Wednesday, January 13, 2010

Hacer esto en conmemoración mía


Si no me equivoco, la frase que da título a este artículo se dice en las misas católicas, particularmente cuando se hace, a los feligreses, el sacramento de la hostia. Pues bien, siempre he pensado que esto es lo que hacemos los ajedrecistas cuando vemos alguna partida de los grandes jugadores, o cuando hacemos física siguiendo los preceptos de las leyes de Newton para la mecánica, por ejemplo.

De alguna manera, al usar las leyes de la física que conocemos, que fueron descubiertas muchos años antes por gente verdaderamente notable, o bien, cuando vemos las producciones geniales de Alekhine, Capablanca, Kasparov, Anand, Topalov, Kramnik y Carlsen, entre otros, estamos rindiendo de alguna manera tributo a estos grandes ajedrecistas que, de alguna manera, nos han deleitado con estupendas producciones ajedrecísticas.

Así pues, el rito del ajedrez, el de analizar una partida de un tercero, es rendirle honores de alguna manera y esto -creo yo- enriquece al propio ajedrez, pues se nutre de esto al revisar y hallar los aciertos y en ocasiones, los errores, de algunos de las mejores partidas de la historia.

Foto: Chess Master by powerhouse00 / © All rights reserved

1 comment:

Maria said...

De hecho, se dice durante la consagracion, ya que en realidad el sacramento es la comunion. Y se dice "haced" (que barbaridad, como se todo esto? persona mas atea que yo no podrias encontrar, pero ya ves, se lo meten a uno casi a golpes y por eso no se me ha olvidado!)