Thursday, July 05, 2007

El cursor rebelde

Alguna vez se me ocurrió que a veces los seres humanos hemos llegado a acuerdos tácitos en muchas situaciones. Por ejemplo, a muchos nos educan de manera que decimos muchas veces "gracias" de manera automática. Digamos que ya no lo pensamos. Son como comportamientos aprendidos y obviamente tienen su bondad: no tenemos que pensar para hacerlos. Nos salen como naturales. Debe haber, desde luego, comportamientos aprendidos que no son tan aceptables, pero en las sociedades se impone un esquema de conducta que en principio, al menos, nos debiese beneficiar a todos, o en el peor de los casos, a las mayorías.

Pues bien, hace tiempo vi el reloj de pared que tenía un viejo amigo en la Universidad Iberoamericana (pueden leer más sobre esto aquí). Ese reloj en particular, lo que lo hace diferente a los esquemas conocidos, es que camina al revés, como si viésemos el reloj del otro lado del espejo. Guillermo Mallén me enseñó a hacer un reloj de esta naturaleza y ahora lo tengo en la pared del cuarto en donde normalmente trabajo. Este reloj "del otro lado del espejo" es un buen ejemplo de un comportamiento inesperado, rebelde, por decirlo de alguna manera.

Pues bien, hace ya mucho tiempo de esto, se me ocurrió que en el cómputo, la gama de cursores tradicionalmente disponibles a los usuarios, no eran suficientes. ¿Por qué no hacerse de un cursor no tradicional, rebelde en todos los sentidos? Y así entonces me senté a programarlo. No fue difícil, porque en Delphi estas labores resultan relativamente sencillas. Hube de hurgar un poco en la red Internet y en una hora, quizás menos, ya tenía mi proyecto funcionando.

A quien le interese tener un cursor rebelde, en lugar del que normalmente viene en su computadora por omisión (default), escríbame a morsa@la-morsa.com y le mando el software. El cursor rebelde dura lo que uno quiera. Vaya, no se "instala" permanentemente en la computadora.

No comments: