Sunday, December 01, 2013

Entre broma y broma la verdad se asoma


Ayer leí lo siguiente en Facebook, que puso el Dr. Manuel López Mateos (saludos, doble tocayo), y que me parece relevante después del evento del curso fallido de educación por competencias (en la Ibero), del cual no terminé pues me excusaron de ello.

Y aunque el texto que viene a continuación puede parecer gracioso, pienso que entre broma y broma la verdad se asoma. Leamos:

EDUCACIÓN POR COMPETENCIAS

La semana pasada compré un producto que costó $158. Le di a la cajera $200 y busqué en el bolsillo $8 para evitar recibir más monedas. La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber que hacer. Intenté explicarle que ella tenía que darme $50 de cambio,
pero ella no se convenció y llamó al gerente para que la ayudara. Tenía lágrimas en sus ojos mientras que el gerente intentaba explicarle y ella aparentemente continuaba sin entender.

¿Por qué les estoy contando esto? Porque me di cuenta de la evolución de la enseñanza desde 1950 y de las condiciones actuales que se manejan en muchas escuelas públicas y peor en las privadas, tanto en el ámbito académico como en el trato a los alumnos, (ahora los mocosos, aparte de inoperantes son "intocables", aportando las instituciones educativas generaciones déspotas y nefastas a la sociedad)

Vean cómo fue el cambio en el área matemática, los ejemplos eran así:

1. Enseñanza de matemáticas en 1950:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta.
¿Cuál es la ganancia?

2. Enseñanza de matemáticas en 1970:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00.. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta.
¿Cuál es la ganancia?

3. Enseñanza de matemáticas en 1980:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00.
¿Cuál es la ganancia?

4. Enseñanza de matemáticas en 1990:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Escoja la respuesta correcta que indica la ganancia:
( ) $ 20.00 ( ) $40.00 ( ) $60.00 ( ) $80.00 ( ) $100.00

5. Enseñanza de matemáticas en 2000:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. La ganancia es de $ 20.00.
¿Es correcto?
( ) Si ( ) No

6. Enseñanza de matemáticas en 2010:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Si Ud. sabe leer coloque una X en los $ 20.00 que representan la ganancia.
( ) $ 20.00 ( ) $40.00 ( ) $60.00 ( ) $80.00 ( ) $100.00

7. Educacion por competencias:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Reunánse en equipos de 4 para decidir:
a) El nombre del cortador de leña. (Español)
b) Dibujen al hombre cortando la leña. (Artísticas)
c) Hagan la siguiente operacion 100-80=veint_. (Matemáticas)
d) Hace bien el hombre en cortar la leña. (Ética)

8. Evaluación final
Si el alumno o alumna no pudo o no quiso realizar las actividades del punto anterior considerar:
Asistencia, zapatos, peinado, uniforme, carpeta (no importa si sólo trae la carpeta, sin apuntes) No se te ocurra reprobarlo!! porque ahora si vas a conocer a su papá y/o a su mamá, a derechos humanos y hasta al periodista que te retratará por ser un maestro injusto.


El asunto está para mí más que claro. Hoy en día la educación se ha relajado. Y estoy hablando desde la educación universitaria. Se supone que quien entra a una carrera es porque precisamente le interesa mucho más ese tema que otros. Suele pasar que el alumno que entra no sabe que tendrá que llevar asignaturas formativas, por ejemplo, matemáticas, que se tienen que cursar porque son imprescindibles para el trabajo ulterior del profesionista, Entonces muchos alumnos simplemente buscan pasar la materia sin importarles si están aprendiendo o no.

Muchos de estos alumnos terminan por abandonar la carrera cuando ven que no pueden aprobar estas asignaturas y hoy no quiero saber el grado de deserción en la UNAM, pero me parece que no debe ser poco, aunque es una percepción mía nada más. No tengo datos por el momento. El punto es que en mi opinión la educación en las universidades no requiere de conceptos novedosos, como éste de competencias, porque simplemente así no se enseña. Colocar en un marco supuestamente teórico lo que se quiere enseñar, punto por punto, qué habilidades se promueven hacia los estudiantes, que valores se dan, etcétera, en mi opinión, repito, sale sobrando.

Lo que se necesita en las universidades es la exigencia. La UNAM no tiene, por ejemplo, ningún esquema de competencias y de ahí salen los mejores profesionistas de este país, le duela a quien le duela. En la Iberoamericana creo que están fallando. Sus cursos de competencias no hará ningún cambio significativo. Lo que en mi opinión se necesita es dejar de promover lo social sobre lo académico. Por ejemplo, es 30 de octubre, fui a dar clases y vi a alumnos vestidos como para fiesta de Halloween. Y nada de eso está mal, pero ¿y las clases, Apá? Porque los veo muy divertidos en los jardines del campus, pero no los veo en clases. Y en muchas ocasiones veo a alumnos estar "tomando clases" en los jardines de la Ibero. Se ponen en un gran círculo y el profesor en turno dicta cátedra ahí. ¿Es en serio que eso ayuda a la enseñanza? Lo dudo. Puedo ver a algunos recostados, tomando el Sol mientras el profesor da sesudas explicaciones. Eso, en mi opinión, es hacerle al cuento.

Otro ejemplo, la Universidad Iberoamericana hace cada año el "día de la comunidad", Ese día es como una gran kermesse el cual se hace un jueves. Un jueves de clases. ¿Por qué no se hace un sábado o domingo? La respuestas es simple: si se hace algunos de esos días los alumnos tienen mejores cosas que hacer que ir a esa fiesta en la Ibero. El fin de semana parece sagrado. Entonces quitemos un día de clases. ¿Qué más da?

Y voy más allá: hace unos semestres (años) unos de mis alumnos eran planilla de la Sociedad de Alumnos de Sistemas Computacionales, o algo así. Habían ganado las elecciones y el día de mi clase, a la hora de la misma, estaban en un brindis de honor con el rector. Un alumno me llama  me dice: "no podemos llegar a clase porque estamos en un vino de honor con el rector". Le contesté: "pásame al Rector. Déjame decirle que tienes clase. Seguro entenderá y te dejará que vengas al salón". Por supuesto que no me lo pasó y cuando llegaron al salón, faltando diez minutos para terminar les advertí duramente que otro numerito de estos y los reprobaba. A la Universidad se viene a estudiar, no a hacer relaciones sociales.

Cabe decir que en la única sesión que tuve en ese curso de competencias, en la discusión previa antes de empezar, quedó en claro que los 10 profesores asistentes estuvieron de acuerdo en que el nivel de la Ibero ha bajado. Unos no se explicaban las razones, pero era un hecho que se había relajado la disciplina y el nivel se estaba cayendo considerablemente.

La Ibero, como otras universidades privadas, no pueden subir su nivel académico mientras a los alumnos se les trate como si fuesen clientes y no precisamente alumnos. En el curso que estoy dando este semestre en Ingeniería en Electrónica, tengo 8 alumnos, y todos son buenos programando. Son de tercer semestre y se crecen a la exigencia (con sus excepciones, como en todo), pero en mi opinión van aprendiendo. Por ejemplo, ya detecto quién programa bien, quién tiene ingenio para descubrir qué tipo de algoritmo hay que escribir,. Están chavos (repito, son de tercer semestre), y les falta información. Usan Linux pero no saben de muchas facilidades que da el sistema, No usan el "pipe" o la "redirección" sistemáticamente porque no les ha caído el veinte de cómo funciona y las ventajas que se tienen con estos mecanismos, pero poco a poco.

Regresando al punto fundamental: "No pain, no gain", "no duele, no sirve", frase que se dice en los gimnasios y que cabe perfectamente en esta discusión. Para aprender hay que esforzarse. No se aprende nada si no hay intención de aprender, y ello implica deshacerse de las distracciones cotidianas. Estamos de acuerdo, por ejemplo, que no es buena idea estudiar con la televisión encendida. Y estamos de acuerdo que se necesitan sitios donde haya silencio, como las bibliotecas, para concentrarse en el estudio. No hay camino fácil al aprendizaje y la flojera natural que todos tenemos muchas veces no nos permite hacer el esfuerzo que debemos hacer. Ver un programa de televisión que hable de temas como el cálculo diferencial o integral no va a convertirnos en grandes matemáticos. La única forma es hacer muchos ejercicios, muchas derivadas, muchas integrales, para entender los mecanismos típicos en la resolución de problemas.

7 comments:

Marco A. Dorantes said...

La nota toca el tema de la enseñanza, que es una parte de un tema más amplio: la educación, el cual me llama mucho la atención, pero en particular su otro componente: el aprendizaje, en específico el estilo autodidacto del aprendizaje.

Si la educación incluye tanto enseñanza como aprendizaje, considero que el fin es el aprendizaje y uno de sus medios es la enseñanza. Por supuesto, si no fuese por los buenos maestros quizá habría menos aprendices.

En la siguiente página reflexioné un poco sobre la idea de ser una persona cultivada y educada:

La granja de la cultura
http://bit.ly/1invwDM

Enrique said...

Con el costo actual de las universidades privadas, los resultados que producen y lo que actualmente exigen las empresas en el campo laboral es mejor ahorrarse ese dinero y mandar al hijo a la universidad publica

Si se es clasemediero es mejor comprar con ese dinero un terreno y regalarselo al final de la carrera.

Mas provecho y dinero le vas a ver a esa inversion. Solo hay que ver el tiempo que tarda en retornar un gasto en universidad privada

Morsa said...

Enrique,

No creo que le saques más provecho a un terreno que al educarte. Me parece que si el objetivo es que los hijos tengan el futuro asegurado, pues ni para qué mandarlos a la escuela y entonces buscar hacer negocios para que cuando crezcan, tengan de qué sostenerse. Pero eso no me parece ser el objetivo de la vida. No estoy de acuerdo, pues.

Carlos Morales said...

Lamentablemente así está pasando don Manuel, tuve la fortuna de impartir clases durante 3 semestres a alumnos de Ingeniería en Computación y pude darme cuenta de lo apático que llegan a ser algunos alumnos, no quieren pensar, no quieren esforzarse, quieren todo regalado, creen que por estar pagando merecen su 10 de calificación aunque claro existen las excepciones como en todo, un abrazo Manuel. JCMR;

Ico said...

Tambien del Politecnico salen muy buenos profesionistas Manuel, muchos de mis compañeros de Ing. en sistemas son muy competentes y todos salimos de la E.S.COM..

Tiene muchos puntos debatibles (por que carambas no se enseñaba UNIX en la etapa formativa de la carrera es un misterio para mi hasta ahora), pero algo me queda claro, cuando algo es "gratuito", cuando el alumno no es el "cliente", se libera al profesor de estar concintiendo tonterias y si tenemos suerte (como yo la tuve) te encontraras con un profesor que su objetivo sea enseñar, y en el proceso pondra una carga de trabajo que nos desafíe en pro de hacernos crecer. Lastimosamente es el tipo de cosas que al menos en mi caso asimile cuando estaba en el posgrado, de haber sido mas maduro hubiera aprovechado mejor mis clases en la carrera.

Saludos.

LS said...

Morsa,
Pareces afectado con "unamitis"... debido a comentarios cuestionables como "la UNAM es de donde salen los mejores profesionistas de este país".
Yo no hablo en términos tan generales, porque no sé de las demás carreras, pero al menos en arquitectura, que es mi tema, el ITESM Campus Querétaro ha ganado el premio Mario Pani (concurso de estudiantes, creado por la UNAM... se dice el mas importante del país) 4 veces en los últimos doce años. En la casa de la UNAM.
Yo mismo soy egresado del ITESM Qro y como alumno, exigía la mejoría del nivel académico, precisamente porque como cliente, exijo. Y en la mayoría de los casos, la escuela respondió.

Tristemente me parece que uno de los puntos menos favorables para la mejora de la UNAM es precisamente la falta de autocrítica, de profesores y alumnos. Y me parece algo sistémico, pero repito, solo lo afirmo en el campo de la arquitectura y diseño. No llega a tanto mi soberbia.
Saludos.

Morsa said...

LS, la UNAM es la mejor Universidad de este país. Ahí se hace el 50% de la investigación que se hace en toda la república. Es incomparable contra cualquier universidad privada que me pongas. Y sí, muchas podrán tener sus propios méritos, pero en términos generales, la UNAM es la Máxima Casa de Estudios. No es "unamitis", es la verdad/