Sunday, August 27, 2006

Por qué la programación es divertida

No recuerdo cuándo me enganché realmente con el cómputo, quizás al inicio de mi carrera profesional, en donde uno de mis mejores amigos, Alejandro Moreno, tenía una de las primeras Radio Shack TRS-80. Tiempo después me hice de una Apple ][ y más adelante cambié a una IBM PC compatible (Columbia Portable PC). Hice (y aún lo hago), todo género de programas.... Pero ¿por qué la programación es tan divertida? De acuerdo al Dr. Lítvak, lo que pasa es que es de esas cosas entretenidas que se pueden hacer con los pantalones puestos (aunque él lo decía seguramente refiriéndose a la antropología).

De acuerdo al libro de Fred Brooks, “The Mythical Man Month”, he aquí cinco razones por las cuales la programación es divertida:
  • El placer de hacer cosas
  • El placer de hacer cosas que son útiles a otras personas
  • La fascinación de armar complejos rompecabezas, con partes intermovibles e interconectadas que trabajan en ciclos específicos, pero realizando lo esperado desde que se inició la construcción de los mismos.
  • El placer de estar aprendiendo siempre
  • El placer de trabajar en un medio tan maleable

David Intersimone agrega lo siguiente:

  • El placer de trabajar con otros programadores en un equipo
  • Ser capaz de trabajar con hardware de última generación
  • Ayudar a debugear sistemas complejos de software que alguien más construyó
  • Construir herramientas de desarrollo que son útiles tanto para otros como para mí
  • La posibilidad de reunirse y comunicarse con los más connotados expertos en el área de software.
  • Tener la posibilidad de visitar a clientes en todas las partes del mundo
  • Que le paguen a uno por jugar.

Y para quien me lee... ¿por qué cree que la programación es divertida?

1 comment:

Yixus said...

Sí, es como un juego y también una forma de crear. Creo que a mi lo que más me satisface es ver que nuestro progamita haga justo lo que queremos y que un poco de ingenio bien estructurado nos ahorre trabajo; la máquina hace las cosas por nosotros.