En Facebook sí es algo más tedioso porque la relación es bidireccional; te haces amigo de alguien y esa persona verá lo tus status, fotos y demás actividades que publiques en FB, tú también verás lo que esa persona pone. Hay quienes no ponen nada, solamente están leyendo lo de los demás, y hay quienes se la pasan poniendo tarugadas, los puedes ocultar de tu timeline sin que dejen de ser tus "amigos". Y aparte en FB está el status, y puedes poner comentarios a los status de los usuarios, y puedes escribir en el muro de tus amigos, y puedes ponerle comentarios a las fotos, y puedes mandar mensajes privados... y mucha gente no sabe usarlo y entonces como comentario a una foto tuya, te hacen una pregunta de algo que no tiene absolutamente nada que ver con la foto. O pones en tu status algo y te ponen como comentario que la foto está muy linda. O escriben en tu muro algo pensando que te están enviando un mensaje privado.

Creo que el éxito de Twitter radica en su simplicidad, aunque también ha habido quienes tuitean algo en público pensando que están enviando un mensaje privado...

Morsa said...

Chochos,

entiendo qué hacen twitter, pero me parece que se sobreestima su importancia. Dudo que mucha gente ponga cosas interesantes TODO el tiempo.

Y el ejemplo de "voy a cagar" fue sólo eso, un ejemplo. De hecho, al amigo gracioso que se le ocurrió la gran puntada lo dejé de seguir después de eso.

saludos
Manuel

Antonio J. G. Garcidueñas said...

Vamos morsa, no me vas a decir que TODOS tus posts del blog son interesantes/importantes/trascendentes siempre importa el quien lo lee, igual para twitter.

Saludos.

Juan Llaca said...

Pues si y no. Es decir; las redes sociales definitivamente que han contraído la superficie de la tierra. En particular, tenemos un "grupo secreto" en FB donde solo participamos la familia, dispersa por los cuatro lados del mundo y nos permite estar mas o menos al día. No ingreso todos los días religiosamente, espero la notificación en mi correo y comento en los muros cuando necesario. Jamás he seguido a nadie en el twitter y no dudo que se encuentre información de interés. Al tiempo coincido con tu comentario, Manuel, en que es ya una extraña relevancia. Pareciera que los dispositivos móviles se lanzan al mercado como respuesta a la necesidad de "estar conectados". Si Lady Gaga escribe cualquier cosa en el tuiter, 9 millones de personas lo leen en el instante y eso es la definitiva revolución en las comunicaciones que estos servicios soportan. Lo que no necesariamente hace que el dato aportado por la rutilante estrella tenga el mas mínimo valor para nadie. En efecto, siempre será de interpretación.

En materia de precios, como todo. La novedad abusa de la necesidad mal entendida de vanguardia, pero ya bajarán y siempre hay alternativas para mercados en estratos de menor poder adquisitivo y no faltara la piratería.

En resumen; los fabricantes responden a la necesidad y esta parece estar enfocada en "estar conectado" para bien o mal. Su negocio (BlackBerry) es en última instancia, hacer dinero

Por el lado de los chistosos, es como una fiesta de disfraces donde el anonimato les permite irrumpir para, como se apunta, tener sus instantes de atención y de esos habrá manadas pastando en los apacibles campos de la internet esperando su oportunidad para "defecarla" en TW, FB, Blog y cualquiera que capture la atención a futuro.

Saludos

Morsa said...

Antonio,

Un blog, como una página web, por ejemplo, son entes diferentes a twitter o facebook. yo no estoy limitado a 140 caracteres para decir algo. Llama pues a mi atención la inmediatez de este fenómeno.

Así, yo puedo escribir, reescribir, pulir en algún grado lo que escribo y por supuesto, no espero que todos mis artículos sean geniales para todos. Entiendo tu punto pero seamos francos, ¿cuánto de lo que se escribe en twitter tiene alguna esencia, algo importante, y cuánto es intrascendencia, por decir lo menos?

saludos

Construajedrez said...

El twitter también puede usarse como el titulares de un periódico, en el cual se pone un encabezado sobre un determinado tema y con un link podemos saber más del mismo, en el caso del ajedrez al seguir a cuentas de torneos nos permite saber donde se esta transmitiendo un torneo en línea, también puedes hacer que te escuche una autoridad, etc. La herramienta no tiene la culpa de su uso inadecuado.
El facebook y el twitter son un poderoso medio de comunicación en el cual a diferencia de los medios tradicionales, uno, no solo selecciona contenidos sino que propone. Todo cambio en las formas de comunicarse a lo largo de la historia ha generado resistencias, recordemos que la imprenta fue considerada instrumento del demonio en sus inicios.
En nuestros tiempos decir que algo es demoníaco sonaría ridículo sin embargo es equivalente decir que ver en las redes sociales "tanta bobada junta" es nuestra forma moderna de satanizar lo que no entendemos.
Pero bueno gracias a estas redes en lo particular a mi me ha permitido seguir su muy interesante forma de pensar que en esta ocasión,no comparto.
Cordialmente
Eduardo Aguilar

Morsa said...

Eduardo,

Yo no digo que Twitter o Facebook no sean herramientas útiles. Creo que su uso en ocasiones se pervierte. Ya he dado ejemplos de ello pero me gustaría saber qué cantidad de los twits que se publican son verdaderamente importantes. Los medios hacen eco de que Paulina Rubio agradeció a sus fans su apoyo, o que Britney Spears ya se hizo de un nuevo novio, o no sé, en serio, cuanta bobada instrascendente para la mayoría (seguro a la Spears no le parece intrascendente tewner nuevo novio, por poner un ejemplo).

Yo no satanizo. Simplemente me parece extraño que un argumento de ventas de las tablets nuevas o de los teléfonos "inteligentes" es que pueden conectarse a Facebook y Twitter directamente y así mandar fotos, videos, mensajes a tus amigos y todas esas características que parecen ahora ser imprescindibles, lo cual -opino- no lo son.

saludos

Francisco said...

Tambien en las camaras de video y fotografia se usa la conecitividad a youtube como argumento de ventas: "easy upload".
A mi en lo personal el twitter no me llama la atencion en absoluto. No tengo el mas minimo deseo de saber que esta haciendo o diciendo nadie durante el transcurso del dia. Prefiero una comunicacion un poquito mas espaciada, leer algo en lo que el autor invirtio un poquito mas de tiempo al redactarlo. Pensar lo que voy a decir un poquito mas antes de escribir algo. Tal vez solamente es que ya estoy muy viejo para estas nuevas tecnologias.

Loranton said...

Creo... y tal vez la idea para algunos no sea muy concreta... por eso solo pongo... "creo" que vivimos en una sociedad globalizada muy prejuiciosa tanto que nos lleva a expresarnos y a "socializar" en medios cada vez más impersonales...