Sunday, March 09, 2014

Para llamar la atención en las redes sociales


A mí las redes sociales me parecen interesantes porque de alguna manera nos pintan de cuerpo entero. Por ejemplo, podemos ver nuestra supina ignorancia con la ortografía. Me llama mucho la atención que mucha gente que ha tenido acceso a la cultura, a la escuela, a tener una computadora, al acceso a Internet, escriba tan mal. No parece además, preocuparles demasiado pero, sea como sea, nos pinta como sociedad.

Igualmente, podemos ver cómo somos influidos absurdamente con cualquier cosa. Por ejemplo, Ellen Degeneres en la entrega de los Óscares, sacó una foto con su celular a una serie de actores y actrices que estaban en las butacas del teatro. La foto la mandó a Twitter y se volvió trending topic, retuiteándose por unos 2.3 millones de personas en menos de dos horas. Ahora vemos en los diarios nacionales la foto de Cárdenas y otros políticos del PRD con una foto similar y ya en Facebook vemos imágenes de personas que -quiero creer- les ha parecido una idea sensacional y han repetido estas fotos "selfies" de ellos con sus amigos. Somos víctimas de las modas más babosas y esto de nuevo, nos pinta de cuerpo entero, y no sólo en México, sino en muchos otros países.

Pero hay más, en Facebook aparecen a cada rato videos que tienen leyendas como "No imaginas lo que esta muchacha dijo. Dejó sin habla a medio mundo"... Y nos entra la curiosidad. ¿Qué habrá dicho la mujer en cuestión que nos llama a darle click al enlace para escuchar sus "sabias palabras"? No lo sé, porque en todos estos videos, los cuales son simplemente para generar visitas, nos piden que demos click en "me gusta" y entonces tendremos acceso a esa información. Yo no entiendo muy bien qué sacan todas esas páginas que siguen este truco, porque es evidente que sólo buscan tener tráfico en la red, pero en el fondo, manipulan la naturaleza humana, la curiosidad, quizás el morbo, para que nos enteremos de lo que aparece en ese video que tiene una imagen sugestiva.

Lo malo es que nos pasa una vez y ya sabemos que es un truco, pero muchas veces puede más nuestra curiosidad y caemos en la trampa y además, sabemos que caímos en ella. Por eso se sigue haciendo, porque saben como manejarnos. Yo diría que habría que boicotear esas páginas y la mejor manera de hacerlo es ignorarlas. Porque miren, hacemos que Facebook,     que francamente podría ser una estupenda herramienta de comunicación, se convierta en una revista de chismes, un panfleto lleno de idioteces. Y me pregunto: ¿Tantos años de evolución humana para caer en esto?

1 comment:

A. David Garza Marín said...

Y, bueno... Tal vez caímos en esto, porque esto es precisamente donde queríamos caer. En lo personal, evito muchas de las cosas que indicas, Profr. López Michelone. Si para entrar a ver o jugar algo me piden acceso a todo mi grupo de contactos, simplemente no entro y ya (seguramente, se pretende que a mí y a todos ellos se les inunde de alguna publicidad). Así pues, me mantengo al margen y, con ello, colaboro con un granito de arena para reducir el riesgo de que al buzón de mis contactos se le agregue una gota más de correo basura. :)