Sunday, March 09, 2014

El Tri y su futuro en el mundial de Brasil 2014


No me gusta mucho el futbol aunque en ocasiones me parece divertido. Hay partidos memorables y otros para el olvido. Le voy a los Pumas porque es el equipo de mi Alma Mater, pero no sé ni en qué lugar van, ni quién los entrena, nada pues. Sin embargo, estoy al tanto de todo el penoso derrotero de la selección mexicana, el Tri, que pasó en el repechaje ante una sarta de jugadores balines que le dieron el pase fácilmente, después de que en su eliminatoria quedaran en el quinto puesto, de seis, con equipitos de Centroamérica que en teoría, deberían haber perdido fácilmente con el equipo mexicano.

El caso es que está el Tri en el Mundial de Brasil 2014 y hace un par de días todos los equipos que irán a la justa, jugaron partidos de entrenamiento, con vistas a su participación en ¿junio? de este año. Mexico, con el "piojo" Herrera, empató ante Nigeria (0-0). Camerún perdió por goliza ante Portugal (5-1) y Croacia empató con Suiza (2-2). Una vez dados los resultados ya los comentaristas especializados en futbol emitieron sus valiosas opiniones: "Croacia no es ni lejanamente el equipo de principios de siglo", "Camerún no es ningún monstruo africano", "a todos ellos se les puede ganar". Nadie dice que el Tri empató contra la mediocre selección de Nigeria y además, nadie dice tampoco que a Brasil podría México ganarle, porque eso suena, siendo el país sede, imposible.

Así, sólo nos queda ganarle a Camerún y empatar con Croacia y ver si pasamos en segundo lugar, porque Brasil -digan lo que digan- va a pasar como primer lugar de su grupo. ¿Y viendo lo que ha mostrado el Tri, podemos pensar en el triunfo? ¿Ya nos toca? Porque en el deporte mexicano parece que antes que el trabajar para lograr una meta está la justicia divina. "Ya nos toca", me cae que sí. ¿Cuántos años de no poder pasar al quinto partido? Estrictamente, si hay justicia universal y divina, deberíamos pasar el quinto partido y ser campeones del mundo.

Pero regresemos al mundo real. Yo entiendo que el mexicano quiere tener esperanzas en poder obtener un lugar honroso en el Mundial 2014. Y por generaciones nos han engañado sobre las reales capacidades de la selección nacional de futbol. De hecho, les recuerdo el mundial de Argentina, en donde quedó nuestra fantástica selección en el último de los lugares, cuando ya los publicistas, los comentaristas, todos, hablaban del trabuco que llevábamos como selección.

Y si nos olvidamos de esas ganas locas de poder hacer un buen papel, les aviso que esta selección no tiene futuro. Me gustaría equivocarme, pero la historia nos condena.

2 comments:

sofia martínez said...

Es buen equipo sólo necesita más actitud, por otro lado estoy muy emocionada porque cada día nos acercamos más a Destino Brasil 2014 y de verdad que estoy ansiosa por saber qué pasará en este mundial y por supuesto de saber si en qué lugar estará el equipo que representará a mi país.

Morsa said...

Sofía, ojalá fuese solamente un problema de actitud. Perto no es así. Los equipos ganadores trabajan más, son más fuertes, son potencia y México jamás lo ha sido. vamos, no ha llegado al quinto partido. Así de simple. Esa es la realidad. Lo tuyo son meras esperanzas que al final del día -y ojalá me equivoque- terminan en frustración.

saludos