Saturday, March 29, 2014

Mitos modernos


Hoy en día los medios electrónicos dominan muchas de nuestras ideas. Por ejemplo, la televisión puede poner en un pedestal a quien se le antoje o bien, hacerlo un guiñapo humano. Todo depende de los intereses que haya detrás de -por ejemplo- las televisoras. Casos hay muchos: Cárdenas, cuando era el gobernador del DF, tuvo que enfrentar el asesinato del conductor Paco Stanley, quien fue masacrado al sur de la ciudad en conocida taquería. Recuerdo ese día porque regresar de la Universidad Iberoamericana hasta el sur fue una odisea puese el tráfico estuvo insoportable. La TV, particularmente TV Azteca, hizo que todos los que ahí trabajaran hicieran comentarios sobre la muerte de dicho locutor, que después se sabría que le entraba a la coca y que probablemente, debía dinero a los narcos y por eso lo mataron. Todos hablaron entonces de la inseguridad del gobierno del DF. Hubo -aparentemente- consigna de hacer ver mal a Cárdenas pues no era el favorito de Salinas Pliego.

Pero más allá de estas coyunturas políticas, tenemos a Televisa, que se la pasa ensalzando a ciertos personajes como si fueran mitificables. Uno de ellos es Cantinflas. Y sí, en un principio, las primeras películas del mimo mexicano, pudieron haber sido muy divertidas, con el tiempo el personaje perdió su gracia, algo parecido a lo que le pasó a Sherley Temple, que de ninita era espectacular. Cuando creció perdió mucha de su gracia. El peladito mexicano "Cantinflas" fue popular, pero la fórmula no se puede explotar por 60 años, por favor. Y la consecuencia de todo esto es ver los bodrios que hizo Mario Moreno: El barrendero (1981), El patrullero 777 (1978), El ministro y yo (1975), El padrecito (1964), etcétera. Todas son francamente deplorables. Pero mientras la TV nacional, particularmente Televisa, ponga a Mario Moreno como el gran mimo mexicano, se mantendrá este mito. Igualmente pasa con Agustín Lara o María Félix, "la doña", que si hacemos memoria, la señora se instaló en el papel de "Doña Bárbara" y explotó esa idea de la diva en todo su esplendor, donde se hacía siempre su voluntad amén de ser grosera innecesariamente con todos. Y los medios le aguantaban los desplantes porque ¿saben? era "la doña". Siempre me pareció una señora grosera y nefasta.

Hoy en día, además de estos personajes, Facebook y otras redes sociales hacen mitos modernos. Uno de ellos es el presidente de Uruguay, José Mujica, que bueno, parece que porque vive en una casa destartalada y tiene un VW desvencijado, hay que rendirle pleitesía. Y que conste, sus ideas de apoyar la educación y del no hacer del dinero el bien más importante de un país suena ideales razonables, pero de ahí a que Mujica sea un gran presidente, tengo mis más severas dudas. Habrá que ver cómo ha hecho crecer a su país y no sólo ver sus frases bonitas. Así se miden a los presidentes de los diferentes países y no con posturas de humildad o discursos mágicos. Bueno, pues ahora ya hasta campaña por Facebook hay para que se le dé a este señor el Premio Nobel. Les recuerdo a todos estos que opinan así que dicho premio no se da por votación popular, como el premio TV Novelas.

Otro que las redes sociales impulsan como el gran genio incomprendido es Nicolás Tesla. Primero, ni fue tan incomprendido c omo han querido hacer ver y uno de sus grandes trabajos en electromagnetismo, sobre la corriente alterna, se usa actualmente. Cabe decir que Edison pensaba que había que usar corriente directa y para demostrar que Tesla se equivocaba y que además, la corriente alterna era muy peligrosa, el señor Edison compró un elefante y lo electrocutó con corriente alterna. Si tienen estómago, he aquí el video:


Así pues, a pesar del sacrificio idiota de matar un elefante, Tesla dominó al mundo con la corriente alterna. Por tanto, ¿dónde está la incomprensión a este genio? Misterio. Pero es de los mitos que surgen en Internet y que en las redes sociales se retroalimentan constantemente.

Yo pienso que hay que ser un poquito más críticos. Hay gente muy valiosa y vale la pena admirar a personas que han hecho el cambio y no guiarse por lo que los medios electrónicos nos dicen y que muchos usuarios copian porque sin pensar tantito, comparten información de la cual ni idea tienen. Yo quisiera ver quién ha leído la biografía de Tesla siquiera antes de dar compartir a alguien que apoya a este científico. Deberíamos entender que las redes sociales nos pintan como somos y lo que veo no me gusta nada. Si somos como nos dibujamos en Facebook, pues qué lamentable somos como raza humana. De verdad.

3 comments:

Francisco said...

La saga completa de la llamada "Guerra de las Corrientes" es una lectura muy entretendia e interesante. Alguien debería escribir un libro sobre esto (tal vez lo haya). en ella se mezcla lo mejor y lo peor de la inventiva humana. Edison había invertido mucho dinero en el desarrollo de infrastructura con corriente directa y además no quería que muchas de sus patentes al respecto perdieran valor. El sacrificio de Topsy el elefante, fue el stunt publicitario mas impactante, pero se dedicaron a ejecutar otros muchos animales. "Do you want your wife to cook with this?", decían después de rostizar a un desafortunado animal, y por supuesto que espantaron a mucha gente. Al final, efectivamente, a pesar de la considerable influencia de Edison, la corriente alterna ganó esta Guerra. Tesla trabajó un tiempo para Edison y hay muchas anéctotas al respecto.

Enrique said...

Morsa, mejor olvida ya el Facebook, a mí me aburre y cancelé mi cuenta hace 3 años, apenas la reactive hace unos meses para estar en comunicación con mi familia, pero en realidad ni siquiera entro a la dichosa red. Mejor dedica tus comentarios a la programación o a otros temas que tienes que son muy interesantes...

Alfil Capablanca said...

F.Book es un canal lleno de banalidades y hasta peligroso resulta ventilar abiertamente información o detalles de nuestras vidas. Mucha gente que en su vida real no se saluda con sus vecinos o se lleva mal con familiares íntimos, pero que presumen de tener un "millón de amigos", ¡vaya paradója!.
Por cierto que desconocía este cruel experimento de Edison, hoy que se defiende tanto la vida animal (al menos en el discurso y en imágenes de red social) esto sería altamente censurable.