Tuesday, January 01, 2008

Las grandes propuestas de nuestros legisladores

Nuestros legisladores siempre se preocupan por la salud de los mexicanos, y por ello, están siempre atentos a promover nuevas leyes como la que aquí presentamos. Véase la siguiente nota del periódico Reforma:

Busca PRD combatir comida chatarra

Sábado, 29 de Diciembre de 2007

La propuesta pretende advertir a la población sobre el riesgo de consumir estos productos a diario y en exceso

CIUDAD DE MÉXICO.- El grupo parlamentario del PRD en el Senado impulsa una reforma para colocar en todos los alimentos chatarra una leyenda que advierta sobre los daños que representa para la salud el consumo de los mismos.

La propuesta, impulsada por los senadores Claudia Sofía Corichi García y Antonio Mejía Haro, advierte que es urgente colocar etiquetas en las que se indique la poca aportación nutricional de los productos y hasta las consecuencias que puede generar su consumo, como sobrepeso y obesidad y daños a la salud.

En el proyecto, turnado a las comisiones de Salud y Estudios Legislativos, se asegura que para alcanzar un nivel elevado de protección a la salud de los consumidores y asegurar su derecho a la información, es necesaria esta medida.

"La obesidad no se produce sólo por la alimentación inadecuada, si no por un exceso en el consumo de productos procesados que son de muy bajo valor nutricional, los llamados alimentos chatarra, que por su bajo costo, fácil acceso y saturación de propaganda son utilizados para sustituir las comidas equilibradas", se afirma en la iniciativa de ley.

"Por eso planteamos que los alimentos y bebidas que están en el mercado y que sean de bajo contenido nutricional, deben señalar esa característica en la etiqueta del empaque o envase, e insertar en la misma la leyenda: ‘el abuso en el consumo de este producto puede causar sobrepeso, obesidad y daños a la salud", señala.

En la exposición de motivos, los legisladores explicaron que es muy importante advertir a la población sobre el riesgo de consumir estos productos a diario y en exceso, debido a que las grandes empresas que los elaboran y comercializan no tienen la mínima intención de prevenir al público sobre el daño.

Con la Iniciativa también se pretende adicionar una fracción IX al artículo 115 y un párrafo tercero al artículo 216 de la Ley General de Salud, para que esta dependencia tenga a su cargo la promoción de investigaciones sobre los efectos del consumo de productos de bajo contenido nutricional e informar a la población el resultado de las mismas.

En México, el 39 por ciento de la población adulta sufre sobrepeso y 30 por ciento obesidad, lo que ha provoca unas 50 mil muertes al año por estos padecimientos, por lo que es necesario que se legisle en la materia, insistieron los senadores del Estado de Zacatecas.

"Esto se debe a la modificación de los hábitos alimenticios y la tendencia a disminuir la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchos trabajos, pero principalmente al exceso de comida chatarra en las dieta de los mexicanos", denunciaron.

(Claudia Guerrero /Agencia Reforma)

Vaya, seguramente esta ley será indispensable para bajar los niveles de sobrepeso en nuestro país. Quizás hayan encontrado que la leyenda que se ponen en las cajetillas de cigarros es muy efectiva para evitar que los mexicanos fumen y por ello han pensado que ésta es la solución a los problemas alimentarios de los mexicanos.

Lo lamentable no es la propuesta en sí, sino que la esencia de la misma es una estupidez. Ninguna leyenda en alimento alguno hará que estadísticamente la gente cambie de opinión sobre sus hábitos de consumo. El problema es que estos legisladores se sienten muy importantes, o inteligentes, o por decir lo menos, brillantes, al proponer una ley que finalmente no cambiará nada en los hábitos alimenticios de los mexicanos.

En otras palabras, se requieren menos leyes babosas y otro tipo de acciones, como la promoción de una alimentación saludable, de canpañas que promuevan los alimentos correctos, las porciones que deben ser consumidas, etc. Esto por supuesto, brilla por su ausencia. Y para colmo, les pagamos todos (con nuestro impuestos) a estos legisladores de quinta. ¡Chale!

1 comment:

Francisco said...

Según yo, estos alimentos ya incluyen una leyenda con el detalle de su contenido nutricional y calórico... ¿para qué ponerle otra? ¿Y cuál sería el criterio para definir qué alimento debería llevar la etiqueta y cual no?

Estoy de acuerdo también en que la etiqueta no cambiaría en nada nuestros hábitos alimenticios. Nada más costaría dinero. Pero alguna babosada tienen que sacar los diputados, para que no digamos que no hacen nada.

Ahora bien, poniéndonos conspiranoicos... ¿no será el desquite del PRD contra Sabritas? Porque según su líder honorario y presidente legítimo de la república de las alcaparras, esta empresa hipermegaultraderechista y yunquista fue una de las que le hizo campaña chueca al peje... ¿será? :D

Saludos y feliz año.