Thursday, June 19, 2008

Actualización sobre el tramposo de Toluca

De una nota del Reforma del día de hoy:

Dice Alcalde no conocer a su clon

Por Francisco Ortiz (19-Jun-2008).-

NAUCALPAN.- El Alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez, aseguró ayer que no conoce a su "clon", pues nunca tuvo contacto con él; sin embargo, advirtió que sí existe. Ante las suspicacias de que la persona que aparece en la propaganda sea una alteración gráfica a una imagen de él mismo, el Edil dijo que el personaje es real y que celebró un contrato por $30 mil con el Gobierno municipal para la campaña.

Pero al solicitarle más detalles del nombre de la persona y su ocupación, así como la compañía de mercadotecnia que lo contrató, Sánchez se reservó la información. "Fíjese que yo no lo conozco, sabía que se había encontrado a una persona con estas características físicas, pero no lo conozco. "Este personaje existe y hay un contrato celebrado con él, en el momento indicado lo estaremos presentando. En este momento no puedo revelarlo porque existe una cláusula de confidencialidad en protección de su persona", indicó el Alcalde.

Destacó que la campaña, que promueve las obras en el Centro de Toluca, ha sido de las más baratas en lo historia reciente de la publicidad política en México, pues invirtieron 100 mil pesos. "Se ha dicho que hicimos esta publicidad con la intención de darle vuelta a la ley, sin embargo no fue así. Lo que no está sancionado por la ley nos abre una serie de posibilidades para actuar", dijo el panista.

Insistió en que la publicidad no hace una difusión personal. "No soy yo, pero me parezco", asentó.

Ayer, la dirigencia estatal del PAN salió en su defensa; el dirigente estatal, Juan Carlos Núñez, minimizó los cuestionamientos. Censuró que no se critique la publicidad del Gobernador Enrique Peña y de legisladores del PRI y del PRD que, dijo, promueven acciones de manera personal. "En este caso es una campaña ingeniosa que no violenta la ley. "Seguiremos haciendo este tipo de campañas ingeniosas que posicionen cada vez más a los líderes de nuestro partido", dijo.

Así lo dijo: "Lo único que hicimos fue encontrar las oportunidades que nos da el marco legal y nuestra finalidad no fue dar la vuelta a la Ley o burlarnos de la Ley, simplemente estamos actuando dentro del marco normativo realizando acciones que no están sancionadas como delitos en la Ley"

Juan Rodolfo Sánchez

Alcalde de Toluca

Hasta aquí la nota del periódico...

El descaro de este cretino no tiene límites. Tan fácil que sería mostrar a su supuesto clon, pero no, se lo reserva. Lo lamentable en el fondo es que su partido político además sale a defenderlo. Lo que hizo fue -citando sus propias palabras- darle la vuelta a la ley y burlarse de la misma. En mi opinión, lo que hay que hacer es descubrir su farsa y que pague las consecuencias. Es increíble que se permita que esta clase de delincuentes siga en puestos de elección popular. Así no hay manera de que este país mejore. Me cae.


Y ahora la nota de Proceso:

Burlar la ley
josé gil olmos

México, D.F., 18 de junio (apro).- Las mañas para burlar la ley son una de las facultades distintivas que ahora están demostrando algunos políticos con aspiraciones a diversas candidaturas. Hoy así lo hacen los gobernadores Enrique Peña Nieto, Fidel Herrera y Humberto Moreira firmando contratos con Televisa. Y también quienes han empleado a extranjeros especializados para el manejo de su imagen.

Dicen que en la vida nada es gratis y cuando se habla de la vida para los políticos este costo es mayor que cualquier otra inversión.

Estos gobernadores y otros más como el de Puebla, Mario Marín, y el de Oaxaca, Ulises Ruiz, realizan un gasto extraordinario en propaganda disfrazada en los medios de comunicación, principalmente las televisoras, con las que últimamente encontraron un resquicio en la ley electoral para promoverse en horarios estelares.

Se trata de una versión remasterizada de un viejo artificio propagandístico: la nota pagada. En los viejos tiempos algunos políticos acordaban con algunos reporteros el pago de sus servicios a fin de que alguna nota positiva para su imagen se publicara en su respectivo medio. Hoy esa misma estrategia se sigue pero bajo contratos bien establecidos con los dueños de estos medios. Por eso no casual ni gratuito que desde hace dos años aparezca invariablemente en el noticiero de la noche de Televisa la imagen del gobernador Enrique Peña Nieto inaugurando obras, lanzando algún discurso sobre temas nacionales o asistiendo a actos políticos.

Siempre aparece bien peinado, muy bien vestido, con un perfil de político bienhechor que ya envidiarían los actores de películas o telenovelas. Pero su imagen es producto de un trabajo profesional y la transmisión de las noticias donde aparece no es casual, sino, como se reveló en un reportaje de Jenaro Villamil en Proceso, es producto de un multimillonario contrato con Televisa, en el cual la empresa se comprometió a trasmitir su imagen en forma de noticias.

A lo largo de estos dos años no ha habido ninguna nota en contra de Peña Nieto en la empresa propiedad Emilio Azcárraga Jean. De hecho, cuando se generó el escándalo de la riqueza inexplicable del exgobernador Arturo Montiel y su familia, no se le involucro al joven mandatario mexiquense, no obstante que era su responsabilidad investigar a fondo la corrupción de su predecesor.

El caso de Peña Nieto es el más claro de esta nueva estrategia en la que los políticos aliados con los empresarios de medios evaden la ley electoral que impide utilizar los recursos y las obras públicas para el usufructo personal.

Por el mismo camino van ahora los gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera, y de Coahuila, Humberto Moreira, quienes ya empezaron sus respectivas campañas detrás de las mismas cámaras de Televisa, pero también en algunos periódicos en los que aparecen notas muy favorables a sus respectivos gobiernos.

Es tan evidente este negocio de las televisoras que en horario estelar han difundido como una noticia importante que estos políticos sean los “padrinos” de decenas de quinceañeras en una fiesta colectiva pagada con el erario; o también la inauguración de una escuela, un hospital o simplemente la participación en un evento son difundidas como una noticia tan importante como la lucha contra el narcotráfico.

Los políticos mexicanos son reconocidos por su habilidad para burlar la ley. Han cultivado por muchos años el arte de evadirla sin recibir castigo, pero ahora lo hacen con la ayuda de cómplices como las televisoras, principalmente; pero también con la cooperación de asesores extranjeros que desde la campaña del 2000 han estado presentes en la vida política nacional. Vicente Fox contrató a Dick Morris y Rob Alyn para el manejo de su imagen, violando la Constitución que impide a extranjeros involucrarse en la política interna. Lo mismo hizo entonces Francisco Labastida, con Stanley Greenberg.

En la elección pasada fue público que Felipe Calderón utilizó de nuevo los servicios de Morris, más los del español José Antonio Solá, infringiendo otra vez las normas constitucionales. Un hecho que el Instituto Federal Electoral ni siquiera tomó en cuenta.

En nuestros días ha aparecido otro asesor extranjero. Se trata del español Xavier Domínguez, quien está ofreciendo sus gracias profesionales a militantes del PAN, entre ellos a los senadores Gustavo Madero y Fernando Elizondo, así como al edil de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez, a quien le creó una campaña utilizando un clon.

Conforme se vayan acercando las elecciones para renovar la Cámara de Diputados en el 2009; y la presidencial del 2012, seguramente seremos testigos de nuevas formas de evadir la ley por algunos de nuestros gobernantes para quienes lo importante es utilizar los recursos que tienen a la mano con tal de mantenerse en el poder.

3 comments:

Nostromo said...

¿Clausula de confidencialidad que protege la identidad de un supuesto modelo? ¿Alguien que vive de su imagen no quiere que se promueva su nombre? ¿Permite que su cara salga en espectaculares pero no vayan a mencionar su nombre?

Pft.

Morsa said...

Estos delincuentes, disfrazados de políticos, nos creen imbéciles. Si no fuese así, jamás declararían lo que por ejemplo, tú apuntaste.

saludos
Manuel

luis said...

En el mismo Reforma puedes revisar los artículos de Huchim y de Juan Villoro de esta semana, éste último divertido y el primero advierte de que sí es posible acusar al alcalde por aprovechar recursos públicos para promocionar su imagen