Tuesday, July 07, 2009

Sobre Michael Jackson


Me había prometido a mí mismo no mencionar nada del ahora fallecido "rey del pop". Sin embargo, acabo de ver una foto que me obliga a la reflexión (ver ilustración en este artículo).

Hoy fue el funeral (no sé por qué los periodistas dicen y escriben "los funerales", si nada más es uno ¿o no? pero en fin), de Michael Jackson. No lo vi ni lo seguí. En mi opinión el efecto mediático del personaje sobrepasó todas las expectativas. Hace unos días vi que la cadena Sanborns ya tenía toda su discografía (el negocio es el negocio), y no dudo que más de uno haya salido a hacerse de esos cedés. Antes de saber del fallecimiento de Jackson nadie le hacía el mayor caso y al contrario, algunas publicaciones sensacionalistas siempre sacaron ventaja de sus excesos y de sus problemas con la ley. Se suponía que ahora, después de un largo retiro -aparentemente- Jackson pretendía regresar a los escenarios con un gran "tour", que se malogró por su inesperado deceso.

Vi también que en México algunos seguidores incondicionales del cantante, otrora negro, se expresaron públicamente en el Angel de la Independencia y en el Zócalo. Iban vestidos como el rey del pop y -no lo sé pero lo imagino- cantaron sus canciones y bailaron como Jackson en sus mejores momentos, incluyendo el "moonwalk" que tanto popularizó al cantante. La realidad es que no entiendo estas expresiones de estos mexicanos, porque me parecen fuera de cierto contexto e idiosincracia. Quizás salieron a expresarse en un espectáculo al cual los demás en estos momentos aceptarían sin inconvenientes, tal vez es simplemente un afán de salir en los periódicos. La realidad es que no lo sé, pero me parecen extrañas estas expresiones de... ¿tristeza? por el cantante ahora fallecido.

Cuando muere un personaje de la vida pública, digamos un escritor, no veo que los fanáticos de dicho escritor salgan con sus libros y manifiesten su dolor leyendo enfrente del Angel de la Independencia, por ejemplo. Vaya, cuando murió Bobby Fischer no vi a nadie saliendo a expresarse al Zócalo por ello. Siendo fan de Fischer, pues es triste que haya muerto y que además, haya tenido esta vida tan atormentada, pero no creo que ningún ajedrecista decida irse al Angel a ver si ve a otros y comparten su dolor por la muerte del excampeón mundial.


Creo que desde la noticia de la muerte de Michael Jackson están por pasar ya dos semanas y apenas hoy se terminó el último show del rey del pop, desde luego, sin su anuencia. Los excesos de todas maneras se cumplieron. Jackson había sido depositado en un féretro de bronce sólido con un baño de oro de 14 kilates pulido y el interior es de terciopelo azul. Quizás el personaje que fue Jackson necesita de todas estas cosas y hasta en el último adiós todo esto tenía que ser así.

4 comments:

Ernesto said...

Es que hay que morirse para ser monedita de oro y caerle bien a todos.

http://bitsandpieces.us/2009/07/02/people-who-hate-michael-jackson/

Saludos!
Ernesto

GuilRussek said...

...y pensar que Mozart acabó en una fosa común...

sookie said...

Hola Manuel Yo era su fan hasta ver como un Negro se quizo convertir en blanco aunque su "alma" permanecia negra (por la pederastia). Y lo que de verdad ya me cayo tan mal hasta el punto de no oir nada mas es precisamente la pederastia.

Sookie Fields

Octavio said...

Yo, por ejemplo, detesto el ajedrez. Naturalmente, sus campeones representan para mí un sinsentido. Sin embargo, respeto que haya gente que admire a Fischer y que hubiera querido o quiera celebrarle algo (Por cierto: ¿no hay campeones mexicanos de ajedrez, aunque fuera de modesta talla?)

Cuando muera Emilio Lluis Riera o Humberto Cárdenas, seguro ni siquiera en el mismo IMATE de la UNAM les rendirán un homenaje a proporción. Y no por ello no habrán personas que sientan hondamente sus fallecimientos y les dediquen artículos y conferencias, que posiblemente ellos mismos juzgarían como un mejor homenaje.