Thursday, October 09, 2014

Porqué las redes sociales no son tomadas en cuenta




"Increíble pero falso" [The Invention of Lying], es una película del 2009, en donde la trama gira en un mundo donde nadie jamás miente. No existe semejante concepto hasta que el personaje de la cinta miente por primera vez y ve que puede sacar una ganancia de ello. La vi un día en la televisión pero no la pude ver completa. La idea de que los seres humanos digan siempre la verdad parece ser extraña pero en general, pensamos que es lo que debería ser, es decir, mentir es en general malo. ¿O no?

Y se me ha ocurrido hablar de esto porque entro a Facebook y veo la imagen de la "superluna", la cual además, está teñida de rojo porque supuestamente con el eclipse lunar se pone de ese color. Todo eso es una exageración de la prensa que están siempre desesperados por vender la noticia. La superluna, si existe, que es cuando está más cerca de la Tierra, tiene un tamaño apenas un 11% mayor que el original. Todas las fotos que se publican con semejante Luna gigantesca son absolutamente falsas, pero parece ser que la gente cree en todo esto porque se parece a cuando se pensaba "si está impreso en un libro, seguro es cierto". Pues no, no es cierto.


Y siguiente en Facebook veo una imagen de una serie de jóvenes en el piso, desnudos algunos de ellos, en donde hay una serie de policías que los vigilan. Quien pone la foto indica que es sobre el reciente problema con los estudiantes normalistas, los cuales han desaparecido (son más de 40). Se dice que fue la propia Policía de Iguala quien los secuestró, pero nadie sabe. Ah, eso no importa, pues alguien "filtró" una imagen de este ilícito que quién sabe de dónde salió. No hay fechas, no hay ningún elemento para confirmar que sea cierta esa foto, pero cuando se publica se torna automáticamente verdadera. Y si hacemos una búsqueda de fotos en Google, la imagen en cuestión tiene ya unos 3 años de haberse publicado. Entonces ¿cuál es el afán de publicar esta foto falsa? ¿Es que la problemática no es lo suficientemente grave como para atizar el fuego más aún con fotos falsas?

Desde luego que esto no es privativo de este país. Cuando mataron a Bin Laden, inmediatamente apareció una foto de un tipo que parecía ser él, ya muerto, pero una investigación de un par de minutos en la red demostró que fue una composición fotográfica con Photoshop en donde fusionaron una foto del terrorista con la de otro que habían matado. De nuevo, ¿quién tiene el ánimo de perder el tiempo en esto? ¿Fue porque el gobierno norteamericano indicó que no publicaría ninguna foto de este evento y por el morbo popular, alguien decidió hacer el montaje entonces? En serio, ¿por qué mienten?


El punto es que este tipo de acciones, que son cotidianas, bajo el argumento de que hay que difundirlas porque las van a quitar (aunque no se sepa nunca quién tiene ese poder de quitar las fotos que quiera de un usuario de Facebook), cuando son falsas, que es el denominador común, no colabora a tomar en serio las redes sociales ni a sus miembros. Si las redes sociales fuesen útiles, deberían serlo empezando porque tienen credibilidad pero nosotros, como seres humanos, lo que hemos hecho de estas redes es un enorme basurero de babosadas, de chistes, de puntadas graciosas, de tonterías, de estupidez en extremo.

Y me parece lamentable pues ya tenemos esta gigantesca tecnología que casi nos hace a todos casi el tener el don de la ubiquidad. Podemos saber lo que pasa en el mundo casi instantáneamente. Podemos platicar con amigos que estén en el otro lado del planeta de manera instantánea. Y tenemos este poder de publicación, el cual estuvo vetado por muchísimos años para la mayoría. Y en lugar de sacar provecho de esto, lo que vemos es un pésimo uso de los recursos, un afán de ser quizás popular a base de mentiras, a base de hechos falsos que se disfrazan como verdad al presentar una foto manipulada con Photoshop, pretendiendo engañarnos.

Por eso no servimos como raza, porque somos mentirosos por definición, porque parece ser que a los seres humanos les encanta engañar a sus semejantes y por eso no sirven las redes sociales realmente, porque no contribuyen a ser mejores, al contrario, me queda claro que son absolutamente inútiles para incidir en las problemáticas de los países.

5 comments:

Israel Calderon de la Cruz said...

Siempre he discutido sobre la veracidad de la sociedad que se genera en las redes sociales como si fuese una comunidad que no se conoce uno del otro, solo lo que quieren mostrar es lo que hay.

La verdad es que nos la creemos toda

Emerson Posadas said...

Nunca le dieron a nadie instrucción en casa o en la escuela sobre la información que nos comemos. Igual que con los alimentos normales, nos alimentamos de chatarra sin preguntarnos acerca de su contenido.

Viviendo said...

La foto que vi en el facebook, dice de donde es. Ahí se ve que quieren decir que tratan mal a los normalistas de Michoacán.

George Berkeley said...

Inicias este post comentando la película "Increíble pero falso" [The Invention of Lying]. La tengo que ver, sin duda, a ver qué tan razonable es el modo como abordan el problema de la mentira.

Así, ingenuamente, uno bien piensa que la mentira es en sí mismo algo negativo y que nadie nunca debería mentir.

Hace ya muchos años, digamos más de 2,000, Platón nos mostró que la mentira es unas veces útil, otras piadosa, y otras veces sería JUSTA. Digamos que nos encontramos caminando por un parque en la noche rumbo a nuestra casa con la quincena en la cartera. Ahora pensemos que nos encontramos con una persona que no conocemos y nos pregunta a dónde vamos y si traemos dinero. No hace falta pensar mucho para concluir que sería bastante injusto, para ambas partes, que uno responda con la verdad. No sería justo para la otra persona porque si ésta decide asaltarnos, se haría de dinero que no ha ganado. Y asimismo, sería injusto para mí decir la verdad porque contribuiría al delito de otro.

La mentira es ocultamiento de la verdad. Y si pensamos un poco, es absolutamente irracional pensar en un mundo sin mentira. Muchas de las convenciones sociales existentes no tendrían significado y la sociedad probablemente terminaría en dos segundos. Por ejemplo, hay convenciones sociales que nos orillan a no decir exactamente lo que pensamos a nuestros conocidos para evitar confrontaciones. No se puede andar por ahí diciendo siempre lo que en verdad pensamos y gritando al cielo que tenemos dinero de sobra y que dejaremos nuestra casa sola porque nos vamos de viaje, que la contraseña de nuestros candados es tal y tal, etc.

La idea es que en un mundo en el que la gente tiene pasiones negativas que la llevan a cometer acciones horribles como la insidia y la traición, por no hablar de asesinato y otras cosas peores, la mentira es necesaria en el caso que se desee que el mundo siga su marcha. Sin mentira, me parece, el mundo sería otro. Pero no puede ser otro porque la gente no puede ser otra sin que el corazón se le dé vuelta completamente. Y esto no pasa nunca, o casi nunca. A menos que seas un santo, como Agustín.

Posicionamiento SEO
Agencia de marketing digital
Más de posicionamiento SEO

Morsa said...

Ve esa película y la comentamos George. saludos